Guerra Mundial Z

He aquí el segundo libro del autor Max Brooks, hijo del célebre actor cómico y director Mel Brooks. Y digo bien segundo, puesto que en Estados Unidos se publicó su primer libro Guia de Supervivencia Zombi (del que ya hicimos hace un tiempo reseña), pero en España se editaron al contrario, primero el más famoso y segundo el que hizo posible el primero.

Aparte del entretenimiento que supone un libro de esta índole, la razón fundamental para leerlo es la terrible similitud con la realidad en la que vivimos.

Esta realidad se resume en operaciones militares encubiertas, intereses geopolíticos o disparatados “reality shows” donde es bien conocido que su parecido con la realidad no solo es pura coincidencia sino que en la mayoría de las ocasiones no se corresponde en absoluto.

La historia que se propone a lo largo de 464 páginas es la siguiente: un señor (presumiblemente el autor del libro) que trabaja para la ONU va recogiendo testimonios sobre lo que se llamó “La Crisis”, “Plaga Andante” o “Los Años Oscuros” de hace diez años.

Este autor publica la parte que no fue admitida en la ONU por tener “demasiado” factor humano, es decir, los testimonios reales de personas que sobrevivieron a la amenaza zombi y viven para contarlo.

La estructura que sigue el libro es perfecta en tanto que se divide en varios estados de la crisis desde los primeros brotes (en China) hasta el final (o por lo menos contención) de la epidemia.

Otra cuestión para no perderse el libro es lo coral del reparto, ya que van desde estrellas de cine, locutores de radio, militares y contrabandistas hasta ejecutivos, agentes de inteligencia o políticos y lo más importante de muchos países, no solo de Estados Unidos.

Fanart que recrea La Batalla de Yorkers, momento crucial

A lo largo de esta pandemia podremos ver de una manera realista cómo funcionan algunas sociedades; por ejemplo en el caso de América por boca de un guardaespaldas, no se duda en utilizar un reality show de famosos y políticos (que se describen pero no se nombran) que están en un sitio seguro mientras las cámaras ven sus reacciones ante lo que ven en televisión (los zombis pululando por Nueva York haciendo de las suyas) mientras pretenden ganar un premio.

O cómo un contrabandista tibetano, cuenta cómo el concepto de familia es algo universal, puesto que la gente que ayudaba a cruzar llevaban a sus familiares “enfermos” primando los sentimientos por encima de la lógica.

También hay algún toque de atención a la política informativa de China en cuanto a la ocultación de los brotes con el fin de que nadie se enterase de nada, a pesar de que el paciente cero se sitúa en un pueblecito de la misma, eso si el autor no establece una causa al fenómeno.

Max Brooks con su libro Guerra Mundial Z
Max Brooks ”leyendo” su libro

Tampoco faltan episodios que tienen lugar en Sudáfrica (especialmente oscuro) Israel (muro de contención),  la India (el paso al Tíbet), Rusia (nuevo orden político religioso) o incluso Ucrania (una batalla con armas químicas).

Además de entretener, el libro es bastante ágil haciendo posible una lectura rápida y a la vez comprensiva de otras realidades socioculturales. Apuntar que los zombis son de los lentos y tontos y que a pesar de todo caben en una mano los momentos de casquería, más bien poca.

Resaltar también historias al margen de lo ya dicho, la supervivencia pura y dura y cómo algunas mentes no quedan muy bien ante la magnitud de la tragedia como son los quislings, si queréis saber lo que son o por qué es crucial la Batalla de Yorkers (en las afueras de Nueva York) os recomiendo encarecidamente que leáis este libro.

¡No te vayas sin comentar!