Amigo Alien: Starman

Uno de los ejemplos más representativo de un Amigo Alien en el cine es el clásico Starman, dirigido en 1984 por John Carpenter y protagonizado por Jeff Bridges.

En la película, las Naciones Unidas mandan un satélite con información sobre la humanidad, para que lo encontrasen seres de otros mundos. El mensaje finalizaba con “Por favor, venid a visitar nuestro planeta: La Tierra.”

¿Pero qué pasaría si un ser de otro universo oyese el mensaje y decidiese visitarnos? ¿Les acogerían los terrícolas con honores? ¿Les enseñaríamos parte de nuestra cultura? ¿Se les invitaría a degustar nuestros mejores platos y dormir en nuestras mejores estancias, rodeados de todas las comodidades?

Parece que la respuesta es obvia. Y de esto trata la historia de Starman. Pobre hombre de las estrellas, solo en un lugar desconocido y hostil, perseguido y con grandes dificultades para regresar con los suyos y a su hogar.

Nuestro héroe extranjero, tras haber aprendido 54 lenguas de la tierra (“salutaciones” en 54 idiomas) e intentar, sin éxito, congeniar con los habitantes de este planeta, cobra apariencia humana, reencarnándose en un hombre fallecido (Scott), lo cual perturba considerablemente a la primera persona con la que se encuentra: su viuda. Karen Allen, que encarna al personaje de Jenny, asustada y conmovida, se cree secuestrada por el visitante, que nunca da muestras de ser violento. El hombre de las estrellas le pide a Jenny ayuda para llegar a Arizona, punto de encuentro donde se reunirá con su gente y podrá regresar a su hogar. Si no lo consigue en un plazo de tres días, morirá. Durante su peculiar travesía, ambos pasajeros encontrarán numerosos obstáculos mientras son perseguidos por las fuerzas del gobierno (cuyas intenciones no incluyen una fiesta de bienvenida, precisamente).

Lo mejor de la película: Jeff Bridges interpretando a un personaje que no sabe manejar correctamente un cuerpo humano. Recrea con completa naturalidad lo que es totalmente artificial.

Lo peor de la película: El doblaje de Jeff Bridges que, hablando, parece un robot.

La frase: Mark Shermin (científico contratado por el gobierno) a George Fox (oficial de la NASA): ¿Qué pasó con los buenos modales? Nosotros le invitamos.

Curiosidades:

– Aunque parezca extraño, es la única película de Carpenter nominada a los Oscar (Jeff Bridges, como mejor actor). No ganó.

– Esta película dio lugar a una serie en 1986, de una sola temporada de 22 capítulos, ambientada 14 años después.

– El extraño aspecto de Bridges interpretando a Starman no sólo reside en sus habilidades como actor: la escena en que se encuentra fuera de la casa, en la que acaba de tomar su aspecto humano, se rodó con Jeff colgado boca abajo, para invertirse posteriormente en la producción, dando una sensación de irrealidad.
 
Clásico entre los clásicos, Starman es una obra de la ciencia ficción que no se puede pasar por alto, y que refleja una actitud muy diferente de los extraterrestres hacia los humanos. Dirigida, además por Carpenter, todo un maestro. Un argumento que invita a pensar y reflexionar sobre la naturaleza humana.
Escrito por P. Borrego
Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

2 Comentarios

  1. Genial pelicula de Carpenter que invita a la reflexión. Toda una joya de un de director de ficción que a su vez resulta instrospectivo. Aqui es la naturaleza humana en otras reflexionan sobre la articulación de la sociedad y el peligro de que cree seres que les de lo mismo estar vivos que no, Asalto a la Comisaria del Distrito 13.

  2. Una de las mejores películas de la historia del cine -de un excelente director-, por su significado humanístico mezclado con el fenómenos más importante desde que el hombre existe:la posibilidad del encuentro con seres extraterrestres.
    Argentina

¡No te vayas sin comentar!