Rurouni Kenshin: Los OVAs

Como bien comentaba Paidos en el programa La Mandrágora, el término OVA (Original Video Animation) hace referencia a una entrega que no se retrasmite en televisión y que se edita exclusivamente para el visionado particular. El manga de Rurouni Kenshin y su posterior anime se continuaron con 6 OVAs, divididos en dos entregas: cuatro primeros OVAS y dos posteriores.

Los cuatro primeros OVAs se lanzaron como un OVA de larga duración, dividido en cuatro partes. Conocido como Rurouni Kenshin: Tsuiokuhen (追憶編), se fragmenta en cuatro episodios: Kiru Otoko (El hombre de la espada que raja), Mayoi Neko (El gato perdido), Yoi no Satoyama (La noche previa al hogar en la montaña) y Jūji Kizu (La herida en forma de cruz). Fue lanzado en Japón en el año 1999 y  dirigido por Kazuhiro Furuhashi (el mismo director que el anime). 

 

Estos cuatro OVAs son una precuela de lo que nos encontramos en el anime. Es decir, la infancia y la juventud de Kenshin durante la guerra civil que sacudió Japón. Tras casi tres siglos de gobierno feudal a manos de la familia Tokugawa, se inició una revolución liderada por el grupo Ishin shishi, opuesta al gobierno, el Shogunato Tokugawa, que desembocó en la Guerra de Boshin. Dado que, tras la saga de Kyoto, el anime tomó un nuevo rumbo y abandonó el argumento del manga, se decidió retomar la historia que omitió el anime en el OVA. Esta parte del argumento se narraba entre los capítulos 165 y 179 del manga.
Se trata de una pieza excepcional, de gran calidad y con una gran fuerza. En estos OVAs podemos encontrar numerosas referencias históricas no sólo reflejadas en los sucesos bélicos que acontecían en Japón en la época, sino también en la aparición de personajes históricos como Okita o Saito. Muchos son los defensores del doblaje al español pero, en este caso, se puede afirmar que su versión original es obligatoria. La fuerza de los actores que ponen la voz a los personajes y la excepcional banda sonora, hacen de estos cuatro OVAs una obra de arte del cine de animación.

 

Como personajes más importantes de la historia podemos destacar:
Himura Shinta (Kenshin): Se trata del joven Kenshin, el pequeño samurái, un niño que es rescatado por un maestro de la espada que, cansado de ver cómo la gente sufre, decide poner su espada al servicio de las fuerzas que se oponen al gobierno. Durante su estancia en el grupo Ishin shishi, se convierte en un guerrero de gran fama, conocido como Hittokiri Batusai (“Batusai el asesino” o “Batusai el carnicero”). Posteriormente conocerá a una muchacha, Tomoe, que dará el giro argumental al OVA.

Yukishiro Tomoe: Una muchacha con olor a flor de cerezo y una perpetua tristeza en su mirada. Tras conocer a Kenshin en uno de sus asesinatos, será acogida por el grupo Ishin shishi y, posteriormente, contraerá matrimonio con Kenshin. Se trasladarán a las montañas para trabajar como vendedores ambulantes de medicinas.

Yukishiro Enishi: Hermano pequeño de Tomoe, se reencontrará con su hermana tras su asentamiento en la montaña. Como todo cuñado que se precie, no aprecia mucho a Kenshin.

Seijuro Hiko: Conocido ya en el manga y en el anime, un poco más joven en los OVAs, fue el responsable de rescatar a Kenshin de una muerte segura a manos de bandidos. Su aparición se centrará en el entrenamiento de su joven discípulo y su distanciamiento, ya que no estaba de acuerdo en poner la espada al servicio de ningún señor.

 

Hajime Saito: Conocido en el manga y el anime como el policía Goro Fujita, el brazo armado de la ley. En el OVA se refleja su vida durante el Bakumatsu (últimos años del gobierno feudal), como capitán de la tercera unidad del Shinsengumi. Conocidos como “Los lobos de Mibu”, este grupo era una unidad especial de la policía del shogun Tokugawa. Al servir al gobierno, se plantea como uno de los principales enemigos de Kenshin en los OVAs.

 

Okita Soji: Capitán de la primera unidad del Shinsengumi, y compañero de Saito. Al igual que su  colega, está basado en la persona real con la que comparte nombre. Bajo, con cara aniñada y de complexión pequeña, se trató de uno de los mejores espadachines con los que contó el ejército del Shogun.

 

Katsura Kogoro: Uno de los tres grandes líderes del grupo Ishin shishi, contrarios al gobierno feudal y cabecilla de la revolución que llevó a la Guerra de Boshin. Tras conocer a Kenshin, siendo éste aún un niño, fue el responsable de otorgarle el papel de Hittokiri (asesino), hecho del que se siempre se arrepintió al no saber si había hecho bien en interrumpir de esa manera la infancia de un niño.

 

Izuca: Perteneciente al clan Chosu, al igual que Katsura Kogoro, fue quien encontró a Kenshin tras abandonar éste a su maestro, y quien lo introdujo en el grupo Ishin shishi. Es el responsable de indicar a Kenshin sus víctimas, así como de limpiar el escenario del crimen. Se convertirá en uno de los compañeros más cercanos de Kenshin, y su enlace con los cabecillas de la revolución.

 

Los OVAs 5 y 6 (editados en 2001) relatan el arco argumental “Saga de La venganza” del manga que no contenía el anime y el final de la vida de Kenshin, respectivamente. El conjunto de estos dos OVAs se conoce con el nombre de Seisōhen (星霜編). En estos OVAs el espectador puede notar una gran diferencia con respecto a los cuatro primeros, ya que no se percibe la fuerza, la calidad en el dibujo ni la banda sonora características de los OVAs anteriores. Y esto no es una casualidad ya que estas dos entregas no pertenecen al autor del manga, Nobuhiro Watsuki, el cual declaró que no tenía nada que ver con la historia del samurái que él escribió y que no es canon.
El OVA 5 trata de la Saga de la Venganza del manga. Es el reencuentro del samurái con un Yukishiro Enishiya adulto. En este OVA se resume la saga que contiene 10 tomos del manga. Todo un resumen. En el anime, la Saga de Tokio, que también abarcaba 10 tomos del manga, se recoge en 35 capítulos. Es posible imaginarse que la historia resulta altamente mutilada e incompleta, con numerosas partes que no se explican con un único visionado del OVA sin haberse leído previamente el manga.

 

El OVA 6 describe la vida en Tokio de los compañeros de Kenshin, que esperan su vuelta, ya que el samurái partió a China para ayudar a la gente pobre. Esta línea argumental nada tiene que ver ni con el manga ni con el anime, ni siquiera con ninguna trama escrita por su creador. De hecho, la personalidad que presenta el samurái en esta entrega, en nada concuerda con la del Kenshin original.

 

Watsuki no siente que el personaje protagonista de estos dos últimos OVAs se identifique con su creación. Es una lástima que se le haga tan poca justicia al final de Rurouni Kenshin y que, sobre todo, no tenga el visto bueno de la persona que le dio vida.
No obstante, los cuatro primeros OVAs de El Guerrero Samurái son todo un referente en el mundo de la animación en general y del género manga en particular.
Escrito por P. Borrego
Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

5 Comentarios

  1. Canio51: Las cuatro primeras, en especial la última, son una obra maestra de la animación, con una banda sonora digna de un Oscar. Y con las dos últimas lloré hasta la saciedad, le llegas a coger un cariño a Kenshin después de tantos años espectacular. Más gente debería descubrir esta obra, simplemente genial.

  2. LA SERIE, Y ESE FINAL ASQUEROSO… NO TIENEN NADA QUE VER CON LAS PRIMERAS OVAS, no hay nada parecido, los personajes son lo que son, Kenshin no mantiene filosofando, apenas piensa, los combates no duran 30 minutos y dicen las técnicas y etc. Todo es rápido, no hay reflexión después de matar, se vive y se muere. LO QUE ES UNA PENA ES QUE MUY POCA GENTE LA HAYA VISTO, O INCLUSO LE GUSTE, tuviste que ser fan en la infancia de esta serie para encontrarle demasiado sentido, además de ver a un KENSHIN totalmente diferente, mucho más *humano*, frío, no lo pusieron con esa mirada de asesino que aparece en la serie cuando se “transforma” en hitokiri, es simplemente un niño con un talento excepcional

    “La espada es un arma para matar. El arte de la espada es el arte de asesinar. No importa que tan poéticas o bellas sean las palabras que salgan de tu boca, ésa es la realidad; para proteger a unos, tienes que matar a otros; para permitir a unos vivir, tendrás que dejar a otros morir. Ésta es la verdadera enseñanza de la espada.” Hiko Seijuro

¡No te vayas sin comentar!