ELVideoclub: Willard

Hoy es viernes, día de estrenos. Si nos acercamos al cine, nos encontraremos con las siguientes novedades del género fantástico y de acción en la cartelera: Verbo, Melancolía o Detrás de las paredes, entre otras. Pero, para los que este finde prefieran mantita y palomitas, esta Casa hace su sugerencia en ELVideoclub. Amigos de lo fantástico, esta semana se recomienda: Willard.

Los amigos son trascendentales en la vida. A ellos se acude en los momentos en los que se necesita ayuda y son los compañeros de diversión por definición. Willard es un joven introvertido, sin amigos. Huérfano de padre, vive con su autoritaria madre a la que cuida diariamente en un gran caserón. En el trabajo no le va mucho mejor. Su jefe lo detesta e intenta hacerle las cosas lo más difíciles posibles. Su puesto laboral es controvertido, ya que su padre era dueño de su empresa, la cual vendió a condición de que dejasen a Willard trabajar en ella. Pero un día, Willard conoce a los que serán sus inseparables amigos, aquellos que le apoyarán y le ayudarán a superar sus problemas. No son otros que las ratas que habitan en su sótano.
Willard dirigida en 2003 por Glen Morgan no es un largometraje original. Se trata de un remake del gran clásico La revolución de las ratas (dirigida en 1971 por Daniel Mann). Willard es una versión excepcional que narra, con un minúsculo toque de horror y un constante toque de humor macabro, cómo es posible que un hombre entrene a un ejército de ratas para cumplir sus propósitos. Pero en este remake se refleja la amistad que el protagonista desarrolla con alguno de estos simpáticos animalitos, como es el caso del carimático Sócrates o el gran líder Ben, que como no podía ser de otro modo, pasó a llamarse “Big Ben”. Y no es de extrañar, pues Sócrates es un roedor blanquito y gracioso, pero Ben es una rata de proporciones descomunales y con una inteligencia prodigiosa.
Willard, Sócrates y sus amigos van a merendar
Willard Stiles está interpretado por un magnífico Crispin Glover, al que se puede ver realizando uno de los papeles más controvertidos y extravagantes de su carrera, para el que previamente se barajaron otros nombres como  Joaquin Phoenix o Macaulay Culkin. La puesta en escena y la recreación del personaje están espléndidamente logradas por Glover, que despliega todas sus dotes dando un resultado sobresaliente, sobre todo teniendo en cuenta que el largometraje no fue un proyecto muy pretencioso, sino un intento de entretener y versionar el clásico original. Y esto es lo que se logra: un digno homenaje.
Con respecto al resto de los actores de reparto, destacan Sócrates y Ben. Socrates es interpretado por una rata noruega, al igual que el resto de sus compañeros. Sobre Ben, debido a su aspecto,  corrieron rumores que lo tacharon de ser un muñeco animado, pero no es cierto. Se trata de un ejemplar de Gambian Pouched Rat, animal que, aunque dócil, puede sobrepasar los 40 centímetros de longuitud, sin contar la cola. De hecho, pueden llegar a alcanzar los 3 kilos de peso.
Willard con Big Ben (el personaje con corbata es Willard)
Para los que tengan esta película en formato DVD, podrán ver algunas escenas eliminadas de la versión cinematográfica y un final alternativo.
Para el rodaje de esta película se utilizaron más de 500 ratas, sometidas a un entrenamiento exhaustivo, divididas en grupos en función de las escenas que interpretarían (subir escaleras, morder neumáticos, etc.). Cada rata llevaba pintado un número bajo su cola, para poder ser identificadas por los productores y entrenadores.
Willard prepara una excursión con sus amigos ratunos
Los retratos y fotografías del fallecido padre de Willard, Martin Stiles, que aparecen en su casa, corresponden al actor Bruce Davison, que interpretó el papel protagonista en la obra original La revolución de las ratas.
Se pueden escuchar fragmentos de la canción Ben, interpretada por Jackson 5, que  Walter Scharf  y Don Black compusieron especialmente para la película Ben (1972), secuela de La revolución de las ratas. Ben fue nominada al oscar por esta canción.
Lo mejor de la película: La actuación de Crispin Glover y las fascinantes escenas de despliegue animal.
Lo peor de la película: El tono socarrón y familiar que la priva, en muchos momentos, de tensión.
La frase: “When the cat’s away, the rats will play” (traducido en la versión española como “cuando el gato duerme, las ratas se divierten”)
Aquí las ratas no esperan a que se vaya a dormir el gato… malditos roedores…
Recomendada para: aquellos mayores de 13 años que quieran una sesión ligera aunque entretenida y para todos los amantes de los animales a los que no les importe tener ratas correteando por su pantalla.
No recomendada para: menores de 13 años y para aquellos a los que las ratas les den repelús.
Escrito por P. Borrego
Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

¡No te vayas sin comentar!