Green Lantern

Esta noche he podido disfrutar del visionado de esta película a la que la crítica no ha dejado de atacar, por lo que ya he ido como se suele decir vulgarmente, con la mosca detrás de la oreja, pero ¿realmente es tan mala como dicen? Pues todo depende de según como se mire…

Si no conocemos nada de dicho personaje, nos encontramos ante una película de aventuras que cumple perfectamente con el cometido de entretener al espectador, dándole grandes dosis de efectos especiales, acción por doquier y un poco de carnaza romántica para los que le gustan las historias de amor. En lo referente al aspecto visual, hay que decir que pese a que se gastaron un dineral en volver a generar todos los efectos una vez ya acabada la película (si os fijáis, hay imágenes antiguas por internet en las que vemos a Hal con otro traje), las escenas en las que Jordan vuela con su llamativo traje, pecan de notarse excesivamente que han “pegado” la cara del actor sobre un fondo ya animado… aún así, el mundo de OA y los integrantes de los Green Lantern Corps como son Kilowog, Tomar-Re y Sinestro están muy logrados. Como ya he comentado, la película nos mantendrá expectantes y pegados al asiento hasta que termine, llegando incluso a resultarnos corta.

Pero… ay de nosotros si hemos leído los cómics. La película es un batiburrillo de conceptos vistos en los cómics, agitados y contados según han salido de la coctelera, mostrándonos situaciones y argumentos totalmente diferentes a lo visto en las viñetas, como son la creación del anillo amarillo, el final de Parallax y otras tantas cosas que no voy a comentar para no desvelaros esas “sorpresas”.

Hal Jordan con uno de sus primeros trajes

En el tema de la interpretación, hay que destacar por encima de todos los personajes la actuación de Peter Sarsgaard en el papel de Hector Hammond, quien es capaz de trasmitir al espectador su cambio drástico y la sensación de impotencia que va perdiendo poco a poco y también a la guapa Blake Lively que interpreta a Carol Ferrys, por llenar de elegante belleza el film. Por otro lado, Ryan Reynolds cumple con el objetivo de mostrarnos a un joven Hal Jordan irresponsable que poco a poco va asentando la cabeza, añadiendo en momentos puntuales el toque cómico.

En resumen, si lo que queréis es ver una película de aventuras que no os obligue a darle muchas vueltas a la cabeza y que esté llena de efectos y escenas de acción, va a cumplir su propósito, pero si conocéis el cómic, tendréis que dejar de lado vuestros conocimientos antes de entrar a la sala.

¡No te vayas sin comentar!