Sin City #1 (Integral)

Sin City de Frank Miller300, El Regreso del Caballero Oscuro y Daredevil: Born Again son tres obras maestras del mundo del cómic que tienen algo en común: Frank Miller. Este guionista y dibujante estadounidense, loado y criticado a partes iguales, es el autor de otra obra sin precedentes que supuso un antes y un después dentro de la novela gráfica negra, Sin City. Porque si existe un cómic con el que se puede diferenciar bien una novela gráfica, es este.

Norma Editorial ha editado en nuestro país dos espléndidos volúmenes integrales que guardan en su interior 4 y 3 series respectivamente, siendo el primero de ellos sobre el que tratará este artículo.

Así, bajo una sobrecogedora cubierta de tela negra con estampación en color rojo, encontramos cuatro historias cargadas de violencia, intriga, traición y sexo, que nos llevarán a los más oscuros rincones de la mente humana, donde solo sobreviven los más desalmados y carentes de escrúpulos.

Utilizando solo como nexo de unión la ciudad de Basin City, a la que Miller borra sus dos primeras letras mostrándonos claramente qué es lo que predomina en ella (Sin City = Ciudad del Pecado), tenemos un compendio de relatos en los que solo habrá un protagonista principal, siendo este diferente en cada historia. Aun así, todo estará perfectamente ligado y nada será dejado al azar, por lo que iremos viendo a personajes antiguos a lo largo de otras historias, ya sea como secundarios o como meros figurantes, hecho que ayudará a que entendamos ciertos sucesos ocurridos en otros relatos.

Ideada originalmente como una sola historia bajo el nombre de Sin City, pero convertida en la primera de muchas tras su merecido éxito, “El Duro Adiós” es el primer relato que se nos muestra nada más abrir el tomo. En él, acompañaremos a Marv, un desquiciado alcohólico que vive inmiscuido en problemas diarios con un pensamiento al más puro estilo “carpe diem”; y al que debido a su estética ruda y desfigurada por la cantidad de golpes recibidos, nadie quiere intimar, ni siquiera pagando. Pero esto cambiará cuando conozca a Goldie, una angelical mujer que se acerca a este para que la tome, haciendo que se sienta en el paraíso hasta que el infierno llama a su puerta, cuando despierta junto al cadáver de esta. Desde ese momento, la policía tratará de darle caza acusándole de asesinato, aunque él decidirá plantar cara a la situación, buscando al asesino de su ángel, pero lo que encontrará, será algo que en principio, le viene grande.

Marv

Un relato duro y extremo, como su propio nombre indica, en donde seremos testigos de la capacidad de sugestión humana y de lo que algunas “personas” (especial mención a Kevin) son capaces de hacer; pero a su vez, también veremos cómo un simple gesto de amor, pueden despertar en un hombre los sentimientos suficientes como para poder llevar a cabo una venganza de corte épico.

“Mataría por ella” fue una miniserie de seis números en donde conocemos a Dwight, un curioso personaje atormentado por su doble personalidad, a la que logra mantener unificada siempre y cuando no se deje llevar por sus emociones. Pero su pasado volverá en su búsqueda bajo el nombre de Ava, una mujer de la que estuvo enamorado y por la que siente devoción, además de ser capaz de hacer cualquier cosa por ella. Otro personaje relegado a un segundo plano, pero que tendrá bastante importancia es Manute, un gigantesco guardaespaldas negro con una fuerza casi sobrehumana. Todos estos, servirán de mezcla para un relato donde la intriga y traición estarán a la orden del día.

En “La Gran Masacre” volveremos a ver a Dwight en un relato que sucede tiempo después del anterior. Una mujer volverá a ser el punto de comienzo, pero en este caso será Shellie, una guapa camarera del Bar Kadie, la que volverá a hacer latir con energía el corazón de Dwight para llevarle a hacer que siga a su maltratador exnovio, Jackie Boy, quien ha decidido ir en busca de mujeres por la ciudad junto a su grupo de amigos. Esto llevará a todos a adentrarse en el Barrio Viejo, una zona de la ciudad a la que ni la policía entra, ya que está fuertemente custodiada por las prostitutas que allí se exhiben.

Pero el destino y la enajenación de Dwight, provocará que la situación aparentemente controlada cambie de rumbo, para tornarse mucho más oscura. La historia es frenética y está cargada de guiños y alusiones a otros relatos de Frank Miller, ya sea por salir en ella personajes anteriores de Sin City o por mostrarnos en una página a Leónidas y sus 300 hombres, haciendo alusión a la batalla de las Termópilas.

Sin CityEl último relato es “Ese Cobarde Bastardo”, una historia fría, dura y sucia, que nos habla del despreciable hecho de la pederastia, desde el punto de vista de un policía que lucha por salvar a una joven niña de ella. Así, da comienzo el relato presentándonos a John Hartigan, un buen policía que ha luchado contra la corrupción que le rodea, tanto fuera como dentro del cuerpo, hecho que le ha llevado a tener que jubilarse de forma cuasi obligatoria. Pero su última noche, decide evitar que el hijo del senador Roark, Junior, lleve a cabo la violación y muerte de una pequeña llamada Nancy Callahan; aunque lo que no sabe, es que este acto heroico le traerá graves consecuencias.

Como ya he mencionado, las historias están totalmente hilvanadas, como si de una tela de araña se tratara, en donde todos los personajes secundarios que aparentemente no aportan nada, esconden tras de sí un trasfondo capaz de mostrar una historia impactante en un mundo tan perverso y retrógrado, como es Sin City. Pese a que en su origen Miller pensó en solo una historia, el hecho de haber alargado esta maraña de ideas no hizo sino otra cosa que crear una serie fantástica, donde nos muestran el lado más oscuro del ser humano y a su vez, como contrapartida, nos hace comprender que hasta en la inmensa oscuridad, siempre existe una luz capaz de guiarnos hacia la salida, por muy tenue que alumbre.

En el apartado gráfico, Miller en Sin City continúa siendo capaz de desarrollar todo de una manera sorprendente, jugando con las tintas y las sombras, y dotando a la obra de una armonía única e inigualable. Dentro de este recopilatorio, la última historia brilla por incorporar al color blanco y negro que utiliza como base, un tono amarillo, que sirve para hacer denotar la presencia de Junior en cada viñeta y el rastro que deja tras de sí. Además, como ya dije, lo que prima en esta obra es el texto, teniendo unos diálogos exquisitos, como son las conversaciones que mantienen el Sr. Schlubb y el Sr. Klump; por lo que las imágenes, nos sirven en ocasiones para acompañar al texto, y otras veces, lo contrario.

Finalmente, la edición que Norma Editorial ha publicado en nuestro país es, además de preciosa, impactante por su buena calidad en tonos rojos y negros, asemejándose a la propia obra. Con unas cubiertas cartoné forradas en tela con estampación roja (letras y dibujo de portada, que en el primer volumen es la silueta de Nancy Callahan), tenemos 792 páginas con bordes negros y marcapáginas rojo integrado por un precio de 34,95€, que bajo mi punto de vista, es un precio más que excelente para el tipo de edición que es.  Como colofón final añadir, que Sin City es y será, una de las obras cumbre de Frank Miller, la cual se ha convertido por méritos propios, en una obra maestra dentro de las novelas gráficas.

Sin City

¡No te vayas sin comentar!