Assassin´s Creed 1: Desmond

Assassin´s Creed 1: DesmondSin duda alguna, Ubisoft ha sido capaz de presentarnos una saga de videojuegos de esas que merecen película propia, una saga en la que fue capaz de mezclar los excelentes escenarios y movimientos típicos del videojuego para PS2, también de Ubisoft, “Prince of Persia: The Sands of Time” (personalmente, uno de los mejores videojuegos que han existido) con la libertad de movimientos y acciones que caracterizaban a videojuegos como “GTA”.

Aprovechando que dicha saga nos deleitará el 31 de octubre con su cuarta parte, “Assassin´s Creed III”, Planeta de Agostini nos lanza una serie de cuatro cómics (“Desmond”, Aquilus“, “Accipiter” y “Hawk”) que fueron publicados originariamente en 2009 en Francia, Bélgica, Canadá e Italia.

El tomo nos muestra cómo llegó Desmond Miles a Abstergo, base italiana en la que los Templarios intentarán, mediante la exploración de los recuerdos de sus antepasados, encontrar un arma con la que podrán eliminar a sus contrincantes, el credo de los Asesinos, y controlar así al mundo.

El francés Eric Corbeyran se encarga de guionizar un primer volumen que, pese a no ser brillante debido a que tiene que ceñirse a lo descrito por los videojuegos, desarrolla una historia con la que es capaz de atraer y captar la atención de los jugadores mostrándonos una historia que no decae en ningún momento y en la que logra captar la esencia de los videojuegos. El cómic se encuentra destinado principalmente a los jugadores de la saga, ya que a personas sin conocimientos previos sobre los juegos no les podría agradar la obra deLa presentación de Aquilusdibo a la ausencia de una presentación más formal de cada personaje o una explicación explícita sobre la situación y la puesta en contexto dentro de la historia. Esto último es algo que también podría desconcertar a los más jugones, pues en ningún momento se advierte del lugar que ocupa el cómic dentro de la serie de videojuegos, teniendo el lector que recordar la trama de los tres videojuegos para acabar colocando al tomo antes, durante y posterior al primer videojuego.

Corbeyran no solo se encarga de recrear personajes y escenas ya vistas durante los videojuegos, ya que nos muestra algunas tramas secundarias innovadoras que consigue profundizando en la historia del misterioso sujeto 16, relatándonos cómo Abstergo consiguió atrapar a Desmond Miles, las colaboraciones clandestinas de Lucy con los Assassins para sacar a Desmond de Abstergo y las negociaciones que mantenían los altos cargos de Abstergo en las que debatían el futuro de Desmond. Además de profundizar en los personajes ya conocidos, también nos muestra otros nuevos como Tom o Aquilus, antepasado de Desmond que descubrimos en los breves momentos en que Corbeyran se descentra de Miles y su estancia en Abstergo para internarnos en el animus. La única objeción que se le puede recriminar al guion es que la aparición de ciertos personajes o la sucesión de ciertos hechos hacen que el cómic pueda perder la sincronía con los videojuegos, pero para asegurar esto, habrá que espera al segundo volumen, donde esperamos que se enmiende, o al menos se aclare, dicha discordancia.

El cómic se encuentra dibujado por el también francés Djillali Defali, quien realiza unos dibujos que, a pesar de ser algo irregulares en calidad, siempre son más que decentes. Pero sus trazos se encuentran enaltecidos por la importante labor de Raphael Hedon, el encargado del color. El trabajo de ambos logra recrear perfectamente a los personajes, las escenas y los movimientos que podemos ver en los videojuegos.

En cuanto al formato, Planeta de Agostini nos presenta este primer volumen compuesto por 48 páginas en una brillante edición de tapa dura con una portada de Defali, que, tal como hacen el guion y los dibujos, nos recuerda inevitablemente a la estética del videojuego. El único reproche que le encontramos a este tomo de 12,95 euros es la ausencia de una introducción (en la que podrían haber ubicado la historia, como anteriormente hemos mencionado), de entrevistas o bocetos.

Finalizando, nos encontramos con una historia que no decepcionará a los jugadores y que, a pesar de no ser brillante, sí que es bastante entretenida e interesante para el conocedor de la trama de los videojuegos, ya que nos ayudará a explorar y conocer más a fondo el mundo de los Asesinos.

Para culminar el artículo, os dejamos con un interesante video en el que el dibujante Defali realiza un boceto rápido de un Asesino.

 Un artículo escrito por Antonio Cañestro Lanzadera

 

¡No te vayas sin comentar!