EL Videoclub: La Tumba de las Luciérnagas

la tumba de las luciernagas

Hoy es viernes, día de estrenos. Si vamos al cine, podremos encontrar la esperada John Carter, nueva película de Disney en la que un veterano de guerra se verá envuelto en un conflicto en un planeta que no es el suyo, Los Idus de Marzo con George Clooney, Intocable, Esto es la Guerra o Dictado entre otras. Desde “La Casa de El”, y aprovechando el especial de Miyazaki que podéis escuchar en nuestro “ElCast” de esta semana, nos gustaría recomendaros una película del Estudio Ghibli, preciosa pero a la vez dura y realista, la cual trata sobre dos hermanos a finales de la segunda guerra mundial, y su lucha por sobrevivir. Aviso de algún posible spoiler del principio de la película. Esta semana en “El Videoclub”, “La Tumba de las Luciérnagas”.

Tres años después de que Hayao Miyazaki e Isao Takahata fundaran el Estudio Ghibli en 1985, nos llegó una película que nos narraba los horrores de finales de la segunda guerra mundial, y como dos niños intentan sobrevivir en un mundo dominado por el miedo, el hambre y las enfermedades, pero que también puede ser amable y mostrarnos como hasta en las peores situaciones podemos sonreír y hacer sonreír a los demás. “La Tumba de las Luciernagas” fue dirigida por Isao Takahata y estrenada en 1988, y pretendía causar un fuerte impacto en el público, cosa que consigue con creces en todo aquel que la ve.

la tumba de las luciernagas

La película nos traslada a Kobe, durante el verano de 1945. La guerra está tocando a su fin, pero en los países asiáticos los enfrentamientos y bombardeos aún son frecuentes en diferentes ciudades. Es una época de grandes hambrunas, enfermedades, y situaciones desesperadas que sacan a relucir todo lo que el ser humano lleva dentro cuando se trata de su supervivencia, tanto en el buen como en el mal sentido de la palabra. En dicha ciudad viven Seita, un joven de 14 años, Setsuko, su hermana pequeña y la madre de ambos. Su padre está en el frente, lo que convierte a Seita en el hombre de la casa. Tras la muerte de la madre de ambos durante unos bombardeos al principio de la película (la escena del hospital me pareció de lo más crudo que he visto nunca en animación y en cine en general), Seita y Setsuko se van a vivir con unos tíos que no vivían muy lejos de la zona donde residían los dos hermanos. Con el tiempo descubriremos que no son precisamente bien recibidos en casa, llegando al punto de tener que marcharse a vivir por su cuenta a un antiguo refugio abandonado a los pies de un río. Pronto comenzaran a surgir problemas con los alimentos y la enfermedad empezará a hacer estragos en la salud de los dos.

Esta película nos enseña la cara mas cruda y realista de la guerra pero también sabe darnos un respiro y nos enseña que, incluso en los momentos más duros, puede haber algo de paz y felicidad, como en la escena en la que los dos hermanos juegan despreocupadamente en la playa, como si la guerra hubiera terminado y tuvieran permiso para poder volver a ser niños normales otra vez.

la tumba de las luciernagas

Otra de las escenas que más me llamaron la atención es la que da nombre a la película. Cerca del refugio donde pasan la mayor parte de la película hasta su desenlace, una noche ven un grupo de luciérnagas, de las cuales Seita coge unas cuantas y las mete en dicho refugio, dando pie a  una escena tierna y conmovedora como pocas. Isao Takahata se basó para hacer esta película en una novela autobiográfica de Akiyuki Nosaka, titulada “Hotaru No Haka”, la cual también se ha llevado en dos ocasiones al cine con actores de carne y hueso en 2005 y 2008. La película se estreno junto a “Mi Vecino Totoro” y ambas fueron un éxito absoluto de crítica y publico. La banda sonora corrió a cargo de Michio Mamiya, y es una de las más emotivas y cargadas de sentimiento que podemos encontrar en una película de animación.

En pocas palabras, aunque no es una película para ver en un mal día, sí es verdad que os recomendamos este film que pretende conmover al espectador y mostrarnos la verdadera cara del ser humano en tiempos difíciles, tanto la mala como la buena, aunque a veces no nos guste lo que encontramos. Ese es siempre el objetivo de Takahata, y con esta historia lo consigue absolutamente.

la tumba de las luciernagas

 

Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

¡No te vayas sin comentar!