Superman: Tierra Uno

Hoy es un día en el que debo dar gracias a Beldar. Gracias a él he descubierto una joya que recibe por título “Superman: Tierra uno”. En esta obra, el guionista J. Michael Straczynski, el cual no sabía que ahora estaba trabajando con DC, vuelve a conseguir lo que muy pocos guionistas son capaces de hacer, reinventar a un personaje que es querido por miles de personas y que parezca totalmente nuevo, fresco y original. Todo esto de la mano del dibujante Shane Davids, el cual debo decir que también hace un trabajo soberbio aunque también, y todo hay que decirlo, tiene bastante margen de mejora todavía.  El tomo ha salido recientemente a un precio de 14,95€ en formato de tapa dura de la mano de Planeta de Agostini. A continuación encontraréis un resumen más a fondo de esta maravilla, espero que lo disfrutéis…

” Clark Kent es alguien diferente. Puede volar. Puede ver a través de las paredes. Quemar cosas con su mirada. Es un dios entre mortales. Pero es también alguien solo y sin ningún propósito. Como muchos jóvenes de 20 años no sabe qué hacer con su vida. Podría elegir cualquier ámbito: deportes, ciencias, economía o periodismo. El cielo es el límite… siempre que oculte al mundo sus poderes y su verdadera identidad. Pero cuando los cielos se oscurecen con naves de planetas remotos y la propia existencia de la Tierra se ve amenazada, Clark debe tomar la decisión más importante de su vida: revelar su presencia al mundo y sacrificar así toda esperanza de llevar una vida normal… o dejar que el mundo muera a su alrededor.”

Así reza el resumen de la contraportada del tomo, el cual me ha gustado tantísimo que no he podido resistirme a empezar esta review sin él. Si hay algo que se puede decir, o mejor, unas palabras con la que describir este tomo es aire fresco. Muchos son los reinicios que se realizan de muchísimos superhéroes, algunos malos con ganas, como esa basura infecta la desafortunada Spiderman Año Uno, o, por el contrario, como en el caso que nos compete hoy, Superman Tierra uno, la cual engancha desde la primera página y ya no te suelta hasta el final.

Una cosa que no se puede discutir es que Superman atrae más a lectores veteranos que a adolescentes; no sé exactamente por qué será, pero es algo que he hablado en multitud de ocasiones con muchos buenos y ya entrados en años lectores de cómic. Este tomo parece estar pensado para enganchar a un público nuevo, desde cero, es una apuesta por parte de DC Comics muy arriesgada, y cuando arriesgas con algo como Superman, tienes que ir sobre seguro.

Y para eso solo puedes contar con el único guionista en la actualidad que puede conseguir lo que se proponga, y ese no es otro que J.M. Straczynski. No me cansaré de repetirlo por activa y por pasiva, todo lo que este hombre toca, lo convierte en oro. Cogió por banda a Spiderman cuando parecía que no había manera de renovar al personaje, que no había nada original que contar. Llegó él y lo colocó el número uno en ventas en Estados Unidos. Y es que el guionista de Babilon 5 no se anda con chiquitas. Más tarde cogió a Thor y también consiguió que el personaje fuera más interesante de lo que lo había sido en años. Ahora ha dado el salto a DC para ponerse manos a la obra con el hombre de acero, y se puede decir de momento que no tiene pensado bajar el listón con él. Otra cosa que J.M.S le da a sus obras, y es una de sus mayores virtudes, es el humor. A veces los guionistas se pasan con chistes que no tienen la menor gracia, o simplemente no se dan cuenta que hay ciertos personajes a los que no les va ser graciosos. Lo que J.M.S hace con sus personajes va más allá del chiste fácil o de la situación cómica. Hace que cualquier superhéroe, por más serio o seco que sea, quede bien en cualquier situación cómica en la que se encuentre, y si no me creéis, solo tenéis que leer en su Thor esa reunión de vecinos de un pueblo a la que acude medio Asgard solo para discutir problemas de tuberías causados por uno de los dioses nórdicos. Con esto no quiero decir que Superman sea un personaje como el Punisher, que tiene el sentido del humor de una corteza de maíz, pero este Clark es diferente al que conocíais, a algunos, como es mi caso, os encantará, a otros, tal vez no tanto..

En este tomo, nos encontramos con un joven Clark algo más serio de lo que nos tiene acostumbrado en su serie original, el cual acaba de terminar el instituto en su pueblo natal, Smallville, y que se muda a la gran ciudad en busca de un sustento para él, para su madre y quién sabe, tal vez algunas respuestas. Desde el principio del tomo vemos cómo Clark está obsesionado por no saber nada de su origen. Piensa que es un bicho raro, y no sabe qué o quién es ni cuál es el propósito de que esté aquí en la Tierra. Se ha pasado toda su infancia fingiendo ante los demás, para que nadie sospechara nada de sus habilidades, y eso es algo que a este Clark le ha pasado factura en el carácter con el paso de los años. Una buena mañana, una invasión a escala mundial hace temblar a la humanidad. Cientos de naves hacen su aparicion en diferentes puntos de la Tierra y comienza un ataque sincronizado a algunas de las mayores capitales del mundo. Clark se ve obligado a elegir. Al final toma la decisión que, aunque le condena a no poder volver a llevar una vida normal, es la que siente que es la correcta. El mundo entero queda maravillado con el hombre de acero, que termina con la invasión y salva a la raza humana de una destrucción casi segura. Desde ese día el mundo tiene un nuevo héroe, del cual os diría que ya sabéis su historia, pero este no es el Superman de siempre, sino el Superman de Strazcynski, y como él mismo dice: “el cielo es el límite, quién sabe qué más cosas veremos a partir de ahora…”

Como ya os decía antes, acaba de salir y merecería la pena que le echarais un ojo, pues en mi opinión vale lo que cuesta.

Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

¡No te vayas sin comentar!