EL Videoclub: Eduardo Manostijeras

Eduardo ManostijerasHoy se estrena en cines la tan esperada “Los Vengadores” y a su vez, en lo referente al panorama español, podemos encontrar la película “The Pelayos”, pero para los que prefieran quedarse en casa por la razón que sea, os invitamos a que leáis nuestra propuesta para esta semana y os animéis a verla, aunque seguramente ya la hayáis visto más de una vez:

-Hace mucho tiempo, un inventor vivía en esa mansión. Inventaba muchísimas cosas. Un día, creó a un hombre. Y le dio entrañas, un corazón, un cerebro. Todo. Bueno, casi todo. Verás, el inventor era ya muy viejo. Murió antes de poder acabar al ser que había creado. Así que el hombre se quedó solo. Inacabado, y completamente solo.
-¿Y no tenia nombre?
-¡Claro que tenía nombre! Se llamaba Edward. Antes de que él viniera, no nevaba nunca. En cambio después, sí nevó. Si él no siguiera vivo, ahora no estaría nevando… A veces aún bailo bajo la nieve.

Son las palabras con las que una anciana contesta a su nieta ante la pregunta de por qué nieva mientras observa la nieve desde la ventana. Así comienza a relatar la historia de  Eduardo Manostijeras. Nos cuenta como un inventor que vivía en una mansión alejada creó a un hombre. De repente murió y aunque le había dado a su creación corazón, cerebro y hasta el nombre de Edward (Johnny Depp), lo dejó inacabado con largas tijeras en lugar de manos. Edward vivía en la mansión solitario hasta que un día… ¡Avon llama! Peg Boggs (Dianne Wiest)  llegó hasta la mansión donde se encontraba el hombre inacabado. Al verle no puede dejarlo ahí y decide llevárselo a casa, situada en una zona residencial de colores chillones. A nadie parece incomodarle la presencia de Edward, que prontamente se convierte en el centro de todas las curiosidades. A nadie salvo a Kim (Winona Ryder) que se queja de la presencia ante tal ser tan extraño. Sin embargo y casi al instante, Edward se enamora de Kim.

Esta historia creada por Tim Burton y llevada a la pantalla en 1990, no tuvo gran éxito en su estreno, pero se ha consolidado a través de los años como un clásico del cine y sobre todo para los fans del director. La película es más una fábula de lo que un discapacitado y extraño ser no se puede adaptar en una sociedad “ejemplo”, pues a pesar de la bondad e inocencia que derrama el personaje principal, casi todos lo ven como un titiritero, alguien de quien aprovecharse mientras pueden, y una vez que se han cansado lo abandonan, le temen o hasta incluso algunos intentan destruirle, como es el caso del novio de Kim. Contiene una crítica a la sociedad de la época que hace que la película más que una historia nos cuente un cuento con moraleja.

Eduardo Manostijeras

La película está cargada desde el principio de emociones, como cuando Edward corta sin querer el cuerpo inerte de su padre o cuando él le contesta a Kim que aquello que había hecho lo había hecho por ella. Son unos clásicos del cine varias escenas de la película, de las que te ponen la piel de gallina. O ¿acaso alguien podría olvidar el momento en que Kim le enseña Edward cómo abrazarla sin dañarla? o ¿no se nos saltan las lágrimas cuando ella baila bajo la nieve que genera él mientras esculpe una escultura en hielo? Son escenas inolvidables.

El personaje principal es característico de Tim Burton, escuálido (Johnny Depp tuvo que perder once kilos para la película), pálido,  gótico y altamente peculiar entre los que le rodean. Tendencias que marcaran habitualmente a los personajes del director, y que desde luego sabe que funciona entre sus fans. No es de extrañar que muchos identifiquen al protagonista con personajes conocidos por todos como Pinocho, la Bestia de la Bella, Frankestein o Peter Pan, pero desde luego no es una copia de ninguno de ellos formándose como un personaje único en su género. Los escenarios y escenas denotan los principios del director, con extravagantes colores y peinados en contra posición a territorios lúgubres y oscuros, como el caso de la mansión y de quien allí habitaba.

Eduardo Manostijeras

Suerte para el dúo Burton-Deep que famosos como Michael Jackson o Tom Cruise rechazaran el papel principal, por considerarlo poco masculinos, ya que a partir de este film hemos podido disfrutar de grandes creaciones por unir a ambos portentos.  Además, no creo que el haber realizado esta interpretación le haya quitado atractivo ni masculinidad a Johnny Depp, si no todo lo contrario.

Como anécdota señalar que la interpretación del inventor fue a cargo de Vincent Price por petición expresa de Tim como homenaje, pues le encantaba su trabajo en el mundo del cine.

Con todo esto os dejo con el recuerdo de para mí la mejor frase de la película y el excelente tema principal de su banda sonora:

A veces aun bailo bajo la nieve

 

Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!