Batgirl #1 (Cómic)

batgirl new 52 Continuando con nuestras reviews del relanzamiento de los personajes más característicos del universo DC, en esta ocasión le llega el turno a Barbara Gordon, alias Batgirl. A diferencia de lo ocurrido en la colección de Batman, uno de los personajes que menos cambios ha sufrido a causa de los acontecimientos vistos en Flashpoint, la vida de Barbara ha sufrido unos cuantos cambios de manos de la guionista Gail Simone, los cuales pasamos a resumir en esta review.

La vida tal y como la conocíamos.

La historia de Barbara, hasta la fatídica noche en que el Joker le disparó en la columna dejándola condenada a una silla de ruedas, continúa siendo la misma, con ligeros retoques que en principio al lector pueden parecer insignificantes, como el hecho de que ahora esta sea hija natural de James Gordon, cambio que a priori no afecta en gran medida al personaje. Sin embargo, los cuatro años que siguen a ese acontecimiento (que podemos leer en el excelente tomo titulado “La broma asesina”) y que es el punto de partida de este nuevo número uno, son un misterio que solo el tiempo y su guionista desvelarán, pero en el que ha ocurrido un hecho sorprendente.

Barbara está totalmente curada y vuelve a andar con normalidad, hasta el punto de que vuelve a asumir su papel de Batgirl tras un tiempo en dique seco. ¿Cómo ha ocurrido semejante milagro que antes de Flashpoint parecía imposible? En este número 1 no tenemos una respuesta y parece que vamos a tardar en tenerla; lo único claro es que Barbara está de regreso y que según evolucione la historia tendremos más piezas del puzzle en el que se ha convertido la vida de Batgirl, puzzle que comienza con la review de este número 1.

Un nuevo comienzo

Ahí estáis, monstruos asquerosos. Os he encontrado, ¿eh? Pues sí, nenes. ¡Qué pena me dais! Esta noche no soy Barbara Gordon. Esta noche soy Batgirl.

El primer tomo de esta colección cuatrimestral (que contiene los números del 1 al 4 de este reinicio) nos presenta a una Barbara ya recuperada físicamente del disparo recibido por el Joker, pero no psicológicamente, cosa que Gail Simone ha querido enfatizar, ya que su intención es que las secuelas de esa noche reflejen un trauma real (pesadillas, miedo a las pistolas) en la vida diaria del personaje. Una de las primeras noches tras su regreso, detiene a un grupo de asesinos que retenían a una pareja en su domicilio, salvando a uno de ellos de morir en una caída. Poco después Barbara recibe una alerta de la policía de que algo pasa en el hospital donde el asesino al que salvó está ingresado, por lo que decide ir a ver qué ocurre. Cuando llega, se encuentra con un agente de policía muerto, otro herido y a un nuevo enemigo que se hace llamar “Espejo“, el cual tira por la ventana al líder de la banda que Batgirl había detenido poco antes.

batgirl número 1

El villano escapa y Batgirl lo persigue hasta el cementerio, donde descubrirá que la fuerza física y la destreza de “Espejo” no son las de un matón cualquiera. Durante el enfrentamiento, Barbara consigue arrebatarle una lista con los nombres de sus víctimas, las ejecutadas y los que restan por ejecutar. Nuestra heroína deberá descubrir las motivaciones de esta nueva amenaza a la par que deberá lidiar con sus problemas personales, derivados del trauma psicológico que aún sufre por su encuentro con el Joker, amén de otros problemas.

Personalmente, este tomo me ha parecido entretenido, coherente y un nuevo comienzo más que digno para un personaje que ya se echaba de menos. Tampoco quiero que se malinterprete, ya que con esto no quiero menospreciar a las Batgirls posteriores a “La broma asesina“, pero siento especial cariño por el personaje de Barbara Gordon y estos primeros números me han dado la sensación de ser el comienzo de una etapa muy grande en la vida de la chica murciélago.

El dibujo de estos cuatro primeros episodios corre a cuenta de Ardían Syaf, quien hasta hace poco se dedicaba a ilustrar portadas de JLA o Green Lantern entre otros y que ahora ha tomado el mando de esta colección con unos resultados bastante buenos. El guion, como hemos dicho al principio de la review, es obra de Gail Simone, guionista que siente especial predilección por este personaje con el que ya trabajó cuando Barbara, bajo el nombre de Oráculo, lideraba al grupo de Aves de Presa.

Sin embargo, este primer tomo nos deja un gran número de incógnitas. No solo se desconoce como recuperó Bárbara el uso de sus piernas (aunque es verdad que se da una pista, no sirve para hacerse una idea concreta) sino que también queda la duda de si nuestra protagonista ejerció como Oráculo o qué papel han jugado Cassandra Caine o Stephanie Brown en los años que ella estuvo paralítica. Todas estas incógnitas se irán desvelando en números sucesivos, los cuales prometen ser muy interesantes y, como no puede ser de otro modo, seguro llenos de acción.

¡No te vayas sin comentar!