ELvideoclub: El Acorazado Potemkin

Hoy es viernes, día de estrenos. Si nos acercamos al cine, nos encontraremos con novedades del género fantástico y de acción en la cartelera, como Attack the block, entre otras. Pero, para los que este finde prefieran mantita y palomitas, esta Casa hace su sugerencia en ELVideoclub. Amigos de lo fantástico, esta semana se recomienda: El Acorazado Potemkin.

Para este fin de semana, todo un clásico, que ya tocaba: El Acorazado Potemkin, una película muda de 1925 dirigida por Serguéi Eisenstein. Este largometraje está considerado, ni más ni menos, como una de las mejores obras en la historia del cine. Y, por ese mismo motivo, y por otros pocos más, no podíamos dejar de señalarla en esta casa.
El Acorazado Potemkin es una película histórica, que trata de la naturaleza del hombre, de la crueldad y de revoluciones. Lo fantástico de esta obra tiene una doble perspectiva. Por un lado, los efectos de cámara (o especiales), que en su época fueron pioneros. Por otro lado, la leyenda inventada que creó Eisentein a raíz de un hecho verídico, la cual logró superar la ficción, puesto que muchos han sido, a lo largo de la historia, los que han tomado como ciertos algunos de los hechos acaecidos. En este sentido, estamos ante una creación tan elaborada que ha sido considerada como documento histórico.

Jamás hubo una masacre zarista en las escaleras de Odessa, sólo una revuelta. Eisenstein lo recreó tan perfectamente que muchos, en la actualidad, creen que fue un hecho real
El Acorazado Potemkin se ambienta en el año 1905, con anterioridad a la Revolución Rusa que tuvo lugar doce años después. Sin embargo, dado que la película fue rodada en 1925, el argumento de la misma sirvió como recurso propagandístico para legitimar y enaltecer la Revolución Bolchevique y aumentar así el sentimiento de patriotismo.
Eisentein, con esta película, dio vida a lo sublime, algo hasta el momento impensable y desconocido para el público que, aun hoy, se sigue deslumbrado por una recreación que no ha conocido equivalente.
El rodaje de la película se caracteriza por el lenguaje visual, la captura de escenas impactantes y estéticamente muy bien logradas. Resulta difícil poder comprobar la maestría de la escenografía con un solo visionado de esta película. El movimiento de los actores, los conseguidos planos y los objetos perfectamente integrados se coordinan al unísono para un único resultado: el impacto.
A pesar de que son muchos los segmentos memorables del largometraje, hay una escena en concreto que hizo historia en el cine. Se trata del episodio de “La escalera de Odessa”, homenajeado a lo largo de la historia en películas tan populares como Los intocables de Eliot Ness, El Padrino, Bananas, Brazil, o incluso Los Simpson.

La escena del carrito en la escalera de Odessa inspiró numerosas obras maestras del cine

Muchos críticos de cine y televisión afirman que “si alguien no sale en los Simpson, no es nadie”
Según Eisenstein, “la película está trabajada como un todo orgánico en el que cada uno de sus elementos funciona en pos de una composición que mantiene en su núcleo lo particular en función del todo. Cada una de las partes en las que puede ser dividida la cinta, es funcional en un nivel superior de lectura, es decir, en la generalidad. Por otra parte, el trabajo patético (pathos) en tanto que la sucesión y cambio constante en las cualidades de la acción, generan en el espectador una emoción que lo llevan a realizar mediante un proceso psicológico, una reflexión intelectual de acuerdo al tema propuesto”.
Las revoluciones no se hacen por menudencias, pero nacen por menudencias El Acorazado Potemkin narra el amotinamiento de los marineros de un barco de guerra perteneciente a la armada del Zar ruso. Hastiados por el maltrato de sus superiores, los tripulantes del barco fueron incapaces de soportar las inhumanas raciones alimenticias que se servían en el navío, ya que hasta la carne estaba podrida, mientras que los oficiales disfrutaban de comidas de primera calidad. El alzamiento de los marineros y la influencia del hecho en la población civil supondrán el argumento de una historia que trata sobre la exaltación del hombre común que decide romper sus cadenas.

A pesar de que la carne estaba podrida y de la evidencia de los gusanos, el “experto” certificó que la carne estaba en buen estado. Esto no sólo suponía una negación a las peticiones de la tripulación, sino una afrenta a la palabra de los marineros con su consiguiente humillación
El Acorazado Potemkin se estrenó en Moscú en 1925, siendo un éxito de taquilla, lo cual favoreció el ensalzamiento patriótico del pueblo. Aunque, inicialmente, fue distribuida por todo el mundo, sufrió cierta censura posterior. En algunos países se emitió con un prólogo de  León Trotsky, que se omitió en las regiones soviéticas debido al enfrentamiento entre éste y Stalin.  Igualmente, estuvo prohibida durante el régimen nazi en Alemania, y en otros países como Gran Bretaña, Francia o España, por su contenido revolucionario.

 

Eisenstein tuvo una petición respecto al futuro tratamiento de su película. Su intención era que la banda sonora se cambiase cada 20 años, con el fin de actualizar la proyección y que guardase su sentido original revolucionario. Su deseo nunca se llevó a cabo. No obstante, fueron muchos los enamorados de la obra que lo intentaron. De este modo, artistas como Nikolai Kryukov  (1950),  Eric Allaman  (1986) o Pet Shop Boys (2004) compusieron bandas sonoras específicas para El Acorazado Potemkin. Ciertamente, sus versiones se emitieron en numerosos festivales y pases especiales, pero no se añadieron al DVD comercial (excepto en alguna edición especial), que suelen incluir piezas de Dmitri Shostakovich como acompañamiento musical. Desde aquí hacemos nuestra pequeña contribución y tributo a la petición de Eisenstein:
Lo mejor de la película: El logrado lenguaje visual y el también logrado hilo argumental que, aunque pro revolucionario, no roza el sensacionalismo.
Lo peor de la película: La banda sonora que suele acompañar a su distribución, frecuentemente obsoleta.
La frase: “Por una cucharada de sopa”
Recomendada para: Todos los públicos que quieran disfrutar de una obra maestra y un clásico único.
No recomendada para: Los que esperen una película bélica con mucha acción.
A los que decidan embarcarse en el Acorazado Potemkin este fin de semana les deseamos un feliz viaje. La calidad estará garantizada.
Escrito por P. Borrego
Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

¡No te vayas sin comentar!