Battlestar Galactica Reimaginada

Battlestar Galactica es sin duda una de las mejores entregas de ciencia ficción de la que hemos podido disfrutar en los últimos años.

Reimaginada, ya que se basa en la serie homónima de 1978, rescata lo mejor del argumento de su predecesora, plasmando un universo fantástico en el que se entremezclan líneas argumentales de acción e intriga con mucha más profundidad y que logra mantener la tensión durante todas sus entregas. Merece una mención especial su banda sonora, que acompaña cada escena de un modo insuperable.

Esta serie consta de cuatro magníficas temporadas, entre las que se rodaron un par de películas: Razor, que corresponde al intermedio entre la tercera y cuarta temporada, y El Plan, que cierra la serie con broche de oro.

La trama se sitúa en una realidad en el que la ciencia hizo posible la creación de máquinas autónomas, los cylon, para facilitar la vida de los hombres. Hasta que, hastiadas del control humano, se rebelaron, dando lugar a una cruenta guerra que finalizó con el exilio de los cylon y la firma de un armisticio. La civilización, proveniente del planeta Kobol, ocupa varias colonias establecidas en diferentes planetas: Aquarion, Aerilon, Canceron, Caprica (la capital), Gemenon, Leonis, Libran, Picon, Sagitaria, Scorpia, Tauron y Virgon (no, amigos, nada tiene que ver esto con Los Caballeros del Zodíaco). En tiempos de tregua, las máquinas avanzan clandestinamente, creando seres semejantes al hombre. Su intención: volver del exilio y reducir a sus antiguos amos. Ya nadie puede distinguir los cylon de los humanos: la guerra ha comenzado.

Battlestar Galactica es una nave reliquia, sin tecnología avanzada, relegada a ser museo interactivo que recordase la guerra entre humanos y máquinas. Gracias a esta privación tecnológica logra escapar del control informático de los cylon, pasando a ser en ese momento el último baluarte defensivo de la raza humana. Protegiendo varias naves civiles que lograron escapar de la matanza, Battlestar Galactica tiene un objetivo: encontrar el planeta legendario llamado “La Tierra”, su hogar.

Y hasta aquí se puede contar, puesto que los sucesos y acontecimientos se desencadenan, ya desde sus primeros capítulos, de un modo sorprendente y fascinante.

Aparte del magnífico argumento, la serie cuenta con un elenco de actores muy bien elegidos, cuyos personajes muestran un temperamento muy definido, y sus interacciones tienen gran peso en la historia. Aunque cada personaje daría mucho de qué hablar, quizás los que más hayan calado en el público sean los siguientes:

  • Starbuck” (interpretada por Katee Sackhoff). Piloto de caza de extraordinario talento y con un problema de obediencia a la autoridad. Es más machote que la mayoría de sus compañeros. Las circunstancias la obligan, muy a su pesar, a enfrentarse con fantasmas de su pasado.
  •  Gaius Baltar (James Callis). El típico personaje controvertido de toda serie, pero el que más gusta. Inicialmente un brillante científico (o Doctor Loco), quizás el único que sepa quién es un cylon (o quizás no…). Las circunstancias le obligan, muy a su pesar, a abandonar una vida de lujo y excesos.
  • Almirante William Adama (Edward James Olmos). Es el brazo militar de la serie, comandante de la nave Battlestar Galactica. ¿Lo recordáis de Corrupción en Miami? Las circunstancias le obligan, muy a su pesar, a recuperar la vida militar y reanudar una guerra que creía olvidada.

  • Capitán Lee “Apolo” Adama (Jamie Bamber). Es el segundo brazo militar de la serie e hijo del Almirante William, con el cual no mantiene lazos familiares muy sólidos. Las circunstancias le obligan, muy a su pesar, a reencontrarse con su padre.
  • Los cylon. Denominados, despectivamente, “tostadoras” por los humanos, pasarán de tener aspecto robótico a aspecto humanoide, dando alguna que otra sorpresa. Las circunstancias les obligan, muy a su pesar, a replantearse sus objetivos.

Además de los mencionados, otros personajes importantes de la serie son la teniente “Boomer”, la presidenta Laura Roslin (brazo político de la serie), el coronel Saul Tigh (segundo al mando y demasiado aficionado a las bebidas alcohólicas), Samuel Anders (antiguo deportista y líder de la resistencia en Caprica), y un largo y brillante etcétera.

A continuación, para los lectores más curiosos, un pedacito de la serie con su propia banda sonora (ojo, contiene numerosos spoilers):

Esta serie tuvo tanto éxito que ha dado lugar a dos spin-off: Caprica, ambientada en la capital cincuenta años antes de Battlestar Galactica, y Blood & Chrome, que se encuentra sin estrenar aún y narrará la vida de un joven William Adama.

  • Lo mejor de la serie: La trama y la calidad van aumentando temporada a temporada.
  • Lo peor de la serie: 73 capítulos, dos películas y dos secuelas saben a poco para una historia como ésta.
  • La frase: “Consumismo, decadencia, la tecnología desbordante… ¿Te recuerda a algo?”

Una serie que lleva a reflexionar sobre la naturaleza humana. Recomendada a todos los amantes de la ciencia ficción. Una joya como la que no volveremos a ver en años.

Escrito por P. Borrego

Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

2 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo contigo. ¡Muy buena serie, joder, de lo mejor que he visto en mi puñetera vida! Como tu dices, lo único malo que tiene es que dura poco…

  2. A día de hoy, Battlestar Galactica ha pasado a ser la mejor serie que he visto nunca en conjunto de temporadas, me explico: Hay muchas series que han tenido buenas temporadas sueltas, pero han ido decayendo o en su totalidad no han sido espectaculares, pero en el caso de Galáctica, el conjunto de todas las temporadas fue soberbio.

    Buen comienzo, buena trama, buen final.

¡No te vayas sin comentar!