El Chico de la Semana: Máquina de Guerra

El Chico de la Semana: Máquina de Guerra

“Un poco tarde para eso. Si todavía fuera humano, hubiera perdido la cuenta de cuántas habré matado, pero ahora no puedo olvidarme de nada y no puedo parar de ver todo. Cada mujer que han violado, cada niño que han asesinado… los odio… Dios ayúdame, los odio. Tal vez algún día alguien me odie como yo a ellos. Pero no me importa. Lo que yo sé es que hoy… el mundo necesita una máquina de guerra. – Máquina de Guerra

James Rupert Rhodes apareció por primera vez en una publicación de Marvel Comics a comienzos de 1979, concretamente en Iron Man #118, tomo creado por David Michelinie, John Byrne y Bob Layton. ‘Rhodey’, como también se le conoce, es un ciudadano afroamericano nacido en el sur de Filadelfia, Pensilvania, que durante mucho tiempo se desempeñó como Teniente Coronel del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos y prestó servicio militar en el Sudeste Asiático. Como piloto de combate, su helicóptero fue derribado por cohetes del Viet Cong mientras desempeñaba una importante misión, quedando varado en la selva ubicada detrás de las líneas enemigas. Es en ese momento cuando se encuentra con Iron Man, quien acababa de escapar de la prisión de Wong-Chu con su prototipo de armadura. Ambos robarían un helicóptero, destruirían a los soldados del Viet Cong y regresarían al perímetro de defensa americano.

Una vez en el hospital de la base militar en Saigón, ‘Tony’ Stark agradece personalmente a Rhodes por haber ayudado a Iron Man y le ofrece un empleo como su piloto personal, trabajo que aceptaría al término de la Guerra de Vietnam, no sin antes haberse retirado de la Marina.  Como Ingeniero en Jefe de Aviación en Stark International, ‘Rhodey’ se convirtió en uno de los mejores amigos de Stark, siendo clave en varios de sus proyectos personales y en su lucha contra el crimen. Un ejemplo de ello serían las luchas contra villanos de la talla deObadiah Stane, Justin Hammer, los Dreadnoughts y la Corporación de Energía Roxxon

Iron Man #126, #128, #129

Debido a las acciones criminales de Obadiah Stane, Stark International fue perdiendo clientes en el extranjero y entró en una terrible crisis económica. Por si fuera poco, la que en ese entonces era su pareja sentimental, Indries Moomji, lo traicionó desvelando que trabajaba para Stane. Con su compañía y vida personal inmersas en un profundo desorden, ‘Tony’ Stark desarrolla una grave dependencia al alcohol. Después de que un intoxicado Stark fuera derrotado por Magma, James Rhodes se puso la armadura de Iron Man por primera vez para acabar con el supervillano. A raíz de esa situación, ‘Tony’ le pidió a Rhodes ser Iron Man mientras luchaba contra su adicción. ‘Rhodey’, en colaboración con el científico Morley Erwin, renunció a la ahora llamada Stane International y se encargó de enviar las armaduras restantes de Iron Man al fondo del océano para mantener alejada la tecnología de Stark de las manos de Obadiah y S.H.I.E.L.D.

Erwin retuvo la armadura original de Iron Man y sirvió como soporte técnico de Rhodes mientras la usaba para luchar contra los  enemigos de Stark, entre los que se encontraban el Mandarín, Bola de Trueno, Zodiac y el Hombre Radioactivo. ‘Rhodey’ también fue miembro fundador de los Vengadores de la Costa Oeste y luchó en las Guerras Secretas en contra del Todopoderoso. Junto a Morley Erwin y su hermana, Clytemnestra Erwin, Rhodes decidió fundar una compañía de electrónica con sede en California. James tuvo que retomar los trabajos de mercenario que desempeñaba en su juventud para obtener el dinero que requería el mantenimiento de la armadura y para financiar la empresa. Como parte de su recuperación, ‘Tony’ decidió unirse a los tres y fundaron Circuitos Maximus, pero Rhodes comenzó a sentir dolores de cabeza, volviéndose más errático y agresivo. Esto se debió a que las ondas cerebrales emitidas por Stark comenzaron a vincularse con el casco de la armadura. ‘Tony’ le brindó ayuda a ‘Rhodey’ para mantener la armadura, pero la paranoia de James le hizo creer que Stark quería recuperar su traje. Durante una batalla con Vibro, Rhodes fue auténtico desastre y no pudo capturar al villano, por lo que ‘Tony’ se vio en la necesidad de usar su nueva armadura de pruebas para detener a su amigo y así acabar con su locura.

Guerras Secretas #1, Iron Man #195 y Iron Man #196

Rhodes pidió ayuda al Dr. Henry Pym para curar sus dolores de cabeza, al mismo tiempo que Stark tuvo que anunciar la renuncia de su amigo a Los Vengadores, desvelando la identidad de James a Ojo de Halcón y Pájaro Burlón. ‘Hank’ envió a Jim con el Dr. Michael Twoyoungmen, mejor conocido como Shamán, para acabar con sus jaquecas mediante un viaje a través de la dimensión mística denominada ‘The Gorge’, travesía que desveló que su sentimiento de indignidad hacia la armadura era lo que provocaba sus dolores cabeza. Después de curar sus males y salir en paz de la dimensión desconocida, la armadura de Rhodes estaba superdotada por el Omnos. ‘Rhodey’ continuó su andar como Iron Man hasta que Obadiah Stane envió una bomba a Circuitos Maximus, situación que  lo dejaría gravemente herido y además acabaría con la vida de Morley Erwin. A partir de este momento, ‘Tony’ Stark regresó a la actividad como Iron Man, ahora luciendo su recién terminado Silver Centurion o Mark VII.

James Rhodes permaneció al lado de Stark mientras recuperaba su fortuna y construía una nueva empresa, Stark Enterprises, cuya sede seguiría siendo California. ‘Rhodey’ usó la armadura roja y amarilla una vez más cuando I.M.A. atacó la Estación Espacial Stark, la cual se encontraba en construcción. Tal y como ocurrió en la última ocasión, Rhodes resultó con graves heridas, de las que sólo sobrevivió gracias al escudo térmico de la armadura (Iron Man #215-216). James y la Mark V seguirían fuertemente unidos, sobre todo después del evento en el que Kathleen Dare baleó a ‘Tony’, dejándolo paralizado. A pesar de que al inicio ‘Rhodey’ se negaba a portar la armadura de Iron Man, aceptó la responsabilidad con el único fin de detener al Mandarín. Al final, Stark usaría el control remoto de la armadura para recuperar su movilidad, uniéndose a James y al Mandarín para acabar con una amenaza aún mayor (Iron Man #281).

Máquina de Guerra (War Machine)

Poco tiempo después aconteció la batalla contra los Maestros del Silencio, tres guerreros japoneses que fueron engañados por Justin Hammer para atacar a Stark, y para derrotarlos ‘Tony’ tuvo que crear una versión altamente armada de la Mark XVI, a la que llamó Máquina de Guerra (War Machine).  Después de la aparente muerte de Stark en Iron Man #284, Rhodes asumió el control de Stark Enterprises y de la nueva armadura alterna, la cual sería el instrumento que lo ayudaría a continuar el legado de Iron Man. De nuevo como el ‘Hombre de Hierro’, James Rhodes luchó contra amenazas como el Láser Viviente, el Espía Maestro II, Látigo Negro, el Escarabajo y Atom-Smasher. Tras la revelación de que Stark estaba vivo, Rhodes dejó Stark Enterprises y la amistad entre ambos se fracturó (Iron Man #289), pero cuando se unieron para destruir a una serie de androides de batalla programados para acabar con Stark, ‘Tony’ le pidió a Rhodes quedarse con la armadura variable afirmando que siempre le había pertenecido. A partir de este momento, James Rupert Rhodes adoptó el seudónimo de Máquina de Guerra.

Desde que aconteció ese icónico momento, han sido pocos los cambios sustanciales que ha sufrido este personaje, pero sin duda el más representativo ocurre antes de Avengers The Initiative #1 y es explicado en War Machine Vol. 2 #1, se trata de la transformación que sufre tras ser reconstruido con partes biónicas y robóticas. Supuestamente, esto acontece mientras Jim Rhodes servía como consultante militar en Dubai, donde un ataque terrorista lo que dejó seriamente herido. Durante el arco argumental ‘Máquina de Guerra: Arma de S.H.I.E.L.D.’, Jim recibe un mensaje holográfico secreto después del fracaso mundial de starktech. Luego de seguir un par de pistas, ‘Rhodey’ descubriría que la armadura Máquina de Guerra es un arma secreta creada como plan de contingencia para una amenaza global. Y así sería usada poco después, ya que Rhodes se transforma en una versión gigante de Máquina de Guerra para derrotar a Super-Skrull en Iron Man: Director of S.H.I.E.L.D. #33.

War Machine

El actor americano Terrence Howard fue el encargado de darle vida a James Rhodes en la adaptación cinematográfica de Marvel Studios, Iron Man (2008). En la cinta interpretó al Teniente Coronel de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos, lo cual contrasta a la historia original en donde Jim pertenece al Cuerpo de Marines. El artista Phil Saunders creó el arte conceptual para la escena no usada del Hall Of Armors, en la cual aparecía la armadura de Máquina de Guerra. Para la secuela de 2010, Iron Man 2, Howard tuvo un serie problema contractual con Marvel Studios y el papel recayó en Don Cheadle. La actitud de Jim Rhodes es más apegada a la historieta en esta película, siendo la aparición de la armadura variante uno de los momentos cumbres de la misma. Cheadle repetirá en Iron Man 3, cinta que se lanzará en 2013 y que contará con la aparición de una armadura parecida a la de Iron Patriot, la cual será usada por el personaje de James Rhodes.

Máquina de Guerra en la pantalla grande
Terrence Howard (izquierda) y Dan Cheadle (derecha)

Armadura de Iron Patriot en 'Iron Man 3' (2013)

¡No te vayas sin comentar!