George Washington, el personaje de moda

Cuando se confirmó el secreto a voces de la nueva ambientación de la saga Assassin’s Creed uno de los primeros detalles en saberse fue la aparición del primer presidente de los Estados Unidos dentro del juego, aprovechando el contexto histórico.

Hace unos días, además, se nos presentó un nuevo enemigo en el juego Bioshock Infinite, un robot con la apariencia del presidente. Sumado a su pequeño cameo en The Conduit 2, juego para Wii, no hay duda que es un personaje muy interesante para hacer guiños o cameos en los videojuegos… idea que a los chicos de Gameinformer han sabido exprimir muy bien. Tenéis a continuación algunas ideas que lanzan al aire, por si algún programador con sentido del humor quiere seguir exprimiendo la imagen de George Washington.

El juego de moda con el personaje de moda. No cabe duda de que George podría enseñarle algunas tácticas y estrategias de combate a Shepard.

¿Por qué cuidar osos pandas cuando puedes acariciar al mismísimo presidente de los Estados Unidos?

Con Journey, Thatgamecompany explora la naturaleza de la desolación y las relaciones humanas. Además, George Washington.

Bionic Commando hubiera sido mejor juego con George Washington en lugar de Adolf Hitler Master-D, y lo sabéis.

Skylanders parece que gusta a los mas pequeños. ¿Que tal si además aprenden alguna lección de historia jugando?

Este es el que tiene mas posibilidades de hacerse realidad: si alguien es capaz de exprimir de esta forma un juego, esa es Capcom. En el mismo disco estarían también Abraham Lincoln y JFK, pero tendrías que pagar aparte un dlc para desbloquearlos.

¿Resident Evil 6? Mas bien President Ev… nah, no importa. George Washington + zombies=VENDIDO.

¡Y por partida doble! Si Kennedy y Nixon pueden pelear contra los zombies en Black Ops, ¿que es el viaje en el tiempo en comparación? Supongamos simplemente que George tala un árbol y expone alguna especie de túnel temporal. Problema solucionado, continuidad restaurada, zombies muertos.

Cuentista. Aficionado a muchas cosas, experto en pocas. Quizá algún día la suerte esté de mi lado y engatuse alguna editorial para que me paguen por una de las cosas que más me gusta: escribir. De momento lo hago gratis, pero las donaciones en forma de patatas fritas y un helado ocasional se agradecen.

¡No te vayas sin comentar!