Galactica Vs Galactica (Parte I): Ese pequeño límite entre el homenaje y el plagio

Hace unas semanas se publicó en este blog una reseña sobre la serie Battlestar Galactica. Esta serie está basada en la producción original de 1978: Galáctica, estrella de combate. Y qué menos que conocer el origen que dio lugar a la magnífica Battlestar Galactica (Reimaginada).


Galáctica: El plagio. Descubriendo los comienzos
 
La serie original de 1978, a pesar de los seguidores que tuvo, apenas duró una temporada. Uno de los motivos principales fue las demandas por plagio recibidas. Aunque finalmente el juicio fue sobreseído, la productora de Galactica recibió 34 denuncias por plagio, argumentadas en su similitud con Star Wars.
Una vez que se tiene la oportunidad de ver Galactica 1978 se comprende todo. Podemos observar cómo se plagia hasta la fuente del título y de los créditos. Los uniformes cylon son clavados a los de la guardia imperial, la comparación entre las carátulas no tiene desperdicio… Y, si a esto le sumamos a Dirk Benedict (Fénix de El equipo A) haciendo una rústica imitación de Han Solo, tenemos como resultado Galactica: el plagio.
Y la pregunta es la siguiente, ¿pero por qué la productora del Sr. Lucas esperó tanto para denunciar, si ya en el capítulo piloto no intentaban ni disimular? Los señores de la 20th Century Fox esperaron a que rodasen una temporada entera porque, tras haber visto el resultado del piloto, hicieron un cálculo de todo el beneficio que podían obtener si les dejaban continuar un poquito más. Era improbable encontrar otra oportunidad igual, no era posible ser tan descarado.
Principales plagios que se pueden encontrar sólo en el piloto, a simple vista:

– Las fuentes de los créditos.

– Los cylon/guardia imperial.

– Las carátulas.

– Starbuck en su papel de Han Solo

– El perro robot: ¿es un ewok o un perro wookie? Esta criatura, verdaderamente, sorprende. En un principio parece un ewok que se descartó por defectuoso para El retorno del Jedi. Pero, dado que esta película aún no se había estrenado, parece más bien un perro wookie. Esa manera de andar grotesca y esos ladridos quejumbrosos hacen de este animal una bestia que quiere parecer entrañable pero que sólo logra ser lastimosa.

Tras las demandas y clausura de la serie.
Posteriormente, en 1980, se hizo una especie de segunda temporada, de la que los fans de la primera reniegan. De hecho, apenas conservaron personajes de la temporada anterior, y a alguno le cambiaron el actor que lo interpretaba.
Durante un tiempo después hubo varias intentonas de continuar la serie. El actor que interpretaba a Apolo en Galactica 1978, Richard Hatch, escribió varias novelas inspiradas en la serie. De hecho, fue el director y guionista de una película-corto que se rodó en 1999, llamado Galactica: The Second Coming. Pero los problemas con los derechos de la serie impidieron que se estrenase en cine o televisión.
Finalmente, en 2003, se rescató muy acertadamente esta serie: Battlestar Galactica 2003 (Reimaginada). El resultado fue un argumento mucho más sólido y elaborado, y una magnífica sucesión de hechos que finalizan con un desenlace muy bien logrado. En lugar de orientarla como una secuela, lo que se hizo fue reescribir de nuevo el guión, tomando el concepto de la original, pero cambiando el desarrollo de los argumentos. Parece más bien un homenaje que una versión, sobre todo por la inclusión de actores como Richard Harch (esta vez en el papel de Tom Sarek) y el rescate de los antiguos cylones (nombre de los cylon en su primera versión) en algún momento de la cuarta temporada.
Para la semana que viene veremos las principales diferencias entre Battlestar Galactica 1978 y Battlestar Galactica Reimaginada.
Escrito por P. Borrego
Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

¡No te vayas sin comentar!