Ponyo en el acantilado

Este film es la mejor adaptación libre del cuento de La Sirenita, conocida por todos por su versión realizada por Disney. Pero en esta los protagonistas no son adultos, no hay romances si no que la historia es mas simple y entrañable, en este film Miyazaki no ejerce de visionario de una historia auténticamente suya, pero ¡ojo! no es un plagio ni mucho menos, como ya he mencionado antes La Sirenita es un cuento clásico y por esto Miyazaki lo toma como base para contar su “particular version” aportando ese toque personal que solo el sabe dar para transportarnos a una dulce infancia durante el metraje de la película en el que no nos vuelve a dejar pensar en nada que no sea esta.

El argumento: Sosuke un niño de cinco años encuentra un día en la playa a una niña-pez procedente del mar, que resulta ser una princesa, a partir de ahí se crea una amistad entre ambos  la cual luchara contra las barreras de sus dos mundos. Y poco más se puede decir del argumento a parte de que esto genera situaciones divertidas y emotivas.

En el apartado del dibujo su director apuesta mas por el dibujo “clásico” con trazos que nos recuerdan mas personajes como Heidi o Ana de las tejas verdes y un colorido que es todo un espectáculo y deleite para la vista y es que a veces parece que estamos viendo un lienzo en movimiento.

La película ha recibido algunas criticas duras, sobretodo del publico mas adulto y con menos espíritu infantil del director, sobre todo es por que en esta no su director no ha querido dar una lección de valores ni una moraleja concreta. Hay otros films suyos que como ya se  han mencionado en otras reseñas como Porco Rosso o El viaje de Chihiro nos invitan mas a la reflexión y contienen mensajes con de mucho valor, con un trasfondo profundo, para un publico mas exigente y adulto, que quiera mas que una película de animación sin más.

Con Ponyo tenemos eso: una película de animación para divertirnos sin mas, para no pensar en nada mas, para no buscarle las vueltas, y en eso radica su encanto, en que nos hace sonreír, nos hace solo estar pendiente de esa simple historia infantil cargada de ternura y pureza, si, porque todas las producciones de Hayao Miyazaki tengan mas o menos lecciones morales o sean mas o menos profundas lo que si que tienen es algo que ya apenas se ve en la animación de hoy: pureza, la pureza que debe de tener una película de animación para todos los públicos. De todos modos y pese a las expectativas de mucha gente, la película tuvo muy buena acogida de la crítica.

 
Ponyo en el acantilado, hay que verla solo que el mero sentimiento egoísta de pasarlo bien. Para terminar os dejo con la canción y karaoke (algo muy japonés ya que karaoke significa “orquesta vacía” del país de donde proviene, Japón) de ésta, que contienen una canción cuyo estribillo aunque infantil es tremendamente pegadizo, si ves la película tararearas esta canción.

Ponyo, Ponyo, Ponyo es una niña pez, del mar ella ha venido verás que guapa es

 

Escrito por José Carlos Cabra

Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

¡No te vayas sin comentar!