Atar Gull o el destino de un esclavo modélico

Portada de Atar GullEs realmente triste pero durante muchos años se practicaba el comercio esclavista como una práctica habitual y, es más, se consideraba como algo común como el hecho de comerciar con pieles, licores, alimentos u otros bienes. Y el problema es que muchos europeos creían que las personas de raza negra que capturaban en África no se les podía considerar como seres humanos, pues estaban en una posición mucho menor, siendo considerados como cosas u objetos comerciables. Esto dio lugar a muchas situaciones realmente tristes, de tratos sumamente vejatorios, además de totalmente injustos. Pues aunque parezca un tema un tanto polémico para plasmarlo en un cómic, Fabien Nury y Brüno fueron capaces de hacerlo; el primero como el autor del mismo y el segundo actuando como ilustrador. Este cómic además está basado en una obra escrita por el francés Eugéne Sue y publicada en 1831, la cual suscitó una gran polémica.

Nury dividió el cómic en 4 partes bien diferenciadas en donde nos cuenta diversos sucesos que se van desarrollando dando forma a la desgarradora trama.

En primer lugar nos encontramos con un pequeño prólogo donde nos pondrá en situación sobre la problemática existente entre las tribus de los Namaquas Grandes y los Namaquas Pequeños, con un Atar Gull que comienza a aprender lo injusto de la vida y donde termina con unas palabras que marcarán el comportamiento del joven príncipe de la tribu:

No. Yo, Atar Gull, nunca lloraré. Nunca.

Tras esto, nos encontramos con la segunda parte a la que llaman Libro 1, bajo el título de “La travesía“, en donde se sucederán personajes de lo más variopinto y cada cual con menor nivel de moralidad, ética y escrúpulos, desde el captor de la “mercancía”, Taroo, jefe de los Namaquas Grandes, pasando por Paul Van Harp, vendedor de la “mercancía”, siguiendo por el comprador de la “mercancía”, el capitán Benoît y terminando por el ladrón de la mercancía, el capitán Brulart. En esta parte también aparece el protagonista del cómic, Atar Gull, pero su presencia es meramente anecdótica y se trata de dar atención a los personajes anteriormente citados, principalmente a dos de ellos.

Revisión de la mercancíaPrimeramente al capitán Benoît, un hombre que posiblemente se dedique a lo que se dedica por su dinero y el dinero dicen que, en muchas ocasiones corrompe, pero que en el cómic nos lo ponen como un hombre de familia, fiel a su esposa e incluso peca de bondad e incluso inocencia; por otro lado también dará mucha atención al capitán Brulart, pirata, ladrón, asesino y sumamente despiadado tal y como veremos en la historia. Un personaje que infunde auténtico temor.

Esta parte termina cuando por fin llegan captores y esclavos capturados a Jamaica para ser vendidos, en donde será cuando comience el tercer libro titulado, “La plantación“. Aquí, los esclavos serán vendidos y veremos a un supuesto esclavo modélico en Atar Gull pero, tras contemplar una escena que no desvelaremos, el estado de obediencia y sumisión del robusto príncipe namaqua, se torna en una fachada, para ocultar sus auténticos planes de venganza, urdiendo una conspiración que en muchos momentos nos dejará sin aliento y con el corazón en un puño, pues demostrará que la ley del talión puede llegar a motivar a hacer cosas que causará una serie de daños que harán realidad la expresión de “quien algo quiere, algo le cuesta”, aunque muy posiblemente el costo sea demasiado elevado para la mínima satisfacción final.

Por último nos encontraremos con un epílogo de título “Nantes“, ciudad francesa donde trendrán lugar los últimos acontecimientos del cómic y donde Atar Gull seguirá llevando la falsa etiqueta de esclavo modélico deleitándonos con un extraordinario broche final que cerrará esta estupenda a la vez que cruda y, en muchos casos, tristemente, realista historia. Sin duda, un excelente trabajo el de Fabien Nury contándonos este relato.

Además, tras la historia, nos encontraremos con algunos extras en forma de bocetos con el making of de Atar Gull.

Por otra parte, tenemos el dibujo de Brüno, el cual puede resultar que no encaja con la trama de la historia, pues a diferencia de esta, sus dibujos se pueden catalogar de bastante simples. Sin embargo, quizá una historia tan dura como esta, esté bien plasmada con dibujos más simples como los de Brüno, pues muchas veces es lo que más suele llegar y a mi, personalmente, me ha llegado pues sus dibujos simples no han sido óbice para que se reflejara de forma precisa mediante su dibujo y el color de Laurence Croix, la crudeza de ciertas escenas y hechos de la historia, dotando a cada uno de los personajes mediante sus dibujos, de aquello que el autor quería reflejar, tanto en la oscuridad de Brulart, el aspecto cándido de Benoît o la fortaleza del mismo Atar Gull.

Brulart y Atar GullPor todo ello, recomiendo que os hagáis con este cómic editado por Dibukks con un cuidadísimo formato cartoné  de 19,50 x 27,50 cm. y 96 páginas dibujadas a color por el precio de 18€. Además este cómic ha sido nominado a los premios esenciales del Festival de Angoulême de esta año 2012 y ha tenido un gran éxito de crítica como lo muestra el premio DBD al mejor álbum. Sin duda alguna, una lectura imprescindible.

Fan de Rocky, Superman y, en definitiva, el buen cine, tanto moderno como clásico. Disfruto con un buen libro así como leyendo a Mark Waid o a Alan Moore y viendo dibujar a Alex Ross o los Romita entre otros. También disfruto con videojuegos tanto actuales como de antaño con las consolas de 8 y 16 bits y me entusiasman las series tipo sitcom o de ciencia ficción. @GigioPoloux

¡No te vayas sin comentar!