Marvel Deluxe: Planeta Hulk (Integral)

Planeta Hulk IntegralMonstruo, violento, incomprendido, indominable, caótico, destructor. Todo esto es lo que veían el “Consejo de Sabios” de los Illuminati en Hulk, alguien incapaz de controlarse y cuya supuesta única parte humana, la de Bruce Banner, tampoco podía ejercer dominio sobre el monstruo de fuerza extrema e ira desmesurada. Todo esto hizo que pensaran que alguien así no podía continuar en la Tierra que estaba viviendo una guerra civil (Civil War), en donde la presencia de Hulk podría hacer que el resultado de la guerra se inclinara de forma significativa hacia un bando u otro. En base a ello optaron por tomar la determinación que desencadenó la épica historia que vemos en Planeta Hulk y de la cual os hablaré.

Primeramente debemos destacar la “cuasinovedad” de esta historia. Y pongo el prefijo “cuasi” porque a pesar de que la historia es distinta sí que nos recordará bastante a la que Bill Mantlo nos contó en julio de 1984 en “Incredible Hulk #297” cuando Pesadilla decidió usar a Hulk para ir en contra del Doctor Extraño, lo que le indujo a que le exiliara no a un solo mundo sino a “La Encrucijada” una confluencia entre dimensiones, donde podría encontrar su lugar y de este modo, no hacer más daño a la tierra. Del mismo modo, Greg Pak, nos cuenta en Planeta Hulk, esta extraordinaria epopeya en donde el Goliat Esmeralda consigue ser él mismo, sin necesidad de que su descontrol provoque problema alguno sino todo lo contrario, haciendo que su fuerza descontrolada e ira le sirvan de ayuda para convertirse en héroe de todo un planeta.

No hay duda de que Pak consigue hacer que vivamos esta historia muy de cerca, logrando que sintamos lo mismo que sentía Hulk en muchos momentos y creando un vínculo empático entre Hulk y el lector donde los actos de unos y otros nos llevarán a deshumanizar a los humanos y humanizar al monstruo como tal, y no en la forma de Bruce Banner. Y es que, como os contaba al principio, la falta de control de Hulk, habían hecho que los Illuminati tomaran una decisión: La decisión de exiliarle a otro planeta, por lo que usando una copia del director de S.H.I.E.L.D., Nick Furia, le convencieron para que entrara en una nave que acabaría llevándole a un planeta inhabitado pero con recursos suficientes para vivir, en donde Hulk podría destrozar lo que quisiera y Bruce Banner conseguiría hallar la paz que anhelaba, todo esto, aderezado con unas palabras explicativas que nos sonarán más a excusa para exculpar su conciencia en donde el Dr. Reed Richards le dejaba grabada en la nave que le iba a llevar a ese “lugar mejor” y las cuales os pongo a continuación:

Siempre he creído que éramos amigos, Bruce. De verdad que lo siento. Pero por tu bien y el nuestro, te mandamos lejos. Es la única manera en que podemos estar seguros.

Planeta Hulk CaieraSinceramente, ¿a quién podrían tranquilizar estas palabras? ¿Quién podría entenderlas? A mi me sonarían a patada en el culo con modales y traición edulcorada, por lo que posiblemente nuestro enfado sería monumental. Imaginémonos por tanto, el enfado que podría tener Hulk. Además la nave finalmente no sigue su rumbo establecido y acaba aterrizando en Sakaar, un planeta lleno de peligros en donde Hulk puede mostrarse tal cual es, sin dar apenas oportunidades de aparecer al “débil humano” Bruce Banner, puesto que en ese lugar su fuerza bruta e ira incontrolada no generan problemas sino soluciones, aunque realmente, Banner sí aparecerá un par de veces pero no lo hará más por vergüenza pues, en esta ocasión, él es quien se sentirá fuera de lugar. De este modo, en este extraordinario tomo veremos a un Hulk que pasa de ser esclavo a gladiador, de gladiador a líder de una rebelión contra el poder dictatorial y sanguinario del malvado Rey Rojo, de líder de la rebelión a héroe de todo un planeta y finalmente, rey del mismo. Todos estos acontecimientos se ven plasmados en esta obra en la que Greg Pak nos cuenta con todo lujo de detalle, consiguiendo vivir las etapas, que el esclavo cuya sangre hacía que en lugares yermos creciera vegetación, iban transcurriendo pasando a ser conocido como Cicatriz Verde, el Sakaarson o hijo de Sakaar, que según las profecías, haría que el planeta lograra la unidad.

Además, en este cómic se nos presentará a un Hulk que se sentirá mucho más suelto, veremos más diálogo suyo y conseguirá tener una vida feliz y plena logrando cosas que como Hulk, le habían resultado muy complicadas, porque no solo será el que traería paz y unión a Sakaar, sino que en el tramo personal, también conseguirá demostrar que es más inteligente de lo que se le ha pintado en otras ocasiones, debido a la excelente labor que hará como líder y estratega, llegando a conseguir amigos, seguidores y, lo más importante, el amor. De hecho, me atrevo a decir que esta historia puede considerarse como la más íntima de Hulk, pues no tiene que esconderse y siendo feliz consigue él solo, por su propia iniciativa, llegar a vivir sin ira.

Por otra parte, tenemos el gran trabajo que el dibujante filipino, Carlo Pagulayan realizó ayudando mucho en la historia con la recreación de los paisajes del planeta Sakaar, que ayudan mucho al lector a ubicarnos y vivir las situaciones que Pak narra en Planeta Hulk. Sin embargo, no solo se ve la calidad de sus dibujos en sus paisajes, sino que también podremos disfrutar de muchos de sus personajes, recreando a los “monstruos salvadores” y compañeros de Hulk, a saber, Miek, Hiroim, Nido, Korg o Elloe, así como al mismo Rey Rojo, su sombra, Caiera o las amorfas espinas. Sin duda, las excelentes ilustraciones de Pagulayan junto con el trabajo de Aaron Lopresti ayudan a identificar a estos personajes, algunos de los cuales, ya se les había visto anteriormente y se les había rescatado para esta excelente obra, como por ejemplo, Korg, al que se le vio enfrentándose a Thor en “Journey into mistery #83” del año 1963 o Nido, quien fue parte integrante de la colmena que pondría las cosas difíciles a la Patrulla X en “Uncanny X-Men vol. 1 #155” de 1982.

Este cómic perteneciente a Panini Comics, en la reseñada versión Marvel Deluxe, consta de un tomo de 400 páginas a color con encuadernación cartoné por 34,95€, en donde nos encontraremos un jugoso material extra en forma de ilustraciones y portadas alternativas de la mano de Oscar Ladrön o Michael Turner, además de contar con varios bocetos de Carlo Pagulayan, una entrevista a Greg Pak o un mapa de Sakaar entre otras cosas.

Mapa de Sakaar

Sin duda, una excelente historia, ampliamente recomendable en donde veremos al Gigante Esmeralda en estado puro y que servirá como preludio de los acontecimientos de “World War Hulk“.

 

 

Fan de Rocky, Superman y, en definitiva, el buen cine, tanto moderno como clásico. Disfruto con un buen libro así como leyendo a Mark Waid o a Alan Moore y viendo dibujar a Alex Ross o los Romita entre otros. También disfruto con videojuegos tanto actuales como de antaño con las consolas de 8 y 16 bits y me entusiasman las series tipo sitcom o de ciencia ficción. @GigioPoloux

¡No te vayas sin comentar!