Porco Rosso

De nuevo os traemos una película del gran Hayao Miyazaki, el genio de la animación, esta ya es la segunda de sus películas que comentamos, por que la filmografía y los éxitos de este señor dan para mucho.

Lo que iba a ser un cortometraje de cuarenta minutos para que se visionara en los vuelos de la compañía aeronáutica de su padre, se convirtió en un largometraje de poco más de hora y media. ¡Y que largometraje!

La película transcurre en la zona del mar Adriático un emplazamiento precioso para contar esta historia, que a simple vista y quien no haya escuchado nada acerca de ésta puede pensar lógicamente que se trata de una comedia absurda. Porco Rosso es un ex-piloto de la marina italiana, no siempre ha tenido el aspecto de un hombre-cerdo, el era una persona normal, de hecho su nombre era Marco Pagot, pero un día durante la guerra vio como su mejor amigo moría en combate y después de ir a parar a un extraño lugar quedo hechizado convirtiéndose en el ser que es, en Porco Rosso, como decide llamarse.

 

El lugar donde reside Porco
El nombre traducido al español quiere decir “Cerdo Rojo”, lo de cerdo es obvio y lo de rojo es por el color de su hidroavión.  Desde entonces se retira del ejercito también porque no aguanta el papel fascista que éste ha adoptado, por lo que se gana la vida luchando contra los piratas y vive retirado en un refugio de ensueño,pues aparte de trabajar le gusta disfrutar de placeres como la comida o las mujeres pues es todo un galán e inexplicablemente tiene un éxito arrollador con ellas. Como en todas las películas de Miyazaki los personajes tienen una gran personalidad y este ni iba a ser menos, ni Porco ni los demás, pues este no esta solo en el film. También tenemos escenas de humor, personajes que nos hacen reír y escenas de acción aeronáutica muy bien logradas. Cuando termina Porco Rosso te quedas con ganas de más, enamorado de esa película que te ha dado unos minutos de gran cine, una película de animación hechas con los trazos de ese dibujo con el que muchos vivimos y soñamos en su día, ese dibujo característico e inconfundible de Miyazaki. La virtud que tienen las películas de este director y guionista es que te hacen sumergirte en ellas, hacen que las veas y no pienses en mucho más. Como dato curioso podemos comentar que la película en Francia tuvo como doblador del protagonista a alguien tan carismático como el personaje, el mismísimo Jean Reno.

Con su banda sonora, su ambiente mediterráneo, sus personajes, Porco Rosso es un anime elegante, con diálogos cuidados e inteligentes. Con este compendio de buenas cosas: maravillosas escenas de acción, romanticismo, buenos diálogos y música, la película consigue en sus primeros minutos algo sorprendente: hacer que te olvides de que el protagonista es un hombre convertido en cerdo. Porque como él mismo dice:

 

  “Un cerdo que no vuela es sólo un cerdo“.

Escrito por José Carlos Cabra

Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

3 Comentarios

¡No te vayas sin comentar!