Medievil

Continuando un poco con la review de videojuegos clásicos esta semana os traigo uno que a los mas veteranos jugones del lugar os hará sentir nostalgia. Si la semana pasada fue la saga Metal Gear, esta semana le toca el turno a las aventuras de Sir Dan Fortesque en Medievil. El videojuego salio en octubre de 1998 en Europa y América y en 1999 en Japón, en formato Play Station 1. Un par de años después (en el 2000) tuvo una secuela titulada Medievil 2 también para Play Station 1. El título es un juego de palabras compuesto por las palabras inglesas medieval y evil, que significan respectivamente ‘medieval’ y ‘maldad’, ya que los temas del videojuego son la edad media y el humor negro con toques que recuerdan mucho a Tim Burton.

Como todos aquellos que lo hayáis jugado en su momento, el juego a mi me parecio divertido y original, con una banda sonora que podría haber firmado tranquilamente el mismísimo Danny Elfman y unos graficos que, sin ser nada del otro mundo, para aquella época me parecían lo mas, sobre todo cuando aparecían los vídeos renderizados a una calidad mucho mas alta.

El argumento del juego sin embargo estaba bastante cuidado dentro de las limitaciones de la época. Todo transcurre en el reino de Gallowmere en el año 1286. El mago de la corte real, Zarok, es expulsado del reino acusado de nigromancia. Este se pilla un rebote y con sus artes oscuras invoca un ejercito de Zombis para así poder vengarse del Rey Peregrino (no veas el nombrecito). En la batalla final entre las hordas del mago y el Rey, el capitan Sir Daniel Fortesque muere en combate tras matar a Zarok librando así al reino de todo mal. O al menos, esa era la versión oficial…

La versión real es algo distinta. Fortesque murió en la primera oleada de flechas que hubo y la batalla tuvo que continuar sin el. Zarok no murió, sino que tuvo que retirarse a esperar una mejor ocasión para poder vengarse. A ojos del pueblo, Fortesque fue un héroe de guerra, pero unos pocos conocían la realidad. Cien años mas tarde (casi nada) el mago regresa, resucitando a todos los muertos y poseyendo a los habitantes del reino de Gallowmere, haciéndose así con un ejercito aun mayor que el anterior. Entre los resucitados se encuentra Sir Daniel, el cual tendrá que echar mano de toda su valentía y recursos para, esta vez si, terminar con Zarok de una vez por todas.

A través de varios niveles deberemos ir eliminando zombis, intentar no matar civiles poseídos (cosa que a mi confieso que a veces me resultaba tentador), resolver puzzles que variaban en dificultad segun el nivel, e ir derrotando a los clásicos jefes finales de cada nivel.

El juego tenia un total de veintidos niveles los cuales se titulaban:

  • La cripta de Dani
  • El cementerio
  • La colina del cementerio
  • El mausoleo de la cima de la colina
  • Regreso al cementerio
  • Campos de espantapájaros
  • La garganta de las calabazas
  • La serpiente calabaza
  • El pueblo durmiente
  • Los jardines del asilo
  • Las mazmorras del asilo
  • La tierra encantada
  • El hormiguero
  • La ciénaga de los viejos muertos (mi favorita)
  • El lago
  • Las cuevas de cristal
  • El guantelete de Gallows
  • Las ruinas encantadas
  • El barco fantasma
  • La sala de la entrada
  • El dispositivo del tiempo
  • La guarida de Zarok

En si los enemigos finales no eran muy dificiles de eliminar, todos seguían una rutina que, una vez adivinada, nos permitia pasar de ellos con relativa facilidad. Tal vez la fase de el hormiguero fuese la que mas difícil me pareció, ya que como su propio nombre indica se desarrollaba en un hormiguero y orientarse era una autentica pesadilla.

Durante el juego la única manera de ir desarrollando a tu personaje era llenar un objeto que se llamaba “el cáliz de almas“. Por cada enemigo derrotado el cáliz se llenaba un poco mas. Cuando lo tenias al 100%, al final de la fase aparecías en un recinto denominado “la sala de héroes”. Con cada visita hablabas con uno de tus antiguos compañeros de guerra, el cual te daba su arma para hacerte mas fácil tu cruzada. Por supuesto al final terminabas matando a Zarok y arreglando todo el desaguisado que se había organizado (y sin haberlo deseado…). Un par de años mas tarde salio la secuela, Medievil 2, la cual era mas de lo mismo, solo que cambiando a Zarok por un ricachón que se había hecho con el libro de este y había vuelto a resucitar a los muertos. Tenia lugar en el Londres victoriano, pero si quitamos el cambio de escenarios, el juego no presentaba muchas novedades. Lo mas gracioso era que por fin podíamos quitarnos la cabeza para ponerla en las manos verdes que recorrían los escenarios para así tener acceso a otras áreas del juego.

En 2005 recibió un lavado de cara en el remake para psp Medievil resurrection, el cual si que presentaba bastantes novedades (mejores graficos, nuevos personajes etc) y que mantenía el espíritu del original en bastantes fases del juego. Nunca hubo mas juegos para Play Station 2 como se había llegado a rumorear, lo ultimo fue poder descargarlo desde 2007 en Play Station Store y poder volver a disfrutar del clásico en PSP o PS3. Juegos tan divertidos como este, ya no se hacen mucho.Os dejo aquí fragmentos de su genial Banda Sonora y los primeros 7 minutos de juego, donde podréis ver la escena en la que muere Dan Fortesque y la intro, todo ello en Español. Saludos!!

 

Escrito por José Carlos Cabra

Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

1 Comentario

  1. casi todas las bandas sonoras del medievil 1 fueron excelentes, a mi en particular me gusta la de las cuevas de cristal, el pueblo durmiente, la cripta de dan. y entre otras cosas es una lastima que ya no este n isiquiera en venta el juegoi BLOOD 1 y BLOOD 2 THE CHOSEN para pc. son 2 juegos increibles. saludos desde cali .colombia

¡No te vayas sin comentar!