Jirón Negro: Origen

Seguro que todos hemos jugado a ser héroes o hemos soñado con qué haríamos si fuésemos justicieros enmascarados; salvar a damiselas, proteger al mundo de una invasión de superalienígenas, destruir al monstruo que atormenta tu ciudad… Pero todo con honor, estilo y por amor a la vida. Pues bien, parece ser que Pere Mejan y Josep Busquest son más de la “pela” y lo grotesco.

Portada del primer volumen de Jirón Negro
Portada del primer volumen de Jirón Negro

El mundo ha sufrido recientemente un gran revés, una cantidad ingente de monstruos ha asolado la Tierra, no hay ciudad o pueblo que no sufra sus ataques, los reyes están desesperados y con la fuerza militar no hay suficiente. Con este pretexto empiezan a aparecer héroes enmascarados que luchan por salvar su patria al mismo tiempo que aparecen los inquisidores, una especie de secta religiosa encargada de erradicar la maldad del mundo.

Jirón Negro es un vampiro/héroe que no busca la fama ni el reconocimiento, lo que él quiere es dinero… dinero y a su “amada” súcubo. De hecho es un vampiro de alta alcurnia, aunque parece ser que condenado al ostracismo por su padre. Debería infundir pavor y respeto allá por donde fuera, pero todo lo contrario, causa repulsión y desdén entre los de su especie y entre los humanos. Nuestro vampiro se encuentra con que hay otros como él que luchan contra los monstruos, y aunque Jirón no siente ningún tipo de compasión o pena por los de su clase (al fin y al cabo él también es un monstruo) se dedica a aniquilar a los héroes,  y todo por hacer enfadar a su padre. Mención especial a su encuentro con el Justiciero del Martillo, una mala copia de Thor.

Página de Jirón Negro
Página de Jirón Negro

La segunda parte del primer volumen es realmente brillante, las hojas casi se pasan solas mientras se descubre qué le sucede a Jirón Negro en el desenlace. Está lleno de acción además de un ritmo perfecto, un gran punto y final.

Y hasta aquí el origen de este peculiar salvador. La historia está bien narrada, con capítulos cortos y un texto nada enrevesado. Los toques de humor negro le dan mucho ritmo a la historia y no llegan a caer en lo absurdo o la gracia fácil. El protagonista está muy bien definido, aunque los demás personajes, como el Rey o el Inquisidor también tienen una marcada personalidad.

El “problema” del primer tomo es la falta del segundo. Me explico, la historia empieza poco a poco, la presentación de Jirón a través de los capítulos es pausada, pues en cada entrada vemos un aspecto de su personalidad y la interacción con la súcubo, el pueblo o su padre. Cuando realmente arranca la historia es en el momento en que el Inquisidor hace su aparición, acción pura, se nota que el cómic avanza. Quiero ver como evoluciona el personaje, pues a pesar de ser bastante perverso y mezquino te encariñas con él, sus monólogos en la cama son realmente sublimes y hay muchos aspectos aún desconocidos que provocan interés. Josep Busquet ha hecho un gran trabajo con la historia, pues sorprende de principio a fin.

Página de Jirón Negro
Página de Jirón Negro

Pere Mejan, encargado del dibujo, ha optado por el minimalismo. Los fondos son simples y juega mucho con la sombra, dando un efecto bastante resultón. El dibujo en ocasiones recuerda a los bocetos de Tim Burton en La Melancólica Muerte del Niño Ostra, todo bastante siniestro, muy franco. El dibujo no tiene muchas filigranas y es en blanco y negro, pero es en las expresiones donde gana fuerza, las expresiones vampirescas de Jirón son todo un poema. Personalmente no me había planteado nunca como sonreía un vampiro narigudo  pero ahora que he visto como lo ha plasmado Pere Mejan creo que no puede haber otra forma posible. Con su peculiar dibujo Pere ha conseguido darle mucha más vida a la historia de Josep.

En cuanto a la edición solo se puede elogiar a Dolmen, pues sus trabajos en tapa dura son casi perfectos. 108 páginas con un papel grueso que imprime al tebeo un aire de grandeza extra por el precio de 15 euros.

Finalmente solo puedo esperar a que salga el segundo volumen, pues ya estoy enganchado a Jirón Negro. Una sátira con una atmósfera medieval fantástica es perfecta para enmarcar la obra de Pere Mejan y Josep Busquet. Esperamos poder contaros si nos ha gustado la segunda parte, que es posible que veamos antes de terminar el año.

Portada del segundo volumen de Jirón Negro
Portada del segundo volumen de Jirón Negro

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!