Daredevil #227-233: Born Again [Segunda Parte]

Daredevil: Born Again

“No puedo olvidar el nombre. Murdock. Él es Kingpin, el rey del crimen. Destruyó a Matt Murdock… le robó su carrera, su casa, todo lo que formaba su vida. Pero Murdock aún vive. Murdock aún vive”.

Primera Parte

Nacer otra vez… parecer acabado, totalmente destruido, muerto y regresar a la vida. Son pocos los afortunados que reciben una segunda oportunidad del destino, una ocasión extraordinaria para enmendar todos los errores cometidos en el pasado y, por alguna razón, Matt Murdock es uno de esos beneficiados. Se enfrentó a la traición, al odio y a la misma muerte, pero pudo superar cada desafío para salir avante de ese infierno.

No debemos olvidar que Murdock, a pesar de su fuerza descomunal y de sus sentidos superdesarrollados, es un ser humano como todos nosotros y, por lo tanto, los sentimientos juegan un papel muy importante en su accionar. Poco le importa saber que las negras intenciones del Kingpin persisten,  el ‘Hombre sin Miedo’ no dudará en ir por él para limpiar su nombre y recuperar su vida como la conocía. Nada lo detendrá porque sólo tiene una cosa en mente: venganza.

Daredevil #230

En Daredevil #230, tomo homónimo del arco argumental, podemos decir que da inicio la segunda parte de esta historia. La agonía ha terminado y poco a poco la enfermedad empieza  ceder, Matt abre los ojos y descubre a la persona que le salvó la vida, Maggie, una monja del convento local.  Mientras nuestro héroe se recupera, Ben Urich empieza a verse sobrepasado por la situación, el miedo impuesto por el Kingpin y sus matones parece haber sometido a su olfato periodístico. Karen ha regresado a la ciudad para reencontrarse con Matt y de paso salvar su vida, pero su actual pareja sentimental (Paulo) hará todo lo posible para evitarlo. Recordemos que en Manhattan sigue sin conocerse el paradero de Murdock, por lo que Karen decide pedir la ayuda de ‘Foggy’ Nelson para escapar de Paulo. Este hecho sólo podrá en peligro la vida de ambos. El Kingpin, sabedor de que Daredevil no ha muerto, recluta a nuevo asesino para cumplir con esa tarea, por el momento sólo se le conoce como Nuke. El número termina con un momento memorable, en el cual Matt Murdock cuestiona a la Madre Maggie acerca de si entre ellos existe alguna relación familiar, concretamente le hace la siguiente pregunta: ¿Eres mi madre? Maggie responde que no, como era de esperarse, pero para alguien con el oído superdesarrollado como Daredevil, un latido resulta más revelador que la palabra misma…

Daredevil #231Salvado es el título de Daredevil #231, la quinta parte de la saga de Born Again y la primera en la que vemos a Matt Murdock enfundado en su traje de superhéroe desde Daredevil #227. Nick Manolis está muerto, lo han asesinado y el nombre de la homicida es Lois, aliada del Kingpin que se hizo pasar por una enfermera de hospital para lograr su cometido. El único testigo presencial de ese crimen fue Ben Urich, cuya vida ahora corre peligro porque Lois teme ser delatada con la policía. Un día al llegar a casa, Urich se encuentra con una escena escalofriante: la terrible criminal ha intentado asesinar a su esposa, Doris, y ahora intentará acabar con él. Antes de que eso ocurra, un destello aparece para rescatarlos, y aunque su rostro nunca es visible, Ben está completamente seguro de quién se trata. Todos sabemos que Wilson Fisk es un hombre sin límites, y en esta ocasión queda perfectamente demostrado cuando el villano intenta usurpar la identidad de Daredevil contratando a un desquiciado para utilizar su traje. Afortunadamente, Matt está ahí para impedirlo y en el proceso conoce a Paulo, situación que indirectamente lo llevaría hacia Karen Page, su gran amor. Era difícil predecir el resultado de este reencuentro, sobre todo después de que Karen fuera la causa por la cual Murdock lo había perdido todo. Al final, ambos se fundirían en un abrazo de redención.

Daredevil #232

Daredevil #232, nombrado Dios y Patria, inicia con la presentación de un nuevo villano dentro del Universo Marvel. Se trata de Nuke, un militar mejor conocido como Frank Simpson que usara el suero del Super-Soldado durante la Guerra de Vietnam. En publicaciones futuras descubriríamos que Simpson estaba llamado a ser el Capitán América de ese conflicto bélico, pero eso no nos incumbe en esta ocasión. Como fuera indicado desde Daredevil #230, Nuke fue contratado por Wilson Fisk para acabar con Daredevil y traído desde una misión secreta en Nicaragua. Para los que no conozcan a este villano, se trata de un hombre completamente desquiciado por el nacionalismo y suele ser manipulado por unas píldoras de colores blanco, rojo y azul. Eso le facilitó la tarea al Kingpin, quien le lavó el cerebro diciéndole que Daredevil era un peligro para los Estados Unidos y que, por lo tanto, debía destruirlo. Matt Murdock está recuperado en todo sentido, las heridas han sanado y ahora está con la mujer que ama, pero decide permanecer  escondido por algunos días más. En lo que ese momento llegaba, el héroe trabajó como cocinero en un restaurante ubicado en la ‘Cocina del Infierno’, pero su simulación de ‘vida normal’ acabaría cuando un descontrolado Nuke atacó el barrio entero, convirtiéndolo en una zona de guerra.

Daredevil #233El último y más espectacular tomo de la saga Born Again es Armaggedon (Daredevil #133), un número que desborda acción desde la primera hasta la última página. La historia comienza exactamente en donde se había quedado durante la publicación anterior: Nuke se adentró a la ‘Cocina del Infierno’ disparando a diestra y siniestra con una ametradalladora, por lo que Daredevil se vio obligado a salir de su escondite para acabar con esa masacre. La batalla protagonizada por este par de superhombres fue espectacular, volviéndose cada vez más violenta y encarnizada. Por momentos olvidaron que se encontraban en Manhattan, situación que derivó en la muerte de un gran número de personas. Esto iba más allá de la ambición del Kingpin, Frank Simpson se encontraba completamente trastornado y estaba dispuesto a acabar con el país entero si era necesario. Unos cuantos minutos después se llevaría a cabo uno de los cameos más inesperados de la época: los Vengadores aparecieron en escena para reclamar a Nuke como su prisionero. Al final, el Capitán América sería clave para la captura del poderoso villano, hecho que lo llevaría a investigar más sobre su pasado y el suero del Super-Soldado. El Kingpin vería frustrados sus planes una vez más, pero en esta ocasión no está dispuesto a soportarlo y ha prometido revancha. La felicidad durará poco…

Debo admitir que la simple presencia de Thor, Iron Man y el Capitán América en el final de esta gran historia la convierten en algo mucho más espectacular de lo que ya es. Este crossover fungió como precursor de los grandes eventos, que hasta antes de 1986 solían hacerse un par de veces por década. Y este aspecto es sólo un pretexto más para leer Born Again, que tal y como dijimos en la primera parte, es el arco argumental más memorable del ‘Hombre sin Miedo’.

Daredevil #233

¿Qué os parece Born Again de Frank Miller y David Mazzucchelli?

Primera Parte

¡No te vayas sin comentar!