Maus

¡Qué se puede decir de Maus que no se haya escrito ya! Si aún no conocéis esta obra de arte, debería bastar con deciros que ganó el premio Pulitzer en 1992. Sí, es un cómic, novela gráfica o como lo queráis llamar, que escapa de la idea que todos tenemos por cómcis como los de Superman o novelas gráficas como Watchmen o 300. Maus es mucho más que todo eso. Si queréis descubrir qué hace al que está considerado uno de los mejores cómics de todos los tiempos tan especial, solo tenéis que seguir leyendo.

Maus: relato de un superviviente es un cómic (o cómic alternativo como muchos lo llaman) creado por el dibujante estadounidense Art Spiegelman y publicado por entregas en la revista Raw, de la que fue editor en su día, entre los años 1980 y 1991. No obstante la primera historia de Maus vio la luz en 1972 en la revista “Funny Aminals”. Seguramente ni el mismo Art podía llegar a pensar en el éxito que le esperaría años más tarde ni en lo que su obra se iba a convertir. El cómic se publicó al principio en dos partes: Mi padre sangra historia (My Father Bleeds History, 1986) e Y allí empezaron mis problemas (And Here My Troubles Began, 1991),  uniéndolas al final en un único tomo de una calidad bastante más que buena, pero que en su primera edición tenía algunos fallos de traducción.

El cómic nos narra la historia real del padre del autor, Vladek Spiegelman, el cual era un judío polaco que vivió durante la Segunda Guerra Mundial. Art Spiegelman, queriendo dejar constancia de todo lo que le había ocurrido a su padre (Vladek) contó la historia como una novela gráfica, llevando a cabo una serie de entrevistas con él durante varios años. Vladek cuenta cómo la política alemana hacia los judíos cambió a finales de 1930, y cómo su familia llegó a sufrir la miseria, la persecución, y en algunos momentos, pérdidas humanas. Tras pasar algún tiempo, finalmente fue enviado a Auschwitz como prisionero.

Entre las entrevistas, la novela registra la vida contemporánea (19701980) de la familia Spiegelman en la zona de Rego Park de Nueva York, a donde llegaron los padres del autor tras la guerra. En particular, se describe la personalidad difícil de Vladek y la relación tan complicada que tienen padre e hijo. Él es extremadamente tacaño y le hace la vida muy difícil a su primera esposa Anja, (la madre de Art, una superviviente de un campo de concentración que se suicidó) y su segunda esposa, Mala (también una superviviente de los campos de concentración).  

Art contrasta al Vladek contemporáneo con el histórico, a quien solo conoce indirectamente a través de su investigación. El autor intenta plasmar lo que su padre le cuenta en las entrevistas con el mayor detalle posible, explicándonos cómo eran los soldados alemanes con los prisioneros y las cosas que tenían que hacer para poder obtener hasta las cosas mas básicas para sobrevivir. Vladek muestra su punto de vista en la historia, y dibuja a los personajes a través de una forma animal metafórica. Así pues, los estadounidenses son perros persiguiendo a los alemanes que son vistos como gatos que a su vez persiguen a los judíos, vistos como ratones (de ahí el título de la obra). También está retratado en la historia los polacos (cerdos), los británicos (pescado), y los franceses (ranas). Mientras que la obra en sí no da señales de discriminación racial en sus dibujos, Vladek todavía muestra signos de racismo tras todo lo sucedido en los campos de concentración.

La novela, en su formato original  inglés, nos muestra cómo Vladek Spiegelman, el personaje principal junto con su hijo, utiliza un inglés bastante malo, que delata sus origenes polacos. En la primera edición en español este rasgo del personaje no se pudo apreciar porque a la hora de traducirlo no se respetó . Por el contrario, en la edición de Planeta DeAgostini, se mantiene este rasgo característico del personaje, usando recursos propios de la lengua española que tratan de reflejar la forma original de hablar de Vladek. De esta forma, el personaje confunde los tiempos verbales, los géneros gramaticales y otras formas gramaticales básicas del idioma. La verdad que es muy de agradecer que las editoriales de vez en cuando se tomen estas molestias, porque no sé a vosotros, pero yo sí que lo agradezco.

Para todos aquellos que queráis compraros esta obra maestra, Norma Editorial publicó en nuestro pais la primera parte de Maus en 1989, pero encontrar esa edición a día de hoy es imposible. Sin embargo en Diciembre de 2001 Planeta-DeAgostini publicó la obra completa en un tomo recopilatorio que incluye las dos partes en que se divide la historia, siendo la segunda parte inédita en España hasta ese momento. La actual edición que podemos encontrar en las tiendas es la publicada por el sello Reservoir Books de Random House Mondadori en junio de 2007 con un precio de 21,90 €. Así que si no lo tenéis aún, os lo recomiendo, nunca está de más una obra maestra como esta en casa, más aún si hablamos de un premio Pulitzer entre otros galardones.

Escrito por José Carlos Cabra
Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

¡No te vayas sin comentar!