Los mejores (y los peores) juegos de Wii

Wii ha sido la consola de sobremesa de Nintendo durante los últimos seis años. Un proyecto que nació con el nombre en clave “Revolution“, profetizando su impacto en el mercado y demostrando que vender consolas no es una cuestión de potencia, sino de crear un producto interesante… y algo debieron hacer bien, porque las compañías rivales no tardaron en copiarla, como Sony con su Playstation Move, y Microsoft con su Kinect.

A pocos días del lanzamiento de la nueva consola de Nintendo, WiiU, y con un nuevo modelo más pequeño anunciado para dar un último empujón a las ventas, lo único que nos queda es echar la vista atrás y meditar sobre el camino recorrido hasta el momento con nuestras Wii. Un camino dudoso, revolucionario, con grandes altibajos pero sin duda siempre acompañados del toque “mágico” de Nintendo. A continuación repasaremos algunos de los mejores juegos que nos ha dejado la ahora ya extinta Wii, una lista que esperamos os parezca la correcta aunque a la hora de realizarla se hizo con norma clara en mente: tenían que ser juegos exclusivos (nada de adaptaciones de otra consola, a no ser que sea una versión claramente superior a sus orígenes).

The Legend of Zelda: Skyward Sword


EL Zelda, por decirlo de algún modo resumido. No se trata del primero lanzado en esta consola, pues ya en el lanzamiento pudimos disfrutar de las aventuras de Link en Twilight Princess, esta vez convertido en un hombre lobo y con la ayuda de la Princesa del Crepúsculo, Midna (lo mejor del juego y uno de los mejores personajes de la saga). Sin embargo, se trataba de un port de un juego diseñado para su predecesora, la Gamecube, en una extraña jugada por parte de Nintendo para evitar sacar un juego estrella en un sistema caducado, por lo que con la ayuda de unos convenientes retrasos y unos pequeños retoques los usuarios de las dos consolas pudieron disfrutar de un juego casi idéntico en sus dos versiones.

Sin embargo, Wii merecía algo más: merecía su propia y exclusiva entrega. El fan estaba dividido, evidentemente. Algunos pedían algo parecido a Wind Waker, con un estilo más desenfadado y un aspecto visual en cel shading. Otros querían repetir la experiencia de un Zelda con gráficos más actuales. Ambos esperaban una implementación de las funciones del mando de Wii más inmersiva. Nintendo los escuchó a todos. Para muchos, una de las mejores entregas de una saga que en casi todos sus juegos roza la perfección.

Metroid Prime Trilogy


Este tiene trampa, lo sé. Pero perfectamente podría haber hablado únicamente del Metroid Prime 3 y no desentonaría nada en esta lista, por lo que una edición en la que incluye toda la saga con la primera y segunda entrega adaptadas al control de la Wii perfectamente coloca esta recopilación en el top 3 de los imprescindibles de la consola.

Una saga de la que todo el mundo dudaba en sus origines, con un cambio de jugabilidad para el retorno de Samus Aran a las consolas de sobremesa (tras su ausencia durante el reinado de la Nintendo 64), convirtiendo la conocida jugabilidad plataformera de la saga Metroid en una especie de FPS en un mercado al que aun le faltarían unos años para la fiebre del género causada por Xbox360 y PS3. Y sin embargo, es capaz de permanecer lo suficientemente fiel a su filosofía y orígenes como para ser incapaces de encontrar un juego parecido tanto en las consolas de Nintendo como en las de la competencia. Es un shotter, sí… pero también es algo más. Es una obra maestra, con las tres entregas reunidas en una sola edición.

Super Mario Galaxy 1 y 2


Y el rey volvió por todo lo alto… y por duplicado. Tras una extraña visita a su predecesora Gamecube en un juego quizá demasiado continuista con Mario 64 pero con poca originalidad en sus escenarios, Mario necesitaba redimirse de sus vacaciones en Isla Delfino durante Super Mario Sunshine. Y de qué manera lo hizo…

Usando la gravedad como principal elemento nuevo en la jugabilidad, Mario dejó atrás las estrellas y apuntó más alto todavía, a las galaxias, con una historia nada original pero con un apartado técnico soberbio en todos los sentidos. Quizá una dificultad mal ajustada pueda considerarse su único lastre, pues la mayor parte del juego es un paseo con tan solo un par de momentos que suponen un verdadero reto, pero acorde con los tiempos que corren y el mercado para toda la familia que Nintendo buscaba ampliar con Wii.

Y por si fuera poco, repitieron la jugada. Cuando nadie lo esperaba Super Mario Galaxy 2 fue lanzado, con pocas novedades (tan solo la inclusión de Yoshi) pero nuevas misiones, es probablemente uno de los mejores juegos de Mario nunca creados… y hablamos de un personaje con decenas de juegos a sus espaldas.

The last Story


Cuando Hironobu Sakaguchi abandonó SquareEnix para hacerse cargo de Mistwalker, muchos fuimos los que nos frotamos las manos pensando en las nuevas licencias que podía crear. Además a su marcha le siguieron otros pesos pesados de la antigua Square, como por ejemplo el legendario compositor Nobuo Uematsu.

Primero llegó Blue Dragon, un juego aceptable para Xbox 360 con diseños de Akira Toriyama, lo cual provocaba la comparación con la otra grande saga del rol japonés Dragon Quest. Luego vino Lost Odyssey, con diseños de Takehiko Inoue (Slam Dunk, Vagabond), y que ya en el mismo título confirmaba sus intenciones de derrotar a la saga que el mismo creó años atrás: la fantasía final contra la odisea perdida.

Y no sería el último intento, varios años después anunciaría por sorpresa su intención de desarrollar un juego para la consola de sobremesa de Nintendo. No se trataría de ninguna continuación de nada, sino de un juego totalmente nuevo llamado The Last Story (La última historia) y las similitudes esta vez iban más allá del nombre (aunque confirmaría la doble intención diseñando un logo muy parecido al de la saga Final Fantasy).
Un juego muy correcto y cuidado en todos sus aspectos que no defraudó a casi nadie, y que demostró que a JRPGS nadie gana al maestro Sakaguchi

Super Smash Bros Brawl


Si hay un juego “vendeconsolas” por excelencia en Wii, sin duda es este juego. Si hablamos del juego más esperado desde el anuncio de la consola, también estaríamos hablando de este juego. Y si hablamos del juego más divertido y al que más horas han dedicado los jugadores, probablemente también estaríamos hablando de este juego.

Una saga cuyos orígenes parecía poco más que un experimento, pero que tras una excelente entrega en Gamecube creó una fuerte comunidad de fans que esperaban ansiosos una nueva versión del juego para Wii. Y no tuvieron que esperar mucho para que se anunciara, pues durante la presentación del catálogo de lanzamiento de Wii en el E3 de Los Angeles 06 Nintendo nos mostró el mítico tráiler con el ahora conocido tema musical compuesto por el gran Nobuo Uematsu.

Nuevos personajes del universo de Nintendo, un par de invitados especiales de otras sagas, un nuevo elemento jugable llamado Smash Final el cual permite hacer un golpe especial y único para cada personaje y un divertido y elaborado modo historia fueron los elementos más destacables a sumar a los que ya forman parte de la identidad de la saga: una gran jugabilidad, combates frenéticos y sobre todo apto para jugar con los amigos.
Ahora solo nos queda esperar a ver de qué es capaz Namco, la encargada de desarrollar el nuevo Smash Bros para WiiU.

Muchos otros se quedan a las puertas del podio, como por ejemplo Mario Kart, New Super Mario Bros, Donkey Kong Country Returns, los dos juegos de Kirby… grandes juegos todos ellos, pero con detalles por cuidar que les impiden triunfar en nuestra particular lista, sin que ello suponga una decepción.

Y hablando de las decepciones, algo que tenemos que aceptar es que lamentablemente muchos juegos no han estado a la altura. No hablaremos de aquellos que nacen únicamente con el pretexto de sacar dinero con el mínimo esfuerzo, pues aunque abundan, es un mal común en todas las consolas que se convierten en un éxito de ventas (a día de hoy todavía sigo descubriendo juegos que no sabía ni que existían para la Nintendo DS). Sin embargo sí que hablaremos de la única mancha de Nintendo en el catálogo de Wii, un juego al que incluso algunos fans mas acérrimos de la empresa nipona son incapaces de defender o justificar.

Wii Music


Como experimento está bien. Sin embargo no pasa mucho rato hasta que te das cuenta de que el juego carece de profundidad alguna y lo que al principio te parecía divertido pronto se convierte en algo aburrido y repetitivo, con una selección de canciones demasiado escasa como para justificar su adquisición.
Un producto que de ser creado hoy probablemente fuera directo a WiiWare, el sistema de juegos para descarga de Nintendo.

¿Y vosotros? ¿Cuales son vuestros juegos favoritos y vuestra mayor decepción?

Cuentista. Aficionado a muchas cosas, experto en pocas. Quizá algún día la suerte esté de mi lado y engatuse alguna editorial para que me paguen por una de las cosas que más me gusta: escribir. De momento lo hago gratis, pero las donaciones en forma de patatas fritas y un helado ocasional se agradecen.

¡No te vayas sin comentar!