Análisis de Hitman: Absolution

Análisis Hitman Absolution

Seis años hemos tenido que esperar los seguidores de la saga Hitman para poder volver a ver a nuestro asesino preferido en acción, el Agente 47, pero queridos lectores, he de decir que IO Interactive se ha vuelto a superar, creando una quinta entrega muy digna para todos los que disfrutamos con dicha saga. Esta, que apareció por primera vez en el año 2000, se ha hecho desde su primera entrega un hueco en el corazón de los jugadores que disfrutan de un juego que permite estrujar al máximo las neuronas, buscando diferentes formas de llevar a cabo nuestros objetivos, intentando que prime siempre el sigilo. En esta nueva entrega, como es lógico, volvemos a encarnar a 47, un oscuro personaje al que ya dedicamos un artículo en su día. Pero ¿que nos propone este nuevo Hitman?

A nivel historia, Hitman: Absolution nos va a mostrar a un Agente 47 más humano, sin olvidar claro está sus raíces, pero viéndose obligado moralmente a tener que actuar contra la conocida agencia secreta que le encomienda sus trabajos. Así, comenzamos la primera misión que sirve de tutorial viendo como la agente Diana Burnwood, a quien conocemos de entregas anteriores por ser nuestro contacto, ha traicionado aparentemente a la agencia y se nos pide su eliminación. Esto supondrá toda una tesitura ética para 47, que se verá envuelto a partir de este momento en una trama llena de conspiración, traiciones, corrupción y lógicamente, asesinatos. De esta forma, dejamos de lado los típicos encargos fríos en los que se nos encomendaba un objetivo, para llevar a cabo una vendetta personal, donde el mítico asesino se convertirá en “cazador y presa”.

Hitman Absolution

A lo largo del juego visitaremos multitud de localizaciones totalmente diferentes unas de otras, desde una mansión situada en las afueras de Chicago, hasta las zonas más oscuras y sucias de dicha ciudad estadounidense, pasando por laboratorios, fábricas y hasta un club de lucha situados en diferentes confines de América. Así, tendremos ante nosotros una veintena de misiones, que diferirán estéticamente unas de otras, añadiendo de esta forma una versatilidad que hará que el juego no peque en ningún momento de aparentarse repetitivo.

Algo digno de destacar de esta nueva entrega en lo que a la trama se refiere, son los cambios argumentales que vislumbraremos a lo largo de la historia y el hecho de tener en ciertas situaciones la posibilidad de mostrar la sangre fría que tanto caracteriza al Agente 47. Además, en una de las misiones que no desvelaré, podremos ver a dos personajes también creados por IO Interactive a modo cameo, manteniendo sus sendas personalidades que les han hecho tan carismáticos; un detalle curioso que agradecerán los seguidores de la otra franquicia.

Esta nueva entrega ha tratado de ser mucho más que un simple lavado de cara, por ello, además de utilizar el motor gráfico Glacier 2, ha incorporado bastante mejoras que harán que el juego brille por su calidad y no solo por su nombre. Dicho motor logra mostrar una gran cantidad de personajes, juegos de luces y aglomeración de sucesos y movimientos en escena espectaculares, haciendo uso también de este para la gran mayoría de cinemáticas que podemos ver. Encontramos así una nueva opción llamada Instinto, que nos permitirá contemplar el mundo que nos rodea desde los ojos del Agente 47. De esta forma, podremos predecir el camino que seguirán nuestros enemigos, buscar vías de escape u objetos que podremos utilizar durante nuestra misiones.

Análisis Hitman Absolution

Además, también nos dotará de una opción para que nos mimeticemos entre nuestros enemigos o para que no levantemos sospechas entre las personas de nuestro alrededor. Porque lógicamente, si nos vestimos de policía y nos inmiscuimos entre ellos, estos no nos reconocerán, por lo que comenzarán a sospechar sobre nosotros, de la misma manera que si nos disfrazamos de cocineros y entramos en una cocina, etc. Gracias a esta nueva opción, tendremos una barra que se irá gastando según vayamos haciendo uso de ella, pero que a su vez, se irá recargando mediante la realización de acciones satisfactorias. Siguiendo con el modo Instinto, también nos permite hacer uso de un modo conocido como “Disparo por puntos”, que nos permitirá pausar el tiempo y elegir nuestros objetivos, gastando así la mencionada barra.

La jugabilidad también ha recibido una mejora sustancial, dotándonos de nuevos movimientos y acciones pero sin perder lo que hizo a la saga Hitman tan característica, el sigilo. Lograr terminar con nuestro objetivo y que nos nos detecten hará que obtengamos sendos beneficios al finalizar cada misión, y para ello, podremos hacer uso de objetos que tengamos a nuestro alrededor, o simplemente esconder a nuestras víctimas en el entorno que nos rodea. La IA y los movimientos de los enemigos están muy bien trabajados, haciendo que se alarmen ante el ruido de una rotura de cristales o la alarma de un coche entre otros.

Pero si bien es verdad que el sigilo es lo principal, en ocasiones nos será difícil lograrlo, por lo que tendremos que enfrentarnos mediante acción directa, algo que nos reportará pocos beneficios y que a su vez, será difícil de completar, ya que en la mayoría de ocasiones, nuestros enemigos pedirán refuerzos. Pero como podéis ver, el juego nos ofrece multitud de opciones para poder poner fin a nuestros objetivos, desde envenenar la comida, a crear un accidente, pasando por un tiro directo con un rifle de francotirador o nuestra querida y tan factible, cuerda de piano. Para los más perfeccionistas, han incluido cinco tipos de dificultad en el juego, que harán que tengamos más de un quebradero de cabeza si queremos completarlo en su modo más difícil, el Purista.

Análisis Hitman Absolution

Para poder alargar la vida útil del juego, han incorporado una gran cantidad de desafíos en cada misión, que nos será imposible lograr completar con una sola partida, lo que nos obligará a rejugarlas varias veces, sirviéndonos en ciertas ocasiones como guía para poder saber que opciones tendremos de terminar con nuestros objetivos. Lograr conseguir todos los diferentes objetos de la misión, las armas, los trajes o las diferentes formas de llevar a cabo un asesinato, serán algunos de los que nos encontraremos.

Finalmente, el juego implementa por primera vez un modo online, pero lo hace de una forma más que correcta, ya que la saga Hitman, prima por ser un juego en tercera persona que no se basa en pura acción. Así, el modo Contratos nos presenta la opción de poder crear misiones para otros jugadores, donde nosotros seremos los contratistas. Para ello, una vez concluída una misión, podremos volver a jugarla, marcando a un máximo de tres objetivos y llevando a cabo su asesinato, para demostrar así que se puede efectuar. Una vez hecho, lo subiremos a los servidores online desde el propio juego para que otros los jueguen y califiquen, teniendo el aliciente de que la prima que se paga por cada contrato, sirve como moneda para desbloquear objetos en el modo individual.

Como habéis podido observar, esta quinta entrega de la saga Hitman es excepcional, situándose como una digna sucesora que será del agrado de los fans de la saga. Un juego que se nota que ha sido realizado cuidando el más mínimo detalle, como podemos observar por ejemplo en el meticuloso aspecto físico de los personajes o en el excelente doblaje que se ha realizado, gozando de un perfecto castellano tanto en voces como en subtítulos. Todo esto le hace convertirse bajo mi punto de vista personal en el mejor de la saga, por la gran cantidad de opciones que nos aporta, respetando siempre, el estilo original visto en las anteriores entregas.

¡No te vayas sin comentar!