Gojira / Godzilla 1954

Con este sugerente título llegaba a nuestras pantallas de cine, y las posteriores entregas en la sesión matinal, Gojira más conocido en Occidente como Godzilla, todo un icono del cine y además con el merecidísimo título, bajo mi punto de vista, de  REY DE LOS MOSNTRUOS.

Gracias a los que nos seguís se ha conseguido un éxito con nuestro último ElCast, de manera que en justicia hay que hablar de la película que lo empezó todo.

Primera aparación del saurio radioactivo

Pues de la manera que puede observarse a la izquierda, debuta Godzilla en el cine. En esta entrega que estaba pensada como una película sola nos propone la historia de unos extraños acontecimientos ocurridos en una pequeña isla del Japón, que suscita la curiosidad del Profesor Yamane (Takashi Shimura), lo que le motiva a realizar una expedición en la que descubrirá cráteres a modo de huellas mezclado con leyendas locales sobre una criatura gigantesca.

Lo que menos podrían imaginarse los miembros de la expedición es que la criatura atacará Tokio y que además pondrá en jaque a todo el país de por si traumatizado por hechos recientes. Además se topará con el distante y enigmático Doctor Serizawa (Akihito Hirata) que parece disponer de la solución definitiva contra la amenaza.

Doctor Serizawa y Emiko Yamane en el laboratorio

La película puede afirmarse que no se trata de la típica película de monstruos ya que la trama humana, es del todo relevante. Las actuaciones están acorde con un producto de alta calidad además de que el ritmo narrativo no se hace pesado puesto que las situaciones que se dan, son las lógicas y humanas dentro de un contexto normal como las reuniones con Altos Mandos o el papel del “ejército provisional”  que le queda al país tras las sanciones impuestas y el comportamiento de los oficiales de mayor rango.

A favor de la cinta destaca que los ataques del monstruo son por la noche, lo cuál hace que estos resulten más aterradores, tampoco faltan referencias a las armas atómicas o incluso a las químicas, esto lleva a que un personaje se sacrifique para que nadie más pueda usarlas.

Además de recoger y retratar la sociedad japonesa del momento  y reflejar los efectos devastadores de una guerra perdida y reciente, de modo que las escenas tras la destrucción no son inocentes.

Sin duda alguna la película es una contestación a las películas de monstruos norteamericanas de la época, el diseñador de efectos especiales y posterior megaempresario Eiji Tsurubaya sentía una gran atracción por King Kong.

Los efectos especiales son sobresalientes para la época (toque artesanal y reconstrucciones milimétricas), pero añaden algo propio de su teatro y es que el monstruo no está hecho por marionetas o stop-motion, sino es el uso del disfraz para representar a un personaje, siendo estático el rostro en el teatro mientras que en la película claramente es articulado.

Destacar también la banda sonora de Akira Ifubuke, que transmite al espectador lo que está ocurriendo en pantalla además de convertir la música de las escenas de destrucción en el tema de Godzilla que le acompañó incluso en su breve pero intensa a Etapa Millenium iniciada en 1999 hasta 2004, y que oficialmente no ha terminado a la espera de la siguiente entrega en 3D según rumores tanto norteamericanos como niponés.

Y que decir de su director, Inoshiro Honda, con una trayectoria de películas bélicas que sin quererlo se convirtió además de en “padre” de Godzilla, también el de la mariposa Mosura (Mothra en Occidente) o Rodan (una especie de terodáctilo) con películas propias o más tarde junto al “Rey”, además de participar en muchas de sus entregas de la saga clásica a pesar de haberse rehusado a participar en la segunda porque solo tenía pensado hacer una película, creando todo un género cinematográfico.


Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

¡No te vayas sin comentar!