Once upon a time (Érase una vez)

Este ha sido un año nefasto para los estrenos en la pequeña pantalla. Casi cada semana teníamos que ver como una nueva serie era cancelada (que en paz descansen Terranova o Alcatraz, entre muchas otras), o como algunas veteranas agonizaban y conseguían una renovación in extremis (como es el caso de Fringe).

Por suerte, una serie llegó sin hacer mucho ruido, y poco a poco fue sentando una base de fans que la amaban con sus aciertos y sus fallos. Siguiendo una formula de presentar dos realidades (al fin y al cabo sus padres son Eddy Kitsis y Adam Horowitz, guionistas de Lost, con la cual es muy fácil comparar), nos han ido presentando un universo consistente y creíble a pesar de su naturaleza, y aunque hubo semanas en las que su destino pendía de un hilo (la audiencia cayó desde los trece millones a los nueve en sus seis primeros episodios), finalmente la audiencia encontró su punto y empezó a alcanzar buenos datos en los demográficos. A continuación repasaremos este año que ya ha finalizado en Once upon a time (libre de spoilers, tranquilos).

La historia que nos cuentan aparenta ser sencilla: en un pueblo de nuestro mundo todos los personajes de cuento que conocemos viven sin recordar su verdadera identidad, pues se encuentran bajo una maldición perpetrada por la Reina Malvada, y tan solo la hija de Blancanieves y el Príncipe Encantador es capaz de romper el hechizo.

Nos encontramos ante una serie familiar, que a pesar de contarnos versiones alternativas de los cuentos que ya conocemos siguen siendo en esencia las mismas historias para toda la familia. Todos los personajes, incluso los malvados, buscan su propio final feliz y es que sobre eso parece girar la serie: si en Lost los personajes parecían estar buscando la redención, en Once upon a time se buscan valores más tradicionales como aceptar las responsabilidades, el amor y la familia e incluso la fe.

¿Por qué funciona Once upon a time? Muchos son los elementos que influyen en su éxito, y precisamente parte de ello es en la sutilidad con la que son presentados. Cuando te quieres dar cuenta estás ansioso por averiguar que personaje del mundo de los cuentos es tal personaje, o en qué bando juegan algunos de ellos, o en ver cómo han adaptado algunos de los cuentos tradicionales (a destacar “La caperucita roja” y “La bella y la bestia”). Y si bien al principio la serie era más procedimental, dando más importancia a la historia del mundo de los cuentos y avanzando lentamente la historia general, pronto la historia se encarrila y todo se va desarrollando, con más o menos acierto, pero siempre con un final en la mente evitando así la sensación de “fuera de control” de la que pecaba demasiado a menudo Lost.

Y luego cuenta con algunos personajes que en sus escenas eclipsan a sus compañeros de reparto. A destacar sobretodo Ginnifer Goodwin como una excelente Blancanieves y mejor aun Mary Margaret, Robert Carlyle como un estupendo Rumpelstiltskin y sobretodo una maravillosa Lana Parrilla como Regina, la reina malvada  y autentica dueña del show en casi todas sus escenas.

También tiene algunas cosas negativas. Algunas tramas parecen olvidarse, mientras que otras parecen metidas con calzador solamente para rellenar (por ejemplo, la historia de Gruñón, aunque bonita, no aporta mucho al argumento general). Técnicamente cuenta con momentos geniales pero también otros muy mediocres, como por ejemplo los cromas en el mundo mágico se notan demasiado y algunos vestidos parecen disfraces del Toys’r’us. Sin embargo pronto te acostumbras y muchos son los que aseguran que incluso ayuda a crear ese ambiente mágico y único.

¿Tiene futuro la serie? De momento está confirmada una segunda temporada, la duda está en si serán capaces de reinventarse lo suficiente como para mantener contentos a los fans y no aburrir, y tras ver la season finale todo apunta a que así será.

No dudéis en comentar vuestra opinión sobre la serie o los momentos que mas os han gustado.

Cuentista. Aficionado a muchas cosas, experto en pocas. Quizá algún día la suerte esté de mi lado y engatuse alguna editorial para que me paguen por una de las cosas que más me gusta: escribir. De momento lo hago gratis, pero las donaciones en forma de patatas fritas y un helado ocasional se agradecen.

5 Comentarios

  1. me gustó la mayoría de los capítulos de la serie, salvo 3 ó 4 que no me gustaron mucho, pero el resto de los capítulos fueron muy buenos, además hay que destacar el hecho de que esta serie tiene éxito a pesar de no tener escenas de sexo o violencia que se ven muchas series en la mayoría incluso se ven ambos, creo que ese detalle es otro punto a favor de la serie. Por otra parte el final fue emocionante y emotivo, hasta el punto de que por poco lloró cuando el doctor le dice a Emma y Regina de que hicieron todo lo posible.

  2. Es que hay algunos episodios que son realmente flojos… y algunas tramas dan demasiadas vueltas, como la de Blanca y Snow, pero si, sin violencia ni sexo, pues lo que busca es ser una serie familiar, para poder ver con los hijos.

    Y el último episodio me pareció muy emocionante por lo mucho que cambian las cosas de cara a la segunda temporada… conforme avanzaba la serie lo hablaba con mis amigos, que esperaba que no exprimieran demasiado la formula pues se quedarian sin argumento, pero en un solo capi le han dado la vuelta a todo, y si lo hacen bien incluso puede ser mas emocionante y divertido… por un lado con capis centrados en como intentan retomar sus vidas algunos personajes, otros podrían no querer volver al mundo mágico… Luego hay tramas que pueden durar varios episodios, como la de Alicia (conocemos al sombrerero, pero no a Alicia, la reina de corazones, etc…)
    Vamos, que la serie goza de buena salud ^^

  3. Es muy dificil crear un producto como este . Es realmente bueno y el televidente siente que sus recursos de lector se ven plamados con creatividad y oficio.
    Imperdibles la reina y Mr. gold!!!

  4. Es una serie familiar que nos plantea otra forma de ver los cuentos,
    es muy buena!! y creativa, nos transporta a un mundo mágico donde
    olvidamos x un tiempo los complejos problemas de nuestro propio mundo.
    Se pueden hacer buenas series sin sexo, drogas ni violencia,
    Que bien!!! Éxitos en las próximas temporadas.

¡No te vayas sin comentar!