Nightwing #1 (Cómic)

Continuamos con nuestras reseñas del nuevo Universo Dc, esta vez con otro miembro de la familia del murciélago.

Dick Grayson ha pasado el último año bajo el manto de Batman, sustituyendo a Bruce Wayne cuando este desapareció y más tarde, cuando Bruce volvió a escena y creó Batman Inc, siguió como un segundo Batman en activo. Pero todo eso queda ya atrás y ha retomado su papel como Nightwing, aunque para ello deba enfrentarse a su pasado: el circo Halley ha vuelto a Gotham por primera vez desde la muerte de los padres de Dick. En sus carromatos viajan antiguos conocidos, un interés amoroso y quizá algún que otro enemigo…

El primer villano al que se enfrentará Nightwing

La continuidad ha sido reescrita en este nuevo universo, aunque en algunas historias más que otras. Hay casos en los que se empieza totalmente de cero, como por ejemplo Superman o Wonder Woman, u otros en los que la historia continúa como si nada hubiera ocurrido (tan solo omitiendo todo lo posible eventos anteriores que implicaran a otros personajes con historias propias), como Green Lantern o Animal Man. Entre estos dos puntos se encuentra Batman y su “familia”: no se presenta de nuevo a los personajes ni sus historias, y se asume que los personajes llevan varios años operativos, pero al mismo tiempo se cambian algunos detalles de cara a resultar mas coherentes con el resto de colecciones. En el caso de Nightwing el accidente con sus padres permanece intacto, aunque esta vez todo le ocurrió a un Dick mayor, de 16 años. Todo lo demás permanece más o menos intacto, incluyendo su anterior etapa como Batman.

En el primer número de los cuatro incluidos en la edición que nos trae ECC a nuestro país, nos encontramos con Dick disfrutando de la libertad que le da volver a ser Nightwing, lejos de la influencia de Bruce, incluso viviendo en un loft en lugar de la ostentosa mansión Wayne. Se echa en falta el motivo por el cual Dickabandonó la capa del segundo Batman, algo que quizá se esté reservando para más adelante u otra colección, pero tan solo consigue crear la sensación que ya hemos comentado antes, la de omitir explicaciones y ser ambiguos con ellas para intentar dar coherencia a este nuevo universo. Durante los cuatro números vemos como apenas tiene tiempo de saborear su recientemente recuperada libertad antes de ser atacado, reprochado su actitud y distanciamiento por sus antiguos compañeros del circo y ver iniciar una relación con su amor de la infancia… Desde luego no pierde el tiempo.

La historia (Kyle Higgins)no es de las mas emocionantes que podamos leer. Aunque empieza con un cliffhanger muy interesante (Dick Grayson siendo acusado de ser uno de los asesinos más sanguinarios de Gotham y atacado por ello por un mercenario a sueldo), la mayor parte del número consiste en ver a Dick dar vueltas de un sitio a otro a merced de unos secundarios sin definir, mientras reflexiona una y otra vez lo dura que es Gotham y como a la ciudad le gusta ponerte a prueba. Incluso el propio Nightwing parece más apagado que de costumbre, aunque quizá esto pueda justificarse por motivos argumentales.

Por suerte, el dibujo (Eddy Barrows) es muy bueno, incluso en escenas de movimiento o peleas, las cuales abundan por lo que es de agradecer. Las caras consiguen reflejar muy bien las emociones de los personajes, aunque los dos personajes femeninos que aparecen en la historia puedan parecer el mismo según el plano utilizado (al chico le gustan pelirrojas, que le vamos a hacer).

Pelea de gatas

Resumiendo, nos encontramos ante una historia que apenas empieza y que pretende abarcar mucho mas por lo que la lectura solo es recomendable para los fans del personaje (o del universo Batman en general), o aquellos a los que no les importe invertir los escasos 8.95 Euros que cuesta en probar algo nuevo. No es de los mejores de Los Nuevos 52, pero también está muy lejos de ser de lo peor.

Cuentista. Aficionado a muchas cosas, experto en pocas. Quizá algún día la suerte esté de mi lado y engatuse alguna editorial para que me paguen por una de las cosas que más me gusta: escribir. De momento lo hago gratis, pero las donaciones en forma de patatas fritas y un helado ocasional se agradecen.

3 Comentarios

¡No te vayas sin comentar!