Rumores con pólemica sobre las nuevas consolas

Normalmente no suelo hacer caso de rumores, y menos sobre el tema de las consolas de nueva generación, ya que al final casi todos terminan siendo poco más que especulaciones sin fundamento alguno. Sin embargo, como el día ha estado plagado de ellos, siendo algunos muy polémicos de ser ciertos, haremos un pequeño repaso.

¿Poco potente?

Empezaremos por Nintendo y su WiiU. Según una fuente anónima, la consola tan solo sería dos veces más potente que una Xbox360, muy por lo debajo de lo que Nintendo anunció, provocando que muchos estudios tengan que cambiar de planes. De ser cierto, la potencia sería insuficiente y de nuevo la consola se quedaría técnicamente desfasada en poco tiempo. Aun así, a pesar de la supuesta fuente sería un desarrollador de Develop, la veracidad es más que discutible, por lo que lo más sensato sería esperar a anuncios oficiales.

La nueva Xbox en Real Steel

La otra tanda de rumores pertenecen a la nueva consola de Microsoft, llamada de momento Xbox720. Según dichos rumores, procedentes de gente de la industria en declaraciones a Kotaku, la potencia de dicha consola sería seis veces más potente que la actual, si bien es más una noticia propagandística, pues la potencia de una consola depende de muchas variables como para afirmar un número tan concreto.

Otras supuestas características de la consola son más un paso lógico, casi obvio, por parte de Microsoft. Por un lado sería el uso de Blu-rays como método de almacenamientos, algo ya muy demandado en la actual generación. Otro sería la inclusión de un nuevo Kinect con prestaciones mejoradas.

Sin embargo, la polémica viene dada por la inclusión de un sistema que evitaría el uso de juegos usados en otras consolas, impidiendo así el mercado de segunda mano. Esperemos que dicho rumor quede en nada y Microsoft no entre en una polémica que perjudica únicamente al usuario.

Cuentista. Aficionado a muchas cosas, experto en pocas. Quizá algún día la suerte esté de mi lado y engatuse alguna editorial para que me paguen por una de las cosas que más me gusta: escribir. De momento lo hago gratis, pero las donaciones en forma de patatas fritas y un helado ocasional se agradecen.

¡No te vayas sin comentar!