Reseña de Estudio en escarlata

portada en escarlataEl cómic que nos ocupa hoy es una obra peculiar, ya que es una adaptación sumamente fiel de la primera novela de Sir Arthur Conan Doyle del mismo nombre, cuyos protagonistas son Sherlock Holmes y el dr. John Watson. Algunos dirán que no es la primera, y estarían en lo cierto, bajo según que puntos de vista. Es correcto decir que fue la primera novela, ya que las anteriores aventuras del mejor detective del mundo se publicaron en forma de relatos, más o menos cortos, y ésta es la primera que se publicó en solitario y la primera en ser escrita.

Un siglo más tarde Ian Edginton(adaptación del guión) e I.N.J. Culbard (lápices) nos vuelven a presentar esa historia como novela gráfica. En este caso se nos presenta en formato tapa dura, cartoné, de 17 x 24. Una de las primeras cosas que me llamó la atención es que el primer nombre que aparece en la portada es el del autor original, Conan Doyle. Esto es debido a que los autores han querido ser tan fieles al texto original que hasta el nombre del autor aparece en la cabecera como parte activa de esta novela gráfica.

La adaptación con respecto a la novela es impecable, trasladando toda la atmósfera, trama, personajes y situaciones de forma magnífica, haciendo gala de una fidelidad pocas veces vista en adaptaciones de libros de éxito y fama mundiales. Quizá el dibujo se lo que más choca, ya que en un primer vistazo parece tosco y falto de entintado. Pero una vez que empiezas a leerlo, te das cuenta de que tiene que ser así, ya que tiene una carga narrativa enorme, ya que se usa de manera que participa en la historia de forma activa. Es un trazo muy americano, casi rollo independiente y ayuda a entender toda la historia de una forma fluida. Al investigar sobre el dibujante descubrí que tiene una carrera a sus espaldas bastante importante en el panorama americano, y en el de adaptaciones. Suyas son la adaptación de la novela homónima de H.P. Lovecraft En las montañas de la locura, y también trabaja habitualmente en la línea Vertigo de DC.

El guionista Ian Edginton es un británico que, como tantos otros, ha terminado trabajando en USA, dónde se ha ocupado de varias cabeceras de Dark Horse: “Downtown: A Nightmare on Elf Street!, The terminator: The enemy within, Aliens, Predator, Aliens vs Predator.

Respecto a la historia, no me extenderé mucho, ya que os la estropearía. Digamos que narra el primer encuentro y convivencia de Watson con Holmes y a la vez una historia de intriga, asesinato, venganza y amores perdidos.

Elemental, querido Watson!!!!! (frase que nunca escribió Doyle en ninguna novela, curiosamente).

¡No te vayas sin comentar!