Vagabond

Simplemente uno de los mejores mangas de la historia, una auténtica obra de arte. La reseña que os traigo hoy es sobre el que es para mí, a día de hoy, el mejor manga que he leído nunca (con permiso de Slam Dunk o Dragon Ball). Vagabond nos cuenta la vida y obras de Musashi Miyamoto (¿os suena el nombre de algo?) el samurái más famoso de todos los tiempos, del que se han escrito novelas, realizado películas y series de animación e imagen real y del que se está hablando mucho estos días gracias a la adaptación al manga del maestro de maestros Takehiko Inoue. La serie está acaparando premios sin parar, entre ellos el más prestigioso que se puede conceder a una obra del país del sol naciente, el Cultural Tezuka Osamu. Os invito a que descubráis al hombre detrás del mito y la leyenda en una época donde los hombres vivían y morían por honor y gracias a la espada podías pasar de ser un don nadie a ser un maestro, todo ello a través de la obra del que es a día de hoy el mejor mangaka que existe…

Vagabond ((バガボンド) es un manga (cómic japones) que vio la luz en 1998 siendo editado en la revista semanal Shukan Moningun y que aún no ha sido acabada, siendo el tomo número 33 el último editado hasta la fecha en nuestro país, en el cual es editado por Ivrea. El manga nos cuenta la historia de Takezo, un joven un tanto salvaje el cual está totalmente obsesionado con llegar a ser “el hombre más fuerte del mundo”. Sin un maestro que le enseñara técnicas de combate con la espada, Takezo, armado solo con un boken (espada de madera) empieza a llamar la atención del pueblo debido a que siendo aún un niño llega a matar a un maestro samurái en un duelo armado solo con su palo de madera. La actitud rebelde y agresiva del joven hace que este le pida a su amigo de la infancia, Matahachi Hon´íden que le acompañe a la guerra (en esos momentos Japón estaba en plena guerra civil).

Musashi Miyamoto

Tras regresar derrotados, Takezo decide empezar una nueva vida en la capital bajo el nombre de Musashi Miyamoto y emprender el camino de la espada, con el único objetivo de llegar a ser “el mejor de todos”. Cuando llega a la capital, lo primero que hace es ir al dojo Yoshioka (el más famoso de aquella época) y retar a todos los alumnos y maestros. Consigue derrotar (y matar) a unos cuantos alumnos, pero a la hora de enfrentarse con el segundo heredero del dojo, Denshinchiro Yoshioka, se produce un incendio en el dojo (no os voy a reventar cómo) y el combate se aplaza para justo un año a partir de ese día. Comienza entonces una época de aprendizaje en la que veremos la evolución del personaje, desde el salvajismo que demuestra al principio y su falta de interés por la vida de sus adversarios, hasta llegar a ser uno de los mejores estrategas y más respetados samuráis de la época. Todo esto lo consigue gracias a que en su camino se topa con los mejores y más influyentes maestros de artes marciales de muchas disciplinas diferentes, con los que consigue no solo mejorar su técnica de lucha, sino profundizar en el sentido de la vida, del camino del guerrero y de todo lo que le rodea.

Kojiro Sasaki

Como todo buen protagonista que se precie, siempre debe de haber una chica en su vida. La interesada en este caso es Otsu, una amiga de la infancia que inicialmente estaba prometida a Matahachi, pero esta, cuando Musashi abandona la aldea, sale en su busca, llegando a vivir como invitada durante mucho tiempo en uno de los dojos más importantes de la época junto a su señor, el maestro Yagyu Munetoshi. En cuanto a sus adversarios, históricamente siempre se ha asociado a Musashi con otro samurái de la época llamado Kojiro Sasaki otro experto espadachín, creador del estilo Ganryuu de combate. Como curiosidad podemos resaltar lo que más llama la atención de todos los que comienzan a leer la etapa de Kojiro, y es que este es sordo de nacimiento. El verdadero Kojiro (1585 a 13 de Abril de 1612) era un experto espadachín que vivió durante el período Sengoku y principios de el período Edo, ganándose una buena reputación gracias a su manejo de la espada. No era sordo, como podemos ver en Vagabond, pero sí podemos decir que el hecho de que Inoue le haya atribuido esta minusvalía da mucho más juego al personaje y lo hace mucho más carismático si es que eso es posible.

                                                              El verdadero Musashi

El manga está basado en la novela de Eiji Yoshikawa, la cual lleva por título “Musashi”, y que relata la vida del samurái de la manera más fidedigna posible, utilizando todos los datos que el autor pudo recopilar. Takezo, o como más se le conoce, Musashi Miyamoto (宮本 武蔵) nació  sobre el año 1584, dato que no se sabe con certeza, y murió el 19 de Mayo de 1645. Apenas tuvo relación con su padre, el cual murió o desapareció cuando aún era un niño, quedando al cargo de un tío suyo. Los escritos le describen como un joven de carácter tumultuoso, con gran fuerza de voluntad, y físicamente muy desarrollado para su edad. Sin duda alguna, la historia que más fascina a todos los que indagan sobre Musashi es que en una sola noche mató a 60 discípulos del dojo Yoshioka, los cuales le habían tendido una emboscada a las afueras de la ciudad. En el manga es el acontecimiento que más dura (entre 3 y 4 tomos) y solo cambia un par de detalles con respecto a la novela original, como la muerte de un niño durante la batalla.

Además del arte de la espada, Musashi cultivó otras formas de arte como escultura, pintura, caligrafía y meditación zen. Fue el autor del “Libro de los cinco anillos”, (Go Rin No Sho) donde recopiló sus conocimientos en las artes de la espada y de la estrategia. Hoy en día es un libro muy utilizado por presidentes de compañías, ejecutivos y jefes de grandes empresas para idear estrategias de mercado y ética en los negocios. Gracias a su habilidad con la espada, Musashi no estaba limitado solamente a la katana y a la wakizashi (espada más corta que la katana). De hecho, por norma general solo usaba dos boken para combatir, ya que gracias a su técnica y su fuerza no necesitaba una hoja afilada para ganar los combates, hablando de los cuales, y esto es algo que no todo el mundo puede decir, Musashi Miyamoto nunca fue derrotado en combate, como él mismo ya escribió en su libro de “los cinco anillos”:

‘Me he entrenado con estrategias desde mi niñez, y a la edad de trece luché un duelo por primera vez. Mi oponente se llamaba Arima Kihei, un espadachín del ryu Shinto, y lo derroté. A la edad de dieciséis derroté a un poderoso guerrero de nombre Akiyama, que venía de la provincia de Tarima. A la edad de veintiuno fui a Kyoto y luché duelos con varios espadachines de escuelas famosas, pero nunca perdí’.

Escrito por José Carlos Cabra

Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

6 Comentarios

  1. He leído el manga, y aunque los dibujos son buenos hasta decir basta, el hilo argumental basada en la vida de Mushasi se hace muy pesado. El tema central se resume constantemente en LUCHA y FUERZA,lejos de cualquier otro indicio de variación, sin buenos buenos diálogos ,lo cual pierde total interés a los dos tomos de haberlo leído, y teniendo en cuenta la cantidad de tomos que existen, el guión permanece invariable. No catalogaría este cómic en cómic de pasatiempo, si no en historia. Solo aquellos que les gusten las artes marciales (o culturistas) sacarían verdadero jugo de esta (pesada) obra, que a mí pesar, no brilla en su desarrollo,y mucho menos entretiene; el objetivo principal de un buen guión.

  2. Musashi: respetando al máximo tu opinión, debo decir que la historia a mi si me parece de bastante peso (y te puedo asegurar que lamentablemente de culturista no tengo nada). La historia de Kojiro Sasaki es simplemente brutal, tal vez con algo mas de chicha que la de Musashi, que si bien es verdad que solo va buscando hacerse fuerte, lo verdaderamente genial de su historia es la profundidad de los protagonistas y sus diálogos. No solo es un Tio repartiendo palos a mansalva, se puede ver literalmente la evolución del personaje y de su entorno, los pensamientos y las reflexiones son cada vez mas profundas, la acción es mejor con cada tomo. Si quieres simplicidad en un argumento, con todo el dolor de mi corazón, hay tienes dragón ball z, que en su etapa final se podía resumir en: aparece Tio fuerte, me peto, le pego una paliza. Aparece otro Tio mas fuerte, me peto, le pego una paliza etc etc…

    Insisto, respeto tu opinión, pero no la comparto. Tal vez en este país hay aspectos de la cultura japonesa y de su forma de ver la vida que aquí nos cuesta tragar sea en formato manga, cine o cualquier otro.

    Saludetes!

  3. Decir que dragon ball es una de las mejores series… Teniendo en cuenta eso se hace difícil no ser subjetivo leyendo la reseña…ejem

  4. Veras, por mas que leo mi comentario anterior no veo eso que dices por ninguna parte. La llamo simple, que es mu diferente a lo que tu comentas. En su genero, marco una época y todos, o casi todos por lo que veo, disfrutamos con ella de pequeños. Es de las mejores (sino la mejor) en su genero. Pero vagabond esta muy por encima en muchos niveles. Es solo una opinión, una reseña basada en mi opinión, la cual no tiene que ser compartida por nadie, pero los premios y los reconocimientos están hay, eso ya no son opiniones.

    Pero de hay, a decir que yo he escrito eso, que por mas que miro sigo sin ver…. Ejem

    Lo siento, pero creo que no entendiste mi pos anterior…

¡No te vayas sin comentar!