Thor

Este viernes pude disfrutar junto a Musashi del visionado de esta película en el cine y la verdad es que me dejó un buen sabor de boca. Así que voy a comentar mi opinión, por si puede servir de orientación a alguien que dude en verla o por si queréis saber que os vais a encontrar, lógicamente, comentaré la trama por encima para no reventaros la película.

La primera duda que puede surgir es en que calidad visionarla: Tenemos versión normal, Digital 2D y 3D, pues bien, que sepáis que la película fue rodada íntegramente en 2D para después añadirle el efecto 3D, así que no nos encontraremos con la vistosidad de Avatar, aunque caben destacar las escenas de Asgard y el Destructor, en las cuales se puede apreciar dicho efecto. Aún así, yo soy partidario de verla en Digital 2D, una imagen bien definida, buena calidad y sin necesidad de llevar gafas puestas.

Dejando a un lado las diferentes calidades nos centramos en la película, dirigida por Kenneth Branagh (Hamlet, Frankenstein) y con J.M Straczinsky como co-guionista (Amazing Spider-Man, Superman: Tierra Uno), nos la presentan de tal forma que bien parecen dos filmes distintos unidos por un mismo eje. En su primera parte, nos cuenta la historia de Asgard y sus enemigos, los “Gigantes de Hielo” (los cuales son bastante más pequeños que en el cómic, pero cumplen bien su cometido), para enseñarnos a un valiente y orgulloso Thor que es castigado por su padre Odín y enviado a la Tierra, donde se auto-proclamaron dioses hace cientos de años, para tener una cura de humildad. Dicha parte plasma de forma majestuosa la ciudad de Asgard, el puente del arco iris (Bifrost) y la tierra de Jotunheim, además de presentarnos a varios personajes vistos en los cómics: Odín, Loki, Heimdall (curiosamente ahora es un dios nórdico negro…) Sif, Fandral, Hogun y Volstagg, echando de menos la aparición de Balder. Cabe destacar que la mayoría de los actores reflejan muy bien a sus personajes homónimos, sobre todo los tres principales, Thor, Loki y Odín (Anthony Hopkins), quienes literalmente parecen sacados de las viñetas. El único que tal vez no encaje demasiado sea Heimdall, a quien hemos estado acostumbrados a conocerlo con piel blanca (un caso similar al Kingpin de Daredevil).

Chris Hemsworth plasma perfectamente el aspecto físico del Dios del Trueno, pero… como muchas veces pasa, el doblaje no le ha acompañado nada, ofreciéndonos así una voz a la que parece que le hacían falta hormonas masculinas, cosa que no pasa con su voz original. Por otro lado, resaltar también la increíble actuación de Tom Hiddlestom (Loki), quien interpreta de una manera sublime al dios nórdico de la mentira y el engaño, al cual, en este caso, si que le acompañaba la voz.

Una vez que nos han presentado toda la mitología nórdica y Thor es mandado a la Tierra, comienza “otra película” en la que nos plantean varias escenas cómicas con el Dios del Trueno como protagonista, plasmándonos tal vez su etapa Ultimate y en la que vemos a un elenco de actores nuevos en lo que a películas de Marvel se refiere, entre ellos a Natalie Portman que interpreta a una científica llamada Jane Foster (en los cómics era enfermera) y a Stellan Skarsgård (quien fue noticia hace unos días en nuestra página) como otro científico llamado Erik Selvig. También vemos de nuevo a Clark Greeg interpretando como en Iron Man al agente Phil Couson de SHIELD y por si fuera poco, nos presentan de pasada a otro vengador, Clint Barton (aka Hawkeye) interpretado por Jeremy Renner (SWAT, 28 semanas después), por lo que entendemos que no tendrá película propia por el momento.

En lo que similitud a cómics se refiere, se han saltado alguna que otra cosa, ya que por ejemplo, Thor en las viñetas cuando es enviado a la Tierra se convierte en el Dr. Donald Blake y no tenía constancia de su anterior existencia como Dios del Trueno hasta que consigue el martillo Mjolnir (nombre que parece que en la película en su versión española no saben pronunciar) y en cambio en el filme, simplemente le convierten en un mortal, privándole de sus poderes y haciendo un guiño al nombre de Donald Blake.

A partir de la mitad de la película, todo sucede tal vez demasiado deprisa y se echa en falta que hubiesen alargado 30 minutos más de metraje para explicar las cosas un poco más calmadamente. La batalla final en la Tierra, pese a que sucede en mitad de un desolado pueblo de Arkansas (si me dicen que es un decorado de Almeria me lo creo), no peca de ser excesivamente larga y nos enseñan a un Destructor bastante imponente.

Resumiendo, es una película que al igual que todas tiene sus fallos, pero que en general, personalmente me ha gustado bastante y si me tengo que quejar de algo es de que no la hayan hecho más larga, cosa que denota que no me aburrí para nada. Si tendría que buscar otra película similar, elegiría las de Iron Man, ya que se acerca más a esa línea que a la vista en Spider-Man o en Daredevil.

Por cierto, si no os quedasteis a ver la escena de después de los créditos, os la dejo aquí, pero atención, muestra Spoilers:

¡No te vayas sin comentar!