En memoria de… Burgess Meredith

Burgess Meredith

Los que conozcáis un poco acerca de Burgess Meredith, posiblemente sepáis que murió hace ya 15 años, concretamente un 9 de septiembre de 1997, por lo que esta reseña sobre él, podríamos calificarla como un homenaje. Y la verdad es que un hombre con una trayectoria profesional como la de Burgess Meredith, con más de 100 películas a sus espaldas bien merece un homenaje. A Burgess le conocimos principalmente por el papel de Mickey Goldmill en la saga de cine de “Rocky” que os estamos reseñando en La Casa de EL aunque también ha interpretado otros muchos papeles de los cuales seleccionaremos algunos de ellos, adelantándoos que en uno de ellos tuvo una “estrecha relación” ni más ni menos que con Batman; pero antes de llegar a este punto empecemos por el principio en este “En memoria de… Burgess Meredith“.

Winterset
Portada del DVD de Winterset con Burgess Meredith

Burgess Meredith nació un 16 de noviembre de 1907 en Cleveland, EEUU realizando trabajos en la marina mercante y como hombre de negocios hasta que en el año 1929 comenzara su carrera actoral. Sin embargo, antes de verle en la gran pantalla, le vimos en los escenarios representando obras de teatro como algunos clásicos de Shakespeare o la representación de “Alicia en el País de las Maravillas” en 1933 en su debut en Broadway.  El salto a la gran pantalla lo dio en 1936 con “Winterset“, película que previamente había representado en los escenarios. A partir de aquí su carrera en la gran pantalla fue sumamente prolífica trabajando en una gran cantidad de filmes de los cuales, destacaremos aquellos por los que más se le conoce.

Una de las películas en por las que se le conoce, fue “Lo que piensan las mujeres“, filme en el que trabajó bajo las órdenes de Ernst Lubitsch y que una vez más fue una versión de una obra teatral, concretamente de “Divorçons” de Victorien Sardou y Emile deNajac, obra que el mismo Lubitsch ya había llevado al cine mudo en 1925. También fue conocido por películas como “De ratones y hombres” de 1939, la cual fue la primera adaptación cinematográfica de la novela de John Steinbeck o “The story of G.I. Joe” en 1945, la cual fue conocida en España como “También somos seres humanos” y compartió protagonismo con Robert Mitchum.

Pasando el tiempo se atrevió con otras cosas. Por ejemplo, fue guionista y productor en 1946 de “Memorias de una doncella“, así como la producción de otra película 2 años después titulada en español “Una encuesta llamada milagro“. Pero no se quedó ahí. También le vimos dirigiendo en 1949 “The Man on the Eiffel Tower“, una película de suspense basada en la novela del escritor belga Georges Simenon, “La Tête d’un homme” (La cabeza de un hombre) y donde además de dirigir, también actuaba junto a Charles Laughton o Franchot Tone.

Pero a pesar de sus pinitos fuera del objetivo de las cámaras, donde mejor ha hecho su trabajo ha sido como actor y prueba de ello son la cantidad de series de televisión en las que participó como por ejemplo “Bonanza“, “Dimensión Desconocida” o “Tail Gunner Joe“, con la cual consiguió ganar un Emmy; pero si tenemos que elegir una serie en la que triunfó con el personaje que interpretó esta es la serie de Batman de los 60, haciendo de El Pingüino, un personaje el cual mostró sus dotes interpretativas gracias a los interminables monólogos a los que nos tenía acostumbrados y a los peculiares andares marca de la casa del mismo Burgess Meredith al cual se le reconocía tras ese barrigón de pega y esa nariz postiza. Además también fue conocido por haber puesto la voz al personaje animado Puff, el dragón mágico.

Pingüino
Burgess Meredith como El Pingüino

Siguiendo con el cine y continuando en la década de los 60 pudimos verle junto a actores de la talla del mismísimo John Wayne, Kirk Douglas o Henry Fonda en la película de 1965 “Primera Victoria“. Además también le vimos desempeñando un pequeño papel como tendero en el famoso western  “El oro de MacKenna” de 1969 con actores de la talla de Gregory Peck, Omar Sharif o Telly Savalas entre otros. Además también hizo sus pinitos por el cine español estando bajo las órdenes del director José Luis Borau en la película de 1974 “Hay que matar a B.”

Y es en este punto cuando llegamos a la antesala de aquel personaje que interpretó y al que varias generaciones lo consideramos como alguien sumamente entrañable, un hombre cascarrabias pero a su vez, nos provoca una nostalgia hoy por hoy que cada vez que le recordamos en su paso por la mítica saga y sus grandes momentos, muy posiblemente se nos ilumine el rostro al pasar por nuestra mente cada uno de los fotogramas de las películas de “Rocky” de 1976, “Rocky II” de 1979, “Rocky III” de 1982 y “Rocky V” de 1990. Sin duda, el papel de Mickey Goldmill fue una de sus mejores interpretaciones y muy posiblemente, de las más recordadas, por no decir la más recordada por haber llegado a ser el entrenador de otro personaje que se convirtió en mito, a saber, Rocky Balboa, interpretado por Sylvester Stallone.

Mickey Goldmill
Burgess Meredith fue Mickey Goldmill en la saga de Rocky

Además de esto, también se le vio en otras muchas películas. Por ejemplo, en los 70, realizó un excelente papel en “El día de la langosta“, película de 1975, la cual era una adaptación de la novela de Nathanael West. En los 80, también se le vio en la versión de “Furia de Titanes” de 1981, donde interpretaba al dramaturgo y erudito Ammon, ejerciendo de mentor de Perseo, junto a otros actores y actrices de la talla de Laurence Oliver o Ursula Andress entre otros y este mismo año participó junto a Robert De Niro y Robert Duvall en “Confesiones verdaderas“. También se le vio en 1987 en la película animada titulada “G.I. Joe – La película“, poniendo la voz a Golobulus.

Golobulus G.I.Joe
Burgess puso la voz de Golobulus

Además, tras “Rocky V” aún se le pudo ver en varias películas más, entre las que destacamos “Dos viejos gruñones” y su secuela junto a Jack Lemmon y Walther Matthau en los años 1993 y 1995 respectivamente.

Sin duda alguna, Burgess Meredith tuvo una excelente y gloriosa carrera aunque no pudo engalanarla con ningún Premio Oscar, a pesar de que estuvo nominado en dos ocasiones como mejor actor de reparto tanto en “Como plaga de langosta” como en “Rocky“.

En cuanto a su vida sentimental fueron hasta cuatro las mujeres que llegaron a pasar por el altar con Burgess Meredith, incluyendo a la actriz Paulette Goddard, exmujer del mismísimo Charles Chaplin. Goddard y Meredith estuvieron juntos desde 1944 hasta 1949. Antes también estuvo casado con Helen Derby de 1933 a 1935 y con la actriz Margaret Perry de 1936 a 1938. Desde 1959 a 1997, año de su muerte, estuvo con Kaja Sundsten. Como he mencionado, ya hace 15 años, concretamente un 9 de septiembre de 1997, falleció en su casa de Malibú víctima de un melanoma, además de padecer durante estos últimos años la enfermedad de Alzheimer.

Sin embargo, a pesar de su fallecimiento, siempre será recordado por sus excelentes papeles, en donde su peculiar voz y la fuerza que transmitía a sus personajes, principalmente el del gran Mickey Goldmill, hacían que a pesar de su pequeña estatura, fuera alguien grande, muy grande.

Fan de Rocky, Superman y, en definitiva, el buen cine, tanto moderno como clásico. Disfruto con un buen libro así como leyendo a Mark Waid o a Alan Moore y viendo dibujar a Alex Ross o los Romita entre otros. También disfruto con videojuegos tanto actuales como de antaño con las consolas de 8 y 16 bits y me entusiasman las series tipo sitcom o de ciencia ficción. @GigioPoloux

2 Comentarios

  1. La muerte de su personaje Mickey en Rocky 3 es para mi uno de los momentos más tristes y emotivos de la historia del cine,con eso lo digo todo,y a ese le añado el flashback en Rocky 5,increiblemente emotivo,y en el que ya le vemos bastante más anciano que en las primeras pelis de la saga,Rocky 5 es de 1990 por lo que ahí ya tenía 83 años.

    Una pena que un actor tan genial no ganase nunca un Oscar,el personaje de Mickey lo merecia sin duda.

    Es cierto que aparece en “El Oro de Mackenna”,yo le descubrí hace años sin ver los créditos,le vi y me dije “pero si es Mickey joder”,aunque creo recordar que sale con gafas y otro peinado.

  2. Sin duda, creo que es una injusticia que alguien de la trayectoria de Burgess Meredith no lograra conseguir nunca la estatuilla. Sin embargo, para muchos, Mickey es todo un ganador aunque los “expertos” que otorgan los Premios de la Academia jamás lo llegaran a ver así…

¡No te vayas sin comentar!