Doctores Clásicos I

¡Doctores unidos, jamás serán vencidos!
Anteriormente se comentaron los conceptos del personaje, ahora se explicarán algunas de sus características fisiológicas. Para empezar el Doctor tiene telepatía, es capaz de comunicarse no solo con los suyos sino con otras tantas especies que hablan de manera inteligíble para sus acompañantes.
Posee también una alta resistencia a las temperaturas, un sistema “bypass” que le impide morir estrangulado, tolera altas dosis de radiación más que un humano corriente pero si recibe más de la cuenta se tiene que regenerar como todo buen hijo de Gallifray.
Comentar que le regeneración es una de las características más reconocida, puesto que siempre que el organismo de un Señor del Tiempo queda muy agotado o muy mal herido este se regenera. Esto implica que su cuerpo cambia a otra forma pero (y aqui está la clave) con otra personalidad, manteniendo la memoria de lo que ha ocurrido hasta entonces, pero demasiada información le lleva a que no la encuentre inmediatamente, algo que desesperará a sus acompañantes en situaciones críticas.
En cuanto al formato que sigue la serie, en el periodo clásico son entorno a 9 o 10 capítulos (algunas temporadas algunos más) divididos entre 3 y 6 partes de los mismos de unos 20 minutos de duración, algunas de estas suelen llevar un nombre propio lo que puede inducir al error.

Señalar que la temporada no lleva una subtrama, sino que cada arco es una historia diferente a través del tiempo y del espacio, lo que no quiere decir que a veces ocurran cosas trascendentes como regeneraciones o algún personaje que se despida de la serie.

1st Doctor (1963-1966)
                                                   
¡No me río, ni a la de tres!
El primer Doctor, es interpretado por el veterano actor William Hartnell, se trata de la personalidad más oscura. No solo porque es frío y distante, sino porque desprecia continuamente de manera mordaz el intelecto de sus acompañantes humanos, no siendo así con su nieta a la que sobreprotegene en demasía.

También actúa como antihéroe, ya que siempre quiere hacer su voluntad sin importar en que peligros meta a los demás, por ejemplo en el primer fragmento del episodio Dalek, titulado el Planeta Muerto (Dead Planet) llega a sabotear la Tardis, para quedarse a investigar una ciudad robótica en medio de un planeta en el que “aparentemente” no hay vida.

A razón de los problemas de salud que sufría el actor, fue “regenerado” en el segundo episodio de la Cuarta Temporada, El Décimo Planeta (Tenth Planet) en el que debuta otra raza que será su enemiga, los Cybermen.                  

 
2nd Doctor (1966-1969)
 
¡Que bien! Una flautica pá pedir.

Interpretado por Patrick Troughton, esta encarnación puede decirse que es contraria a la anterior. Puesto que los acompañantes del Doctor empiezan a ser considerados amigos.

Su aspecto (y el pie de página) le dan un aire de mendigo (en la página oficial de BBC le ponen Cosmic Hobo, en sus características) que le hace despreciable ante sus enemigos, que terminan pagando la osadía de menospreciarle.

Posee un sentido del humor muy retorcido y suele estar contento, pero en un momento dado en el episodio Juegos de Guerra (War Games) al final de la Sexta Temporada, es condenado de nuevo por los suyos al exilio a la Tierra, por intervenir en una guerra intergaláctica que llevaban bajo cuerdas.

3rd Doctor (1970-1974)

No, no, no concedo entrevistas

No solo se regeneró el Doctor, sino también la serie que se pasó al color, interpretado por Jon Pertwee. Es quizás el más científico de todos hasta el momento, aunque no deja de ser correcto no para de invertar gadgets para hacer frente a las situaciones que se le aparecen.

Es un momento de cambio en la serie, de manera que durante un tiempo estará varado en la Tierra sin poder reparar su Tardis, así que sus aventuras tendrán un profundo aroma terrestre.

Se estrenan villanos tan importantes como el Amo (The Master) y la Conciencia de Mestene (aniquíes con malas intenciones) y en el lado del bien UNIT, una rama de la ONU que se dedica a tratar asuntos alienígenas y paranormales, cuyo asesor científico está en la foto a la izquierda del texto.

Esta encarnación se regenera al final de la Once Temporada en el capitulo El Planeta de las Arañas (Planet of the Spiders) debido a que sufre una fuerte radiación.


4th Doctor (1974-1981)

Oleeee!

Quizá Tom Baker4th Doctor, es la encarnación más conocida internacionalmente, pasó más tiempo en le show que sus predecesores 7 temporadas seguidas. Pudimos verlo aqui en España en TVE1 y Canal Dos Andalucía.

Solo hay que fijarse en su indumentaría para saber que tiene una personalidad muy bohemia, excéntrico y con un sentido del humor muy ingenioso siempre tratará bien a sus acompañantes.

Los momentos más importantes los tiene con la “eterna” Sarah Jane Smith, su tan dilatada etapa llega incluso a enfrentarse al creador de la peor pesadilla de los Señores del Tiempo, e incluso vive algunas aventuras en su planeta natal.

Se regenera tras un enfrentamiento con el Amo, al final de la Dieciocho Temporada, en el capitulo titulado Logopolis (traducción del griego Ciudad del Pensamiento)

SIGUIENTE EPISODIO: DOCTORES CLÁSICOS II
(NEXT EPISODE: CLASSIC DOCTORS II)

Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

2 Comentarios

  1. Estoy un pelín desacuerdo con lo que dices sobre el Primer Doctor… esa personalidad tan oscura (yo creo que más bien uraña y altiva) que dices que tiene en realidad sólo es en sus más primerísimas historias (y hay que tener en cuenta que es uno de los Doctores más extensos), cuando se supone que no hace mucho que ha renegado y se ha exiliado de Gallifrey junto a su nieta; enseguida su al principio accidental contacto con los humanos lo hace evolucionar, mucho antes de lo que parece, en el comienzo de lo que será El Doctor que todos conocemos (si luego no para de descojonarse con esa risilla suya tan característica ante casi cualquier situación, aunque, eso sí, es muy de esconder sus verdaderos sentimientos, pero vamos, que el Undécimo, por ejemplo, en la actualidad también lo es, con todo lo que ha pasado), terminando esta evolución en su regeneración en el Segundo Doctor, ya directamente bastante más “payasete” como consecuentcia de todo ésto.

  2. Hola PEDROM, me alegro de conocer a otro whovian. Simplemente matizar que es cierto que aunque los Doctores tengan una personalidad esta va cambiando a razón de las historias que le ocurren. Cuando digo oscura no es que le equipare con los Daleks sino que como tú muy bien dices tiene una personalidad no muy agradable y algunos aires de superioridad porque ha vivido mucho. Además lo del payasete era lógico, puesto que en pos de la audiencia se fueron suavizando ciertos aspectos que comentas, además sabrás que es el Doctor más BBC puesto que viaja a momentos álgidos de la historia como La Revolución Francesa con el epigrafe Reign of Terror.

    Un saludo y gracias por comentar. 😉

¡No te vayas sin comentar!