Ufo Senshi Dai Apolon (1976)

 Tras el arrollador éxito de la creación de Go Nagai, Mazinger Z, en 1972. Produce un género conocido como Super Robot que tiene su mayor auge entre las décadas de los 70 y 80 del siglo XX. Uno de esos muchos robots que sí pudimos ver en España, es la presente conocida popularmente como Apolon y cuya característica que más llamaba la atención era que el robot se asemejaba a un jugador de rugby.
Si teneis cinco minutos os daré a conocer esta obra u os teletransportaré a vuestra infancia.

Comienza la historia en un orfanato llamado Cielo Azul, en el que un joven llamado Takeshi es la estrella de rugby, un día al cumplir los 16 años se le revela la verdad de su orfandad y es que él no es del planeta Tierra sino del planeta Apolon.
Qué fue arrasado por el Imperio Dasan, para arrebatarles un artefacto capaz de controlar la energía del universo, pero está formado por dos partes una le es otorgada a Takeshi (la llave de energía) y la otra la tienen los Dasan.
Ello provoca que el Príncipe de Apolon, afronte junto a Lavick (su mentor) y sus amigos del orfanato la lucha contra el Imperio Dasan, invocando al arma más poderosa de su planeta natal, un robot formado por otros tres que reciben el nombre Bedda, Trungu y Ledda llamado…
Apolon dispuesto a luchar
La serie se considera hoy de culto, constó de 26 capítulos y una ova en la que se resumía la serie. Los personajes principales son como los de aquella época son buenos chicos que aparte de la invasión Dasan tienen que hacer frente a las luchas propias de su edad. Al mismo tiempo que a lo largo de la serie van madurando.
En el bando de los malos tenemos algunos de los arquetipos que nos podremos encontrar en este tipo de series, por ejemplo el Líder Dasan ante el que sus lugar-tenientes en la Tierra hincan la rodilla en el suelo con sola presencia en el monitor.
No hay duda, Cuartel General de los Dasan en su planeta.
Siguiendo con los tópicos está en Capitán Gido, el típico soldado que obedece sin chistar y asume los castigos ante sus fracasos con mansedumbre.
Junto a él se encuentra el General Gumez, que queda como el típico oficial que busca escalar a cualquier precio para lograr el puesto de comandante.
Pero el Comandante Hiranik, empieza la serie como el fiel lugar teniente del Líder pero termina dudando de si causa es correcta, algo que se adelanta a su época a animes muy posteriores.
El ritmo de la serie es muy dinámico y a pesar de la luchas contra los robots de los Dasan, esconde un profundo deseo de entendimiento entre las personas y en su última etapa en la se viaja al Planeta Dasan, a pesar del combate encarnizado contra las naves y tanques del enemigo, lleva al espectador a compadecerse de los enemigos.
Por tanto la hace asequible tanto para los amantes de los robots como de los valores.

Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

3 Comentarios

¡No te vayas sin comentar!