Que fue de… Mark Gosselaar

Mark-Paul Harry Gosselaar (Mark Gosselaar) conocidos por muchos como Zack Morris en la popular serie de televisión “Salvados por la campana”, serie que emitió en EEUU la cadena NBC durante siete temporadas comprendidas entre 1988-1993 y unos años más tarde aquí en España. Después de esto Mark Gosselaar da la impresión que desapareció… Pero nada más lejos de la realidad. Primero echemos un vistazo a lo que ha sido su trabajo y veremos qué ha hecho durante este tiempo:

Nació en Panorama City, California el 1 de marzo de 1974, si hacéis cuentas resulta que este muchacho tiene 37 años, aunque mantenga un poco su cara de adolescente. Padre holandés y madre indonesia, es el menor de cuatro hermanos, dos de ellas chicas.
Comenzó a la temprana edad de 5 años como modelo en diferentes spots publicitarios y en su adolescencia tendría papeles pequeños en múltiples series. Saltó a la fama con la serie antes citada, que lo consagró sin ninguna duda como actor de TV, fue en ésta, en el año 93, donde conocería a su futura esposa con la que aún está casado y con quien comparte dos hijos fruto de su estable relación (lo siento chicas), aunque en mi exhaustiva búsqueda sobre este asunto he encontrado información reciente en la que se dice que pronto será su ex y que están intentando llegar a un acuerdo con la custodia de sus hijos, pero ya sabéis “se dice”.

La segunda mitad de la década de los 90 vivió de las rentas, pues solo tuvo apariciones fugaces en algunas películas para TV hasta el 98, año en el que intervino en su primer largometraje “Dead Man on Campus”, co-protagonizada con Tom Everett Scott, la típica comedia de universidad. En este mismo año lo intentó con la serie “Hyperion Bahía” y que como ocurre con muchas series no cuajó, mala elección… mala producción… malos guionistas… el caso es que no gustó. No paró de aparecer en series de TV especialmente en EEUU con éxito escaso.

Diferente fue la serie policíaca que apareció en 1993 NYPD Blue y que protagonizó durante los años 2001-2005, no lo haría tan mal para que estuviera durante 77 episodios. En 2001 protagonizó la comedia para TV “Beer Money” con Mercedes McNab y Nick Von Esmarch que trata de tres jóvenes que encuentran un extraterrestre y tratan de sacarle partido llevándolo a televisión, no tuvo mucho éxito pero es entretenida para ver. Más tarde se incorporaría a otra serie ya consolidada “Commander in Chief”  (“Señora presidenta”) durante 10 episodios con Geena Davis y Donald Sutherland en su última temporada de emisión en 2006.

Sí ha tenido mucho éxito en la serie “Ganando el Juicio” (Raising the Bar) en la que lidera un grupo de jóvenes que después de licenciarse en derecho tienen que enfrentarse entre ellos en los juzgados, unos como abogados, otros como fiscales, además de las interrelaciones personales entre ellos. Después de estrenarse en Noviembre de 2008 y tras 10 episodios se volvieron a rodar 15 episodios más, en su reestreno en 2009 reunió a más de 7 millones y medio de espectadores en EEUU, convirtiéndose en la serie más seguida de TV, sin embargo conforme iban pasando los meses la cifra fue menguando, reduciendo así las expectativas de los productores, por lo que no hubo una tercera temporada, ya sabéis, la audiencia es la que manda.

De sus aficiones diremos que le gustan mucho los deportes como el ciclismo, motociclismo y pilotar coches, que al parecer no se le da mal.

Ha aparecido a lo largo de los años en una gran cantidad de series y películas, algunas de bajo presupuesto, lo que ha provocado que en lugares ajenos a EEUU parezca que haya desaparecido… pero el que no sepamos nada de él no significa que no siga con la interpretación, cosa a la que al parecer y con independencia de su éxito sigue haciendo. Lo alabamos por eso y no dejamos de estar a la expectativa de que de nuevo nos sorprenda.

Escrito por Manel Montes

Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

¡No te vayas sin comentar!