La chica de la semana: La gata negra

Siguiendo con nuestra sección de “La Chica de la Semana” hoy os traemos a una de mis favoritas (y de muchos de vosotros también, pillines). Se trata de la Gata Negra (Black Cat), fémina que suele ser una habitual en las colecciones de Spiderman mes sí y mes no. Fue creada por el escritor Marv Wolfman y el artista Keith Pollard y debutó en Amazing Spiderman #194 (más concretamente en Julio de 1979) y desde entonces no ha parado de ser un quebradero de cabeza para el pobre trepamuros (aunque bien pensado, bendito quebradero de cabeza).

Felicia Hardy siempre fue el prototipo de niña mimada cuando era pequeña, tenía lo que quería, cuando y como lo quería, intentando imitar a su querido padre, Walter Hardy, en todo lo que este hacía. Pero un tiempo después recibió una noticia muy dura. Su padre había muerto en un accidente de avión. Aunque todavía no he visto yo un personaje marvel que muera en accidente y no regrese al poco, así que este no iba a ser menos.La verdad en este caso era que Walter Hardy era el mejor ladrón de guante blanco del mundo, pero sus crímenes habían acabado con él. Seguía vivo, pero pudriéndose en la cárcel. Este hecho animó a Felicia a trabajar duro para ser siempre la número uno en todo lo que se propusiera, como había hecho su padre (anda que el ejemplo…).

Durante su primer año en la universidad, Felicia fue violada por su novio Ryan, hecho que la marcó para siempre y que por cierto, no todo el mundo sabe. Felicia, la cual se sentía asqueada de haber sido una víctima, se puso a pensar en las consecuencias que le traería “matar a su agresor”, es decir, pasar a ser el lado atacante y dejar de ser víctima. Abandonó los estudios y se impuso un riguroso régimen de entrenamiento físico que incrementó su fuerza, resistencia, agilidad y dominó diversas disciplinas de las artes marciales. Tras meses preparándose, Felicia ya se disponía a matar a Ryan, pero su venganza se le fue al traste tras descubrir que Ryan murió en un accidente de tráfico por conducir borracho, cosa que frustró todo el plan de venganza de Felicia.

La gata se empeñó en seguir los pasos de su padre, amasando con el tiempo una inmensa fortuna en los atracos que perpetraba en casas y museos, de donde se llevaba muchos objetos de valor. Realizó el traje de la Gata Negra para liberar a su padre, tras descubrir que se encontraba agonizando. Esa misma noche se topó con  Spiderman, empezando aquí sus múltiples encontronazos, siendo el arácnido el único hombre en mucho tiempo que no repudiaba Felicia por completo debido a su trauma. Spiderman fue el primer hombre en el que depositó toda su confianza y aprecio. Tras la muerte de su padre, Felicia mantuvo la identidad de la Gata Negra con el fin de ganarse el afecto de Spiderman, el cual a su vez, al ver algo de bondad en ella, hizo todo lo posible por limpiar su honor y sus antecedentes criminales.

Deshaciéndose de sus tendencias criminales y todos los perifollos varios, Felicia sucumbió a su entonces abrumadora atracción hacia el héroe y se unió en su guerra contra el crimen, consiguiendo así una amnistía por parte de la policía. Más tarde, Felicia consiguió poderes gracias a criminales como Kingpin o El Chapucero, que mediante drogas o un sencillo aparato en su oído consiguió que la Gata aumentara su velocidad, agilidad y fuerza, y consiguió asimismo el poder de atraer la mala suerte hacia cualquier posible atacante. Spider-Man, que estaba el hombre enamorado hasta las trancas, correspondió los fuertes sentimientos de la Gata Negra, llegando incluso a revelar su identidad secreta. Pero cuando descubrió que era a Spider-Man a quien amaba y no a Peter Parker, paranoia que nunca he conseguido perdonarle del todo al personaje, este puso fin a la relación.

WTFlan!!

Desde entonces, Felicia ha vivido su propia vida, financiada en parte por todo lo que había ganado en su etapa de ladrona, pero manteniéndose en el lado de los buenos desde que Spiderman cambiara su vida, luchando contra el crimen y apareciendo en diversos crossovers Marvel. Los tonteos han sido muchos y con más o menos importancia a lo largo de la serie (como podemos comprobar en la imagen de la derecha), pero los sentimientos mútuos que puedan quedar entre ambos no han pasado a mayores desde que dejaron de ser pareja.

En televisión pudimos verla en la serie de los noventa sobre el trepamuros (¡cuánto daño hizo esa serie, ains…!) y aun estamos a la espera de verla algún día en la gran pantalla en alguna de las futuras películas de Spiderman. ¿Sera en el reboot? El tiempo lo dirá. Mientras, os dejamos con algunas imágenes de Miss Cuero 2011 y con una nueva imagen del rodaje de The Amazing Spiderman. Sed buenos y recordad, Spiderman y la gata os vigilan..

Spidey y la gata en pleno rodaje
Miauuuu…
Veneno vs La gata negra
La gata y Lobezno
Fan art de la gata para Spiderman 4
Version de Ultimate Spiderman

 

Escrito por José Carlos Cabra

2 Comentarios

  1. pues la gata negra siempre me ha parecido una villana mas en la historia del hombre araña ya la vimos en the amazing spiderman 2 pero solo con el aspecto dela actriz ella no lleva mascara sus orejas puntiagudas pero este personaje teníamos la idea de que lo verimos en la secuela que ib a ser sam raimy despues del fallo spiderman 3 en esta pelicula se confirmaba a fe licia la gata negra los villanos iban a ser el lagarto carnage adrian toomes pero el proyecto fue cancelado después de esto tendríamos el reinicio de la saga de el hombre araña donde se enfrentaria al lagarto pero no hubo cameos ni de una mujer llamada felicia llega el 2014 vimos a una blak cat pero no bien estructurada no conocia a spiderman ni tampoco tenia su traje negro talvez para próximas películas ya que son y tiene planeado hacer un universo de spiderman como los vengadores los guardianes de la galaxia entre otros personajes ya conocidos solo vimos al buitre una vez pero tampoco sin sutraje tal vez para la pelicula de los seis siniestros veamnos una mencion de spiderman blak cat o de norman osborn ya que en la escena final eliminada sale la cabeza de norman osborn el duende verde

¡No te vayas sin comentar!