Batman y Robin #1 (Cómic)

Padre e hijo juntos luchando contra el crimen. Les guste o no. Esa es la idea que sacamos en claro tras leer el primer número de “Batman y Robin New 52“, guionizado por Peter J. Tomasi y dibujado por Patrick Gleason.  Este primer número según el estatus del nuevo universo DC, nos presenta a dos personajes que no tienen más remedio que soportarse el uno al otro, y que, a pesar de sus vínculos de sangre, son muy diferentes entre sí, cosa que auguramos que le dará más de un dolor de cabeza al caballero oscuro en un futuro no muy lejano.

Por un lado está Bruce Wayne, alias Batman, que a pesar de que sus métodos puedan resultar más o menos bruscos, tiene muy claro que hay una línea moral que no debe ser traspasada en ningún momento. Una línea moral que le impide quitar la vida de aquellos que, en muchas ocasiones, desearía que la perdieran como la perdieron sus padres en el callejón de la muerte. Para Damian Wayne, hijo de Bruce Wayne, el nuevo Robin, esa línea habría sido sobrepasada hace tiempo de no ser por su padre. Un padre que apenas si ha pasado tiempo con su hijo desde que nació, criado bajo la influencia de su madre Talia Al Ghul, hija de Ra’s al Ghul, y que opina que la vida de un villano vale menos que nada. Damian, personaje creado en 2007 por Grant Morrison y Andy Kubert, se caracteriza por ser un niño de diez años salvaje, violento, entrenado para matar desde su más tierna infancia e indisciplinado en muchos aspectos, que piensa que todo vale para hacer justicia y que no está dispuesto a escuchar a su padre, a quien admiraba mucho más cuando no lo conocía. Tras la desaparición de este tras la saga Batman R.I.P, Dick Grayson, el Robin original, se encargó de llevar la capucha de Batman durante algún tiempo, a la vez que ponía a Damian en el puesto de Robin para tenerlo bien vigilado y ejercer de “hermano mayor” del chico, para así intentar reparar el mal que se había hecho en los años en que fue educado por su madre.

Sin embargo, a la vuelta de Bruce Wayne, los guionistas se veían ante un abanico de posibilidades, con padre e hijo luchando juntos como el nuevo dúo dinámico de las calles de Gotham, ambos con una perspectiva muy diferente de lo que se debe hacer con los villanos y con un largo camino por delante, donde cada uno intentará hacer prevalecer sus ideales por encima de los del otro. Realmente Damian no conoce a su padre.

“Es un niño asombroso, ¿verdad Alfred? Pero no puedo dejar de pensar en…¿Qué diablos le hizo Talia para convertirlo en esa…máquina de matar…? Hay algo dentro de Damian que está roto, y es mi deber… mi responsabilidad…arreglarlo.Bruce Wayne

Este número 1 (que engloba los números del 1 al 4 de la colección) nos muestra cómo Batman, preocupado por la educación de su hijo Damian, lo acoge en su familia para que recoja el testigo de Robin, dejado por Tim Drake que pasará ahora a ser Red Robin. Pero los problemas comienzan a surgir en el mismo momento en que ambos tienen que luchar metafóricamente el uno contra el otro debido a sus diferentes caracteres. Damian ha sido adiestrado en la liga de asesinos, cuyo código se fundamenta en que la muerte y el sufrimiento es el único camino para tratar con la escoria de la sociedad. Batman se verá obligado a seguir el camino que ya empezara Dick Grayson, que no es otro que intentar hacer ver a su hijo que la muerte no es el castigo para los villanos y criminales y que su lucha es otra muy diferente. No solo eso, sino que el niño muestra una falta de sentimientos y emociones que llega a ser preocupante, considerando a Batman un blando y un sentimental cuando este le lleva al callejón donde sus padres fueron asesinados. Pero este Batman blando y sentimental que ve Damian está provocado por un nuevo miedo que nace en lo más profundo del caballero oscuro y que cobra fuerza día tras día mientras ve a su hijo luchar contra los criminales de Gotham ¿qué pasaría si algún día le falto a mi hijo y no hay nadie capaz de instruirle de la manera adecuada? ¿En qué podría llegar a convertirse Damian Wayne si su padre no estuviera a su lado?

Batman y Robin

Será entonces cuando aparecerá Morgan, conocido como el villano Nadie, un asesino despiadado y cruel, hijo del asesino Ducard, y antiguo compañero de entrenamiento de Bruce Wayne, el cual regresa a Gotham City para hacer de la vida de Batman un auténtico infierno. Morgan percibe la lucha interna de Damian, quien hace todo lo posible por seguir la enseñanzas de su padre y reprime sus instintos naturales, a pesar de que lo que de verdad desea es poder dar rienda suelta a esos sentimientos y ser aceptado como realmente es. El villano intentará hacer uso de esos sentimientos para que Damian traicione a Batman, cosa que no sabremos si ocurre hasta que no tengamos en nuestro poder el número 2 de la colección.

El tomo se lee estupendamente gracias a la narrativa y el excelente dibujo de Tomasi y Gleason, equipo creativo que explorará en los próximos números está nueva relación padre e hijo tan especial y que promete darnos muchos momentos memorables. Totalmente recomendable para todos los fans del caballero oscuro y este nuevo (y problemático) chico maravilla.

 Escrito por José Carlos Cabra

 

¡No te vayas sin comentar!