Galactica Vs Galactica (Parte III: cylon Vs cylones)

Si algo tienen en común Battlestar Galactica de 1978 y Battlestar Galactica Reimaginada es el conflicto humano con las máquinas. Pero estos seres no son iguales en ambas series. En esta tercera entrega sobre Battlestar Galactica, se explorarán las principales diferencias de estas criaturas robóticas. A continuación: cylon vs cylones.

La primera diferencia entre los antagonistas de ambas versiones es el nombre. En Galactica 1978, los humanos luchan contra los cylones. Sin embargo, en Galactica Reimaginada, los rivales de los que se huye son los cylon. En la traducción de la serie se prestó más atención al término original en su versión de 2003, lo que le otorga una mayor seriedad.  Entre sus otras diferencias, destacan las siguientes:
Origen: De dónde vienen las máquinas
Los cylones fueron creados por unos hombres lagarto (no confundir con profundos) que los utilizaron como esclavos soldados. Poco a poco la raza de hombres lagarto fue menguando, de manera que quedaron pocos al mando de los cylones. Al ser una raza belicosa, tuvieron muchos problemas con otras razas, sobre todo con la humana, ya que a éstos les dio por ayudar a especies atacadas por los largartones. Además, todo el mundo conoce que los humanos no son amigos de los lagartos, véase sino V o el siguiente vídeo, protagonizado por William Shatner (que muy posiblemente inició la reyerta entre humanos y hombres lagarto):
De ahí que a los lagartos les diese por intentar exterminar a la raza humana con la ayuda de los cylones.
Sin embargo, en Galactica 2003, los cylon son una creación humana. Utilizados igualmente al principio como sirvientes para los trabajos más duros, se ve que se cansaron y se rebelaron, iniciando así la Primera Guerra Cylon. Tras 50 años de armisticio (de esas declaraciones de paz de carácter dudoso y que no son otra cosa que un lapso temporal para rearmarse) vuelven para completar el trabajo iniciado medio siglo atrás.
Esta diferencia en su origen es significativa, pues, como ya se adelantaba, la responsabilidad en la primera Galactica de la guerra contra los cylones eximía a los humanos. Mientras que, en la versión reimaginada, los humanos son los responsables de su destino debido a su imprudencia  y su mal trato a las máquinas (“consumismo, decadencia, la tecnología desbordante…”).
En Galactica 1978 se libraba una guerra contra un enemigo despersonalizado, puesto que nada tenía que ver con los humanos, por lo cual darles muerte no suponía ninguna tragedia. De hecho, fueron los cylones los que comenzaron la guerra (malos malísimos, se lo merecen) al defender los humanos a otras razas atacadas por ellos.
Aspecto e indumentaria: Cómo es el hardware
La principal diferencia es que los cylones atufaban a Guardia Imperial (véase “Ese pequeño límite entre el homenaje y el plagio”), mientras que los cylon son terminators sofisticados.
Calgonit Finish. Brillo de diamante.
El cuerpo de los cylones es una especie de uniforme, al que añaden complementos como espadas o fusiles. Los cylon de Galactica 2003 tienen un chasis mucho más desnudo, mostrando más evidentemente su anatomía robótica. Por otro lado, no llevan armamento adicional, sino que sus propios miembros pueden cambiar de forma para rotar entre arma y extremidad.
Por otro lado, en Galactica Reimaginada se incluye una novedad, y es que algunos cylon tienen apariencia humana. Externamente, no hay manera de distinguirlos de una persona, sólo mediante un análisis de sangre (que hace el doctor Gaius Baltar). Esta apariencia es muy recurrente para camuflarse entre los humanos, consciente o inconscientemente.
“Sólo yo sé quién es un cylon…”
Sin embargo, en Galactica 2003 no ignoran a su predecesora. Se supone que, durante la Primera Guerra Cylon, los robots tenían el aspecto de Galactica 1978, aunque luego evolucionaron el diseño. De hecho, hay un guiño/homenaje espléndido en la última temporada, en la que cylon y cylones aparecen juntos. Los humanos se referían a los modelos antiguos como “tostadoras”.
Por otro lado, se introducen también los raiders. En la serie Galactica 1978 los cylones pilotaban los raiders, utilizándolos como cazas al uso. En 2003 el giro es magnífico. Los propios cazas son asimismo seres con personalidad y voluntad propia, no siendo pilotados por centuriones. De hecho, cuando la serie avanza hasta la cuarta temporada demuestran tener un instinto especial y eligen a quién atacar y a quién no. Obviamente, un cambio excepcional.
Rider Antiguo
Rider nuevo
Otro punto a destacar es que los cylon humanos son anatomicamente compatibles con la raza humana, hasta el punto de poder procrear con ellas.
Personalidad: Cómo es el software
Aquí es dónde radica la mayor diferencia entre ambas series. Los cylones no piensan mucho, más bien nada. Son máquinas programadas para matar humanos.
Los cylon, por el contrario, son seres con emociones y pensamiento. De hecho, de los siete modelos humanoides de cylon, cada uno de ellos demuestra tener una personalidad y unos ideales distintos. Las motivaciones de los cylon son tan variadas como las motivaciones humanas, aunque tienen una cosa en común: su deseo de venganza hacia los seres humanos y la intención de exterminarlos y formar su propia cultura, aunque los ideales de algunos cambien a lo largo de la serie.
Otro aspecto importante de los cylon humanoides de Galactica 2003 es que tienen su propia religión. A diferencia de los humanos, con una religión politeísta con similitudes a la mitología griega, los cylon son monoteístas, teniendo a su dios constantemente presente.
Un rasgo adicional que muestran los cylon humanoides es que algunos no saben que son cylon y, como han vivido siempre (o eso creen ellos) entre los humanos, se sienten parte de ellos. Cuando conocen su origen, cada individuo lo dramatiza de una manera distinta.
El enfoque de los cylon humanos en Galactica Reimaginada es toda una tragedia. El cylon que no conoce su naturaleza, al que desde su infancia se le ha inculcado un odio hacia las máquinas, descubre que es una de ellas. Ahora queda en sus manos si seguir formando parte de los humanos, como un paria, o unirse a los seres que ha odiado siempre. Por otro lado, los cylon conscientes de su naturaleza, mantienen un sentimiento que se asemeja al concepto de Cronenberg que se puede resumir en la frase: “que me hayas creado no te da derecho a destruirme”.
Queda patente el gran trabajo argumental que se ha realizado con la nueva versión, que no se trata de un remake, sino de redibujar la primera entrega, con mucha más complejidad, y profundizando en todos los aspectos que la original no toca.
Con la siguiente entrega de Galactica Vs Galactica, se finalizará el repaso de ambas series y se comentarán algunas curiosidades interesantes.
Escrito por P. Borrego
Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

1 Comentario

  1. Muy buena reseña, sin duda alguna coincido con ella. He de decir que las "tostadoras" tienen su encanto, muy bueno el punto con William Shatner

¡No te vayas sin comentar!