Artista invitado: Israel Orcera

Cartel Camino al Árbol de la VidaComo bien sabéis, desde La Casa de EL, nos gusta hablar en la sección Artista Invitado en la que nos encontramos de reconocidas personalidades que han demostrado con sus creaciones que se le puede llamar ARTISTA, con mayúsculas. Sin embargo, no vamos siempre a centrarnos en autores y/o artistas consagrados pues lo que también nos gusta es dar atención a artistas noveles que se comienzan a abrir paso en este mundo con nuevas creaciones pero que entran pegando fuerte y desde La Casa de EL, apostamos por ellos. Uno de estos artistas noveles es Israel Orcera, quien recientemente ha acabado su cómic, “El camino al Árbol de la vida” y hemos querido entrevistarle para que nos cuente detalles sobre su obra. ¿Queréis conocer a este prometedor artista invitado de hoy? Pues podéis leer su entrevista tras el salto de línea.

La Casa De EL: Como buen aficionado al cómic que sabemos que eres, ¿en qué momento de tu vida decidiste ser artista y crear tu propia obra?

Israel Orcera: Lo cierto es que lo he tenido claro desde que era niño. No quería ser astronauta, ni bombero o policía como cualquier otro crío. Yo quería ser dibujante de cómics. Creé mi primer cómic de Spiderman con unos 11 o 12 años. Aún lo conservo y lo leo de vez en cuando. Después con unos 15 escribí el guion de una historia que mezclaba fantasía heroica y futurista a la par.

Ya a los 20 empecé desarrollar “El camino al Árbol de La Vida” y tengo todavía las primeras ideas escritas en viejas libretas, que retomo cuando vuelvo a escribir para no desviarme demasiado de la idea original. Pero fue hace dos años empujado por mi novia, cuando me decidí a poner en marcha el proyecto y empecé con su ayuda y apoyo a dibujar las primeras páginas dando la forma definitiva al guion.

Siempre repasamos entre los dos los textos y si el cómic está viendo la luz es gracias a ella.

LCDE: ¿Cómo llevaste a cabo la idea que plasmas en tu cómic “El Camino al Árbol de la Vida”?

Introducción del cómicIO: Página a página. Primero pensé muchísimo en los distintos personajes y les dejé que crecieran y maduraran en mi mente. Ahora viven en mí como si existiese un universo paralelo dentro de mi cerebro tratando de abrirse paso al exterior. Lo que plasmo en mis ilustraciones y guiones no son sino meras sombras, ecos de lo que vive en mí y no les hace justicia.

LCDE: Para los que hemos tenido el placer de pasear por Bilbao, vemos algún lugar reconocible en el cómic ¿Te has basado también en alguna persona para llevar a cabo los personajes?

IO: Cierto es que el primer volumen se desarrolla en Bilbao y el escenario es real. Las ubicaciones también lo son a lo largo de toda la historia. Me desplacé a Bilbao y a Úbeda para tomar fotografías tanto del edificio Del Tigre como de la capilla de El Salvador donde se desarrollan el primer y el segundo volumen respectivamente.

Con respecto a los personajes en sí, no están basados en nadie concreto, aunque reflejan algunos puntos de vista y experiencias míos.

LCDE:  ¿Te está resultando muy difícil abrirte camino en el mundo del cómic y poder publicar tu obra?

IO: Sí, es complicado que las editoriales te presten atención y autoeditarse, muy caro. Pero en ello estoy. Curiosamente en las dos últimas semanas me he puesto en contacto a través de Facebook con las principales editoriales Americanas así como con sus dibujantes, editores, etc. y les está gustando mucho mi trabajo. Estoy hablando de Top Cow, Aspen Cómics o DC entre otras; dibujantes como Mark Mckenna, Stjepan Sejic, Carlos Pacheco, Terrence Kirton, Peter Steigerwanld, Alfred Trujillo o Mike DeBalfo; presidentes como Vince  Hernández de Aspen Cómics, Michael Gordon de New Legend Productions, o Matt Hawkins de Top Cow. En fin, espero entrar por esa puerta.

LCDE:  ¿Tienes en mente algún otro proyecto para el futuro?

IO: Lo primero es seguir hasta el final con “El camino al Árbol de La Vida” y terminarlo.

Después tengo en mente varias historias más, una de ellas relacionada con uno de los personajes del cómic, Azumi Arakawa, la misteriosa enviada del Vaticano para investigar el asesinato. Pero no entraré en detalles, solo comentaré que es la historia de cómo llegó a servir a la iglesia católica como su soldado.

LCDE:  Finalmente, ¿Qué le dirías a alguien que no la conoce para que se acerque a leer tu obra?

IO: Que merece la pena, que cada página es una obra de arte dibujada a plumín. Normalmente ya no se hace a mano, más que nada por los plazos de entrega. Lo he escrito yo, lo he dibujado yo, me sé de memoria cada detalle y cuando lo mandé imprimir y lo leí por primera vez, como si no fuera mío y pasé la ultima página me dio coraje que se terminara.

Es un cómic que te mantiene absorto de principio a fin.

LCDE: Pues te deseamos mucha suerte y no dudes en ponerte en contacto con nosotros para darnos la exclusiva de tu siguiente obra.

A continuación, para finalizar, os dejamos con un par de imágenes de su cómic “El camino al Árbol de la Vida”, además de las que ya os hemos dejado a lo largo de la entrevista, para que nos hagamos a la idea de lo que vamos a encontrarnos en el mismo.

Imágenes de Bilbao en el cómic

Fan de Rocky, Superman y, en definitiva, el buen cine, tanto moderno como clásico. Disfruto con un buen libro así como leyendo a Mark Waid o a Alan Moore y viendo dibujar a Alex Ross o los Romita entre otros. También disfruto con videojuegos tanto actuales como de antaño con las consolas de 8 y 16 bits y me entusiasman las series tipo sitcom o de ciencia ficción. @GigioPoloux

¡No te vayas sin comentar!