Absolute Planetary

Absolute PlanetaryExisten los cómics buenos, los cómics muy buenos y Planetary. Creo que con esta simple frase dejo clara mi postura ante esta inigualable e increíble obra que Warren Ellis y John Cassaday han creado. En 1999 estos dos artistas comenzaron un ambicioso proyecto bajo el sello WildStorm que les llevó nada menos que nueve años concluir, apareciendo así el último número de la serie regular en el 2008. En España, podemos disfrutar de una magnífica edición Absolute de la mano de Norma Editorial, la cual incluye los 27 números que componen la serie principal y un número extra a modo preámbulo que apareció en Septiembre de 1998. ¿Pero por qué es tan buena Planetary?

Por un lado, lo que hace grande a esta serie y la diferencia del “resto” es su cuidado argumento, que ha sido realizado de una forma minuciosa, hasta el punto de ver como sus autores pasaban meses ideando ciertos aspectos para sacar un nuevo número que estaría acorde a sus preferencias.

La historia, que se aleja del género superheroico, nos presenta a un grupo que se denominan a sí mismos como “Arqueólogos de lo Imposible”, quienes pertenecen a una organización secreta llamada Planetary, que se encarga de buscar sucesos extraños a lo largo del mundo. Este grupo está dirigido por un personaje del que solo se conoce su seudónimo, “El Cuarto Hombre”, llamado así debido a que el equipo de campo siempre está compuesto por tres personas.

El primer número comienza mostrándonos como esta curiosa organización intenta reclutar a un nuevo miembro, cuyo nombre es Elijah Snow. Este hombre es un “bebé de siglo”, denominación que se les da a los nacidos el primer día del siglo, quienes reciben ciertas capacidades sobrehumanas; teniendo Snow la capacidad de alterar la temperatura que le rodea, carecer de olor corporal y ser mucho más longevo que un humano normal.

A su vez, los otros dos integrantes del grupo son Jackita Wagner y The Drummer (El Batería). La primera es una mujer que viste siempre un traje ajustado negro, teniendo varias habilidades especiales, como son superfuerza, supervelocidad, supersentidos y una lentitud en el envejecimiento. Es la que aporta la fuerza de choque al grupo y en ciertos momentos la sensatez, aunque por contrapartida, sus sentimientos innatos la hacen ser totalmente inquieta.

Absolute Planetary

Por otro lado tenemos al joven Drummer, quien posee una curiosa capacidad, es capaz de localizar cualquier tipo de información o energía y actuar con ella, ya sea a través de una maquina o de energía psíquica entre otras. Es el que aporta el toque humorístico al grupo, provocando constantemente a su rudo compañero Snow.

Una vez presentados los tres integrantes del equipo de campo de Planetary, nos llevarán a lo largo de 27 episodios a conocer la explicación hacia los mayores secretos que alberga nuestro Planeta. La originalidad de Planetary recae en los hechos que nos narran, ya que Warren Ellis ha querido desempolvar los clásicos relatos o personajes del siglo XX para darles una nueva vuelta de tuerca. Así, cambiando el nombre a muchos de ellos para evitar problemas de derechos, nos encontramos claras referencias hacia Tarzán (llamado aquí Lord Blackstock en vez de Greystoke), Doc Savage (en referencia a Doc Brass), Sherlock Holmes, Superman o Godzilla entre muchos otros.

Absolute PlanetaryY estos hechos son narrados desde un sinfín de formas diferentes, creando episodios autoconclusivos en los que el equipo de campo se desplazará hacia cierto punto del globo terráqueo para densentrañar un nuevo misterio. Estas referencias que os he comentado están plasmadas en cada una de las historias, llevándonos así desde los clásicos relatos Pulp hasta la Golden Age del mundo del cómic, donde veremos la historia del joven Kal EL, Green Lantern o Wonder Woman reinterpretada. Pero Planetary no es solo un cómic con multitud de referencias bien creadas en las que podemos ver a James Bond o a la mismísima Marilyn Monroe, Planetary es un gigantesco puzzle perfectamente creado e ideado.

Porque aunque ya he comentado que cada capítulo es autoconclusivo, todos ellos, por muy distantes que parezcan unos de otros, tienen un perfecto nexo de unión que iremos conociendo a lo largo de las páginas.

Dentro de este nexo nos presentarán a un grupo de científicos denominado como “Los Cuatro”, quienes viajan al espacio y vuelven a la tierra con nuevos poderes que les hacen ser especiales. ¿Os suena de algo?¿tal vez de una curiosa familia de Marvel? Pues sí, Los Cuatro son una clara referencia a los 4 Fantásticos de Marvel, solo que esta vez, en vez de utilizar sus poderes para hacer el bien, su propósito es lograr para sí todo el conocimiento de lo extraño que existe en la Tierra. Así, como si de La Guerra Fría se tratase, iremos viendo como ambos grupos intentan ir un paso por delante de sus rivales para conseguir sus objetivos, enfrentándose a ellos en sendos momentos.

Absolute PlanetaryPero vuelvo a reincidir sobre mis propias palabras, Planetary es más que una obra cargada de referencias, debido a que desde principio a fin, el cómic irá evolucionando y dando explicaciones a todos los hechos que se suceden, por muy diversos e inexplicables que sean, llegando a su climax en las páginas finales, momento en el que seremos testigos de la grandiosidad de un gigantesco puzzle completado.

El trabajo que Warren Ellis ha hecho con esta obra es magnífico. Sucesos que van desde una remota isla de Japón abarrotada de gigantescos monstruos hasta naves que son capaces de navegar por los distintos universos, tienen perfecta concordancia en una historia que nos mantendrá pegados a sus páginas de principio a fin. ¡Y qué fin señores! Espectacular y perfectamente hilado todo.

Por otro lado, John Cassaday hace un trabajo formidable con las ilustraciones, ya que es capaz de manejar todo tipo de situaciones, sabiéndolas expresar y haciendo que lleguen al lector. Así, vemos como sabe plasmar desde un fantasma hasta un ser monstruoso, pasando por escenas en “tiempo bala” o la grandiosidad del universo sin encontrar ningún altibajo en su trabajo.

En nuestro país, podemos encontrar la obra recopilada de forma completa de la mano de Norma Editorial, bajo el formato Absolute. Esta edición se compone de 664 páginas, las cuales recopilan los 27 capítulos de la serie original y varios extras, entre los que encontramos un número especial llamado “Primavera Nuclear”, un artículo del director Joss Whedom y varias ilustraciones sobre la obra. El número “Primavera Nuclear”, que podría ser considerado como un número #0 ya que apareció en 1998, nos propone conocer desde los ojos del equipo de Planetary el origen de Hulk. Otro punto destacable de la edición Absolute son sus cuidadas portadas en formato cartoné y sus sobrecubiertas, sin olvidarnos de su tamaño, que es excelente para poder aprovechar esta obra en su máximo esplendor.

Planetary es un cómic espectacular, cuya grandeza se va apreciando a lo largo de sus páginas; pero es en su etapa final cuando adopta perfectamente el adjetivo de espectacular, donde es capaz de sorprendernos por la manera en la que han sabido encajar las difíciles piezas de cada historia. Una obra sin precedentes que recomiendo encarecidamente a todo lector asiduo de cómics que disfrute con la ciencia ficción.

“Es un mundo extraño, mantengámoslo así.”

Absolute Planetary

¡No te vayas sin comentar!