EL Videoclub: Equilibrium

Hoy es viernes, día de estrenos en las carteleras de nuestros cines, por lo que si os acercáis a ellos, podréis encontrar películas como “Ghostrider” o “La Invención de Hugo”, pero para los que prefiráis quedaros el fin de semana en casa, vamos a haceros una recomendación en nuestra sección semanal de EL Videoclub, la película “Equilibrium”.

Equilibrium es una excelente obra del director Kurt Wimmer que se estrenó en cines en el año 2002, pero en España tuvimos la mala suerte de no poder disfrutar de ella, ya sea en cines, videoclub, etc… ya que nunca llegó a salir en nuestro país, aunque si que podemos hacernos con ella mediante tiendas online o de importación. El filme bebe de obras maestras, como son 1984 o Fahrenheit 451, teniendo claras referencias a ellas, como por ejemplo el líder dictatorial o la quema de libros respectivamente, además de presentarnos un futuro distópico en el que la humanidad ha sobrevivido a una Tercera Guerra Mundial y en el que se ha decidido erradicar los sentimientos humanos mediante una “droga” llamada Prozium, ya que se considera que son los provocadores de que no podamos convivir en sociedad, eliminando así la ira, el odio o la tristeza… Pero por otra parte creando seres humanos incapaces de sentir emociones como son el amor, el asombro o el cariño entre otras.

Por otro lado el “Padre”, que es el único soberano existente, ha decidido que para eliminar las sensaciones, además de que todos están obligados a tomar diariamente su dosis de Prozium, han de eliminar cualquier vestigio que evoque al sentimiento, por lo que las obras de arte, la literatura o las antigüedades están totalmente prohibidas. Para tal fin, ha creado un grupo de agentes especiales llamado Tetragrammaton, que está compuesto por los Clérigos, los cuales están especializados en un arte marcial que combina diferentes técnicas, como son el uso de armas de fuego, el kendo y la lucha cuerpo a cuerpo.

La película nos narrará la historia del más alto clérigo del Tetragrammaton, John Preston, excelentemente interpretado por el actor Christian Bale, quien se verá envuelto en la tesitura de capturar o no a un grupo de disidentes que viven ocultos en la ciudad y a su vez, tendrá que hacer frente a sus propias creencias inculcadas por la sociedad en la que vive. Este grupo rebelde intenta devolver a la raza humana lo que les hace humanos, que no es otra cosa que los sentimientos, ya sean para bien o para mal, por lo que ellos reniegan de tomar su dosis diaria de Prozium y disfrutan cada instante de todas las sensaciones que perciben, por minúsculas que sean.

La película tiene unas más que buenas escenas de acción, que recuerdan de alguna forma a lo visto en Matrix, por lo que los amantes de éste tipo de filmes disfrutaran de ella. Pero la película va mucho más allá que el mero hecho de mostrar escenas de acción, ya que hace una critica a la sociedad en la que vivimos y al mundo que nos rodea, haciéndonos ver que debemos intentar apreciar todos los detalles por ínfimos que sean y a su vez, dotando de importancia al arte y mostrándonos lo que sería del mundo si estaríamos privados de este.

Os animo encarecidamente a que la veáis, ya que fue una película que en España no pudimos visionar y que merece mucho la pena tener en nuestra estantería cinéfila.

¡No te vayas sin comentar!