Gurren Lagann: Las luces en el cielo son estrellas

Todo viaje llega a su fin por muy épico y emocionante que este haya sido, y Gurren Lagann no es una excepción. Tras el recorrido a la primera parte de la serie que fue “El fin de la infancia”, Selecta Visión nos trae la segunda película/resumen llamada “Las luces en el cielo son estrellas”.

Caratula-Gurren-lagann-las-luces-en-el-cielo-son-estrellasTítulo original: 劇場版天元突破劇場版 天元突破グレンラガン 螺巌篇 Gekijōban Tengen Toppa Guren Ragan Ragan Hen

Distribuidor: Selecta Vision en eventos de Japan Weekend

Director: Hiroyuki Imaishi

Guion: Kazuki Nakashima

Reparto: Tetsuya Kakihara (Simón), Katsuyuki Konishi (Kamina), Marina Inoue (Yoko), Yukari Fukui (Nia)

País: Japón

Año: 2009

Duración: 112 min

Calificación: No recomendada para menores de 13 años

Formato: DVD

La estrategia por parte de Gainax de exprimir la repentina fama que adquirió Tengen Toppa por todo el mundo llegó a su fin con el estreno en cines japoneses de esta película, la cual resume los últimos episodios de la serie con el añadido de unos pequeños cambios argumentales para sorprender a los fans. Sin embargo, no debemos engañarnos, la historia es la misma, así como su desenlace. Continúa justo donde terminaba “El fin de la infancia”, con Simón enfrentándose a Lord Gennome, el Rey Espiral. El combate se alarga durante horas, con todo el mundo exhausto y los gunmen de ambos destrozados, por lo que el destino de la humanidad se decide en un combate cuerpo a cuerpo en el que Simón tiene las de perder. Sin embargo, tras unas palabras de ánimo por parte de NiaSimón consigue asestar un golpe final en el pecho de Lord Gennome, cuyas últimas palabras resultan ser enigmáticas:

“En el mismo momento en el que vosotros, monos ignorantes, salgáis al espacio, la Luna se convertirá en un mensajero del infierno”

nia-anti-espiralSiete años después de la caída de Teppelin, en su lugar se erige ahora Kámina City, una ciudad próspera y en paz, en la que la antigua Brigada Gurren realiza trabajos administrativos y de gobierno. Simón y Nia se han prometido, Yoko es profesora, Leeron se encarga del departamento científico, el cual ha enviado la primera misión al espacio… Y es precisamente tras esto cuando las últimas palabras de Lord Gennome se convierten en profecía: un ejército enemigo, conocidos como los antiespirales, ataca la ciudad, con la única intención de matar a toda la raza humana lanzando la luna contra la tierra y con una desagradable sorpresa para Simón,  Nia resulta ser una de ellos. Pronto toda la humanidad se vuelve en contra de la Gran Brigada Gurren, culpándoles del ataque afirmando que de no ser por ellos seguirían viviendo bajo tierra, sin conocer el cielo, cierto, pero vivos. Todos los planes por evitar el ataque e intentar salvar la mayor cantidad de personas fracasan uno detrás de otro, pero una vez más Simón carga sobre su espalda el destino de toda la raza humana: su taladro es el que perforará el cielo, y si un muro se interpone entre él y su destino, simplemente lo derribará.

A diferencia de la anterior película, esta contiene mayor metraje nuevo, aunque la historia se mantiene igual hasta la batalla final, y los cambios realizados en esta buscan simplemente la espectacularidad manteniendo el final intacto, mientras que a lo largo de la película vamos viendo pequeños cambios para adaptar la historia original a esta versión más resumida. El espíritu de la serie se mantiene, por lo que al igual que esta y su anterior película se convierte en un producto muy recomendable para aquellos que no necesitan argumentos intrincados para pasar un buen rato. Se debe considerar, eso sí, todo como un solo producto, ya que argumentalmente puede resultar poco interesante para aquellos que no hayan visto la primera parte, además que se pierde la sensación de “In crescendo” que caracterizaba la serie original: las “pequeñas” batallas del principio de la serie se han convertido aquí en una orgía de explosiones y batallas a escalas astronómicas… frase que cobrará todo su sentido en la batalla final, lo prometemos.

La música es de los mejores apartados de esta producción, aunque sin ninguna novedad respecto a la serie. Se mantiene, eso sí, dos de los grandes momentos que ilusionaron a los fans, acompañados del inolvidable tema “Libera me From Hell”.

Al igual que su antecesora, la edición por parte de Selecta Visión es más que correcta, siendo el único inconveniente el tiempo que ha pasado desde el auge de la serie y que tan solo puede adquirirse en eventos realizados por Japan Weekend. El doblaje es el mismo que en la primera película, con voces desconocidas en su mayoría pero con talento, lo que ayuda a personalizar y humanizar a los personajes.

Resumiendo, nos encontramos ante un espectáculo que en ningún momento pretende buscar la seriedad o el rigor científico, tan solo entretener al espectador durante las casi dos horas que dura con la ayuda de unos personajes carismáticos e increíbles escenas de acción, parecido a lo que intentaría años después Michael Bay y su Transformers 3, solo que en el caso de Gurren Lagann Gainax realmente consiguió conectar con el público.

Kittan, en uno de los mejores momentos de la película
Kittan, en uno de los mejores momentos de la película
Cuentista. Aficionado a muchas cosas, experto en pocas. Quizá algún día la suerte esté de mi lado y engatuse alguna editorial para que me paguen por una de las cosas que más me gusta: escribir. De momento lo hago gratis, pero las donaciones en forma de patatas fritas y un helado ocasional se agradecen.

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!