Entrevista a Yoshitaka Amano, ilustrador de la saga Final Fantasy

A continuación queremos compartir con vosotros la entrevista que Kotaku realizó recientemente a Yoshitaka Amano, conocido principalmente por su trabajo como ilustrador de la saga Final Fantasy.

Hablando con Yoshitaka Amano, el legendario diseñador que ha trabajado en casi todos los juegos de la saga Final Fantasy, le pregunté por el proyecto que más le gustaría desarrollar. ¿Le gustaría trabajar en una secuela directa de Final Fantasy VI? ¿Quizá en un Dragon Quest? ¿Alguna especie de spinoff de Chrono Trigger?

Algo con chicas bonitas.” Contestó. “Que no sea tan oscuro ni raro, un mundo bonito y divertido.”

Jovial, amistoso y lleno de energía a pesar de sus 60 años, Amano habló conmigo con la ayuda de un traductor en una habitación privada durante la Comic Con de Manhattan. Estuvimos hablando durante 20 minutos, durante los cuales me explicó parte de su proceso creativo, cómo su técnica ha cambiado (o no) con el avance de la tecnología durante las dos últimas décadas, e incluso sus personajes favoritos de Final Fantasy: al veterano diseñador le gustan los moguris, y cierta heroína de pelo verde…

Sephiroth, de Yoshitaka Amano
Sephirot

Me gustan todos, pero por algunos siento más cariño que por otros.” Contesta Amano. “Uno es Terra. Y Kain de Final Fantasy IV. Él y Terra realmente me marcaron porque siempre los sentí como si fueran actores, como si vinieran a la vida por mí. Pasé mucho tiempo poniendo parte de mi corazón en ellos, y siento como si fueran personas actuando en lugar de personajes que yo haya creado. Me gusta dibujar chicos de buen ver y chicas bonitas, y si tuvieras que dibujar un estereotipo de lo que significa eso para mí, serían Kain y Terra.

Tal vez ese sea el motivo por el que Amano desea trabajar en cosas más alegres. Actualmente está diseñando para un proyecto llamado Candy Girls, que según me cuenta está lleno de chicas de las que le gusta dibujar. También está trabajando en un videojuego totalmente nuevo, pero se niega a decirme nada al respecto.

¿Alguna pista, al menos?” Insisto.
No es un juego de tennis ni de beisbol” Bromea.

De acuerdo. ¿Está todavía trabajando para el eternamente retrasado Final Fantasy Versus XIII? ¿Qué tipo de arte diseñó para este juego?

No recuerdo gran cosa de ese.” Contesta. ”Ya sabes, cuando trabajas en un proyecto específico, mucho tiempo pasa desde que empiezas a hablar sobre ello, hasta que finalmente se termina… Dentro de la saga Final Fantasy he hecho tantas cosas, ya sabes, debe hacer cinco años desde que trabajé en ese proyecto y solamente fueron 13 días o algo así.”

Ilustración-Tidus-Yuna-de-Yoshitaka-Amano
Tidus y Yuna, de Final Fantasy X

Como su arte, el proceso creativo de Amano es bizarro e inimitable. En lugar de trabajar en un solo proyecto a la vez, él coloca muchas hojas en blanco sobre su escritorio y va saltando de hoja en hoja, dibujando al mismo tiempo juegos, comics y otros trabajos fantásticos

Lo prefiero así.” Dice Amano.”Necesito eso para tener las ideas frescas… así es como puedo mantener mi frescura, básicamente, entre proyectos.

Amano es autónomo. A pesar de que sus trabajos están vinculados a Square Enix, no está atado a ninguna compañía. Por lo que tiene la libertad de ser caótico y creativo, una libertad que asegura que es una parte esencial de su modo de trabajar.

Ellos vienen y me dicen que necesitan un personaje. La edad, si es un chico o una chica, e incluso su personalidad.” Cuenta Amano.”Y tan solo pequeños detalles de su papel en el juego, si es de los buenos o de los malos o lo que sea, y empiezo con ello. Es importante para mí –incluso aunque me cuenten algo- desconectarme de ello, de modo que no sepa qué es lo que ocurre. Probablemente haga mejor el trabajo cuando no escucho.”

¿Y tus jefes no se enfadan?” Pregunto.
Amano ríe. “No, solamente tienes que hacer otro dibujo

Lobezno y Elektra, de Yoshitaka Amano
Lobezno y Elektra

El diseñador se refiere a su trabajo como “solamente hacer dibujos”, a pesar de que es más difícil de lo que suena: él no crea modelos 3D o anima a los personajes. El solo hace diseños y los envía al equipo del juego, esperando que “al menos el 70% de lo que tengo en mente se vea en el producto final.”

Así que cuando le pregunto sobre cómo se siente sobre la evolución de los personajes de Final Fantasy, desde los sprites de 8-bit a los polígonos, afirma que realmente no nota diferencia alguna. No es algo que piense si es bueno o malo, su trabajo no ha cambiado, él simplemente dibuja.

Anteriormente, podías tener un personaje de 16-bit, y todo dependía mucho más de la imaginación del jugador. Y la gente que juega videojuegos son precisamente personas con mucha imaginación… tú estás mirando al personaje, pero en tu cabeza es algo muy distinto.”

Amano parece ser un gran fan del videojuego como forma de expresión, por lo que la curiosidad me pudo y pregunté: ¿Suele jugar con videojuegos?

No”, contesta. Cuando trabajó para el primer Final Fantasy, hace unos 25 años, Square le envió copias para que jugase, pero sus hijos se las quitaron y jugaron en su lugar. Esos niños, que ahora tienen 35 y 33 años, han crecido jugando a los juegos para los que su padre diseñó. “Los niños me quitaban el mando y empezaban a jugar” dice Amano, riendo. “Yo quería jugar, pero nunca tuve la oportunidad.”

Amano puede que no haya jugado a ningún Final Fantasy, pero no duda al elegir cuál es su favorito. Cuando le pregunté si se sentía especialmente orgulloso de su trabajo en alguno de ellos, contestó que sí: Final Fantasy VI.

Era la primera vez que se introducía un ambiente industrial en Final Fantasy, por lo que fue una especie de cambio de ritmo, pero realmente creo que funcionó muy bien. Por lo que Final Fantasy VI sería mi respuesta.

Cloud, Aerith y Red, ilustración de Yoshitaka Amano
Los personajes de Final Fantasy VII
Cuentista. Aficionado a muchas cosas, experto en pocas. Quizá algún día la suerte esté de mi lado y engatuse alguna editorial para que me paguen por una de las cosas que más me gusta: escribir. De momento lo hago gratis, pero las donaciones en forma de patatas fritas y un helado ocasional se agradecen.

2 Comentarios

¡No te vayas sin comentar!