Obsesión, Chloé von Arx & Charles Masson

¿Es posible encontrar a tu media naranja? ¿Es posible encontrarla en Internet? Hoy en día, con la tecnología al alcance y abuso de todos sí, en principio. ¿Pero qué pasa si damos con la persona equivocada? Alguien obsesivo, manipulador, titiritero, con amigos de lo más extraño… Bueno, todo puede pasar. 

Portada de Obsesión
Portada de Obsesión

Ésta es la premisa de Obsesión, una novela gráfica que como el nombre indica perfectamente está lleno de obsesiones. La protagonista, Léa, es una chica de 20 tantos, una chica de lo más normal, sale con sus amigos, tiene su trabajo… Pero no tiene pareja y esto le obsesiona, cada noche pasa tiempo delante del ordenador en un conocidísimo portal de búsqueda de pareja, aunque sus pretendientes siempre están obsesionados con el sexo, así que les da puerta. Entre todos los mensajes que recibe hay uno que le llama la atención, el de un chico guapo y decide ponerse en contacto con él. Desde los primeros días en los que hablan a través de mensaje y posteriormente por teléfono se nota obcecación por parte de Noé hacia Léa que a ella no le hace mucha gracia, pero siempre termina sacándole una sonrisa, lo que sumado a su desesperación por encontrar novio hace que finalmente decida quedar con él.

Es a partir de aquí done empieza la verdadera OBSESIÓN, las acciones y reacciones de los tres personajes que a partir del encuentro se hacen recurrentes son las de gente con trastornos, desde Léa hasta el amigo de Noé. Para ser la ópera prima de Chloé von Arx ha conseguido reproducir ese sentimiento de ansia e inquietud que tanto nos gusta, el voltear las páginas a un ritmo endiablado por saber si esta obsesión terminará o si no hay vuelta atrás. Ha conseguido recrear fantásticamente un mundo donde las manías y preocupaciones están al orden del día.

Detalle de Página de Obsesión
Detalle de Página de Obsesión

Los trazos que Charles Masson le proporciona a la historia son realmente muy personales, un toque muy europeo (al fin y al cabo son de Europa…), incluso en el color, con esos claro/oscuro y las pinceladas de amarillo-sepia. Aunque en algunos momentos los rostros son algo difuminados, en el momento de mostrar lo que expresa un personaje se hace muy claro, transmite lo que cuenta la historia. Charles Masson no es un neófito, pues ha ganado algún premio de la industria y se nota, la expresión corporal de sus personajes logra transmitir.

La Cúpula ha conseguido una edición pulcra, con un papel semigrueso que recuerda a los álbumes franceses de antaño, con un tamaño un poco más grande de lo habitual. Esta novela gráfica de 2011 se conocía en Francia como L’Arche de Noé a flashé sur vous, aunque el título de Obsesión le queda perfecto. 128 páginas de cuidado y mimo por un precio de 18 €.

Detalle de Página de Obsesión
Detalle de Página de Obsesión

En definitiva, Obsesión no es un cómic al uso, es una situación contada a todo detalle, no esperéis que os resuelvan la historia, pues no es el objeto que nos trae a leer este relato. Esperamos grandes cosas de Chloé von Arx, pues puede escapar a los convencionalismos y etiquetas que suelen acarrear los veteranos por haberse movido en otro mundo hasta escribir esta obra que sin duda alguna no dejará a nadie indiferente.

@kuronime Dame un webshotter y moveré el mundo.

¡No te vayas sin comentar!