The Office Vs The Office

The Office surge en 2001 en Gran Bretaña de la cáustica e irónica mente de Ricky Gervais y Stephen Merchant. Se trata de una serie en formato mockumentary, que muestra el día a día de la sucursal en Slough de la empresa papelera Wernham Hogg, en la que todo el mundo hace de todo menos trabajar. Como no podía ser de otra forma, Gervais presenta personajes pintorescos y de lo más dispares, que tienen que interactuar entre ellos en un entorno laboral hostil. El eje sobre el que gira la línea argumental es David Brent, un jefecillo prepotente, tirano y aficionado a las bromas de mal gusto, que es interpretado en su versión inglesa por el propio Gervais.

Está serie apenas constó de dos temporadas, de seis capítulos cada una, que presenta un tipo de humor hasta el momento innovador. La emisión tuvo tanta acogida en el Reino Unido que la cadena estadounidense NBC no tardó en adquirir sus derechos para realizar su propia versión. Eso sí, guionizada y de la mano de Ricky Gervais. Sin embargo, en esta versión el jefecillo, Michael Scott (en lugar de su antecesor David Brent), es interpretado por Steve Carell. Suele ser habitual que las series estadounidenses sean más largas por temporada que las británicas, y The Office no es una excepción. Aunque la serie de la NBC aún no se ha cerrado, actualmente cuenta con ocho temporadas y 150 episodios.
The office versión USA
Nunca en televisión se ha visto una emisión tan diferente y tan parecida al mismo tiempo. A continuación, The Office Vs The Office.
El jefecillo
The Office UK: David Brent, interpretado por Ricky Gervais. Se trata de un bastardo en toda regla, humorista frustrado, cobarde, de prepotencia suma y que se pasa el tiempo gastando bromas improcedentes a sus empleados, los cuales lo desprecian. La peculiaridad de Brent, mentiroso, rastrero, machista y racista, es que es tan inútil que la mayor parte de sus actuaciones rozan lo patético. Sin embargo, él se autoengaña y se considera un supremo humorista y una persona carismática y de enorme simpatía. Cree ser admirado y respetado por todos sus empleados, aunque no muestra ninguna deferencia hacia ellos y se centra únicamente en su propio bienestar. Todas las desgracias con las que se encuentra son merecidas por su comportamiento, y es imposible que el espectador sienta ningún tipo de empatía hacia un personaje tan vil como mezquino. En todo caso, vergüenza ajena.
The Office EEUU: Michael Scott, interpretado por Steve Carell. Déspota, machista, racista, con un sentido del humor que roza también el mal gusto, pero que en el fondo es buena persona. La diferencia de este personaje con su antecesor británico es que éste, a veces, tiene su punto de gracia y además se preocupa por sus empleados. Eso sí, a su manera. Scott aparece en algunos momentos como carismático en las negociaciones con sus superiores y, en el fondo, gran parte de sus desgracias, dan lástima. Capítulo a capítulo, se hace querer por los espectadores.
Personajes comunes:
Tim Canterbury  (UK) Vs Jim Halpert (EEUU):
Tim: Es uno de los personajes con más implicación en la trama. Trabaja como comercial en Wernham Hogg. Dejó la universidad para comenzar a trabajar y, a pesar de sus 30 años, vive con sus padres. Piensa que está de paso, pero, trágicamente, va viendo cómo su destino se asienta en un puesto que detesta. Su principal afición es hacerle la vida imposible a Gareth, al que está constantemente gastando bromas con Dawn, de la que está enamorado en secreto, pero sin el valor y la valentía para confesarlo. Es el tópico de personaje carismático.
Jim: Calcado a Tim, incluso en aspecto físico y tics. Su única diferencia es que, en la versión norteamericana, su perspectiva ante la vida y su situación es mucho más optimista, incluso con lo que respecta a Pam (la versión norteamericana de Dawn).
Gareth Keenan (UK) Vs Dwight Schrute (EEUU):
Gareth: Paleto ingles donde los haya, pseudoretrasado y que comparte mesa con Tim. Es el pelota número uno de su superior, David Brent. Debe sufrir diariamente las bromas y las maldades de Tim. Cree que será el sucesor de David, y que es un experto en todo lo que se precie. Siempre se está jactando de haber pertenecido al ejército, aunque en realidad sólo estuvo enrolado en el Ejército Territorial, algo similar a Protección Civil en España.
Dwight: Sin duda, el mejor personaje de The Oficce en general, y de la versión norteamericana en particular. Magnífico en su interpretación y su recreación como personaje. En este caso no se trata de un paleto, sino de un pueblerino friki que tiene su propia finca en la que planta remolachas con su primo, y que es ayudante del sheriff del condado los fines de semana. Maniático y obsesivo en el orden, se ve atormentado de manera continua por las gracias de Jim, al que cree su archienemigo. Sus intentos de defenderse de su compañero de mesa no sólo son infructuosos, sino que le conducen a situaciones totalmente absurdas y surrealistas. De nuevo, Dwight es el pelota del jefe (Michael), al cual adora y tiene como ejemplo. Mira con desdén y superioridad al resto de sus compañeros, a los que considera “primates ignorantes”. Este personaje es el que muestra más diferencias respecto a su predecesor inglés. El actor que lo interpreta,  Rainn Wilson, basó la personalidad de Dwight en un mexicano que conoció, llamado Alan, cuya personalidad le impresionó tanto que decidió actuar como él lo haría.
Dawn Tinsley (UK) – Pam Beesly (EEUU):
Dawn: Es la recepcionista de la oficina. Previamente, era ilustradora de libros infantiles y trabajaba a media jornada en la oficina. Pero, con el tiempo, tuvo que dejar su vocación para ahorrar dinero y poder casarse con uno de los mozos de almacén de la oficina, con el que está comprometida desde hace años. Al igual que Tim, detesta su trabajo, y su único consuelo es gastarle bromas entre ambos a Gareth. Su futuro de presenta desconsolador y trágico, puesto que su prometido planea que, cuando se casen, ella busque un trabajo de fregona y mantenga a cuatro o cinco niños.
Pam: Es la guapa de la serie, cándida, dulce y también prometida con uno de los mozos de almacén. Al igual que su homóloga británica, tiene una gran amistad con Jim, con el cual planea continuamente diversas bromas para gastar a Dwight. Mantiene una mejor perspectiva de futuro que Dawn e, incluso, llega a pedir una excedencia en el trabajo para estudiar diseño gráfico, ya que su deseo es ser ilustradora.
La principal diferencia entre ambas series es la primordial que se plantea en las comunes emisiones inglesas y norteamericanas. Es decir, el tópico televisivo inglés de serie cómica aunque trágica y deprimente, en el que el modo humorístico que prima es el ridículo, y en la que cuyos personajes están abocados inevitablemente al fracaso o a la desgracia. Todos y cada uno de los participantes en de The Office británica, aunque cómicos, inspiran lástima, ya sea por su comportamiento o por sus condiciones de vida. De hecho, esta versión carece de risas en off, lo que convierte los guiones cómicos en situaciones irónicas más que en sketchs y cuñas humorísticas.
La serie norteamericana, en cambio, suele tener un planteamiento sobreoptimista de la realidad. Este aspecto se ve relejado en la versión norteamericana de The Office, en la que todos los problemas parecen resolverse, aunque sean verdaderas catástrofes. Asimismo, los personajes son felices y, aunque no les guste su trabajo, evaden su tiempo en la oficina mediante gracietas y bromas.
En ambos casos, una de las mejores producciones televisivas de los últimos años. Su formato de falso documental constituye un modo perfecto de desarrollo argumental, aunque en los primeros capítulos los espectadores pueden sentirse desorientados. En definitiva, un guion genial con personajes geniales.
Escrito por P. Borrego
Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

1 Comentario

  1. Creo que la versión estadounidense de The office tuvo bastante éxito, desde luego gracias a a los tintes de humor que se manejan en esta serie son realmente buenos, tomando en cuenta que hablamos de una comedia podríamos llegar a creer que está cargada y exagera con las escenas cómicas pero en este caso no es así, para mí más allá de los personajes me parece una serie mesurada y muy entretenida.

¡No te vayas sin comentar!