Oldboy: Una nueva perspectiva de la venganza

Un hombre es retenido en una habitación durante 15 años. El motivo: desconocido. Su captor: desconocido. La razón de su libración: desconocida. Esto, caballeros, es Oldboy.

En la Edad de Oro de los remakes, es decir, actualmente, Hollywood pone la vista en películas que pasaron desapercibidas en los cines estadounidenses por no ser autóctonas. En concreto, los estudios norteamericanos han girado sus objetivos hacia la industria que, en la actualidad, despliega una mayor creatividad y calidad cinematográfica. Se trata, como no podía ser de otra forma, del cine oriental. Hace poco hemos tenido noticias de que una de las candidatas orientales para ser versionada es Oldboy y, por ello, no podía dejar de comentarse esta magnífica película en esta casa.
“Ríe y el mundo reirá contigo. Llora, y llorarás solo”
Oldboy nace de la mano de Chan-wook Park, un director sur coreano autor de una magnífica trilogía sobre la venganza. Oldboy, estrenada en 2003, ocupa el segundo lugar de la tríada, precedida de Sympathy for Mr. Vengeance, y sucedida por Sympathy for Lady Vengeance, aunque nada tienen que ver unas historias con otras.
La genialidad de Oldboy no sólo radica en la idea, sino en su desarrollo y las magníficas interpretaciones de los actores que forman parte de la plantilla, que han dado como resultado una obra de cine negro como nunca se había visto antes en las grandes pantallas. En este sentido, merece ser destacada la labor interpretativa de su Min-sik Choi, que encarna a Dae-su Oh, el protagonista de esta historia. El actor entrenó durante tan sólo seis semanas para meterse en la piel de su personaje, perdiendo aproximadamente diez kilos, y apenas utilizó especialistas para el rodaje de las escenas de acción. En una secuencia de la película, el protagonista ingiere pulpos vivos, costumbre culinaria en Corea. Min-sik Choi, de religión budista, tuvo que rezar después de rodar la escena. Los pulpos fueron nombrados en los agradecimientos del director al ganar el Gran Premio del Jurado en el Festival de Cannes.
Oldboy está basado en el manga homónimo de Nobuaki Minegishi y Garon Tsuchiya, que presentan un hombre que, tras su cautiverio, únicamente piensa en la venganza . Pero, a diferencia del resto de los vengadores, no conoce a su villano.
A pesar de que se trata de una historia de venganza, contada con una crudeza inimaginable, Oldboy no es sórdida, ni siquiera excesivamente violenta, lo cual es una demostración de los recursos de los creadores de la obra, que no necesitaron de elementos gratuitamente añadidos para impactar al espectador.
Lo mejor de la película: Cómo se desarrolla la venganza.
Lo peor de la película: Verla con prejuicios.
La frase: “Eres el monstruo que he creado, ¿o no? Pero no averiguarás el “porqué” de esto si tú me matas. Quince años de curiosidad se perderían. […] ¿Quieres venganza, o quieres la verdad?”
Sorpresa: garantizada. Calidad: garantizada. Satisfacción del espectador tras ver la película: aflora a borbotones.
“Escápate como gacela de la mano del cazador,
y como ave de la mano del que arma lazos”

Escrito por P. Borrego

Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

¡No te vayas sin comentar!