30 Días de Noche: La Trilogía Original

30 Días de Noche: La Trilogía OriginalCorría el año 2002 cuando por aquel entonces un desconocido escritor de novelas gráficas llamado Steve Miles publicaba de la mano de la editorial IDW una obra llamada “30 Días de Noche”. Este relato, que fue creado en su origen como un esbozo para una película, tomo forma gráfica gracias al dibujante Ben Templesmith, haciendo que pronto alcanzase gran fama. Con el tiempo aparecieron varias secuelas realizadas por el mismo dúo creativo, como fueron “Días Oscuros” y “Regreso a Barrow”; y posteriormente han ido editándose nuevos números, aunque ya no se han visto implicados en ellos ni Miles, ni Templesmith. Además, no debemos olvidar la adaptación al cine que apareció en el año 2007, la cual aunque tiene algunas variaciones, mantiene la esencia original.

Norma Editorial ha decidido recopilar las tres historias originales en un mismo formato integral, donde nos cuentan lo ocurrido originariamente en el pueblo de Barrow, su secuela centrada en la ciudad de Los Ángeles, y otro relato ambientado nuevamente en la ciudad perteneciente al estado de Alaska.

Todo comienza con la presentación de Matt, un vampiro que como otros, vive oculto saciándose de la sangre de sus víctimas hasta que descubre fortuitamente la existencia de un pueblo llamado Barrow. Este, perteneciente al condado de Alaska, tiene la particularidad de que en Noviembre padecen una carencia de luz que abarca aproximadamente 30 días. Como os podréis imaginar, esto supone toda una grata noticia para quienes llevan años teniendo que estar ocultos entre las sombras por miedo a ser detectados, lo que les supone una constante agonía alimenticia.

A partir de aquí, la historia nos sitúa en el 17 de Noviembre de 2001, donde conocemos al Sheriff Eben y a su esposa Stella, quien sirve como su ayudante. Durante dicha fecha, los habitantes de Barrow abandonan el poblado para ir a zonas más luminosas, debido a que muchos no pueden soportar este periodo de ausencia de luz. Pero los que quedan, se dan cuenta de que sus teléfonos móviles han sido robados y han aparecido incinerados, dejándoles totalmente aislados. A partir de este momento, veremos la llegada de un oscuro forastero a Barrow, quien vaticina el fin del poblado y sus habitantes. Esto será el principio de una ola de ataques por parte de un grupo de vampiros, quienes han elegido la ciudad para pasar un periodo vacacional, saciando así su apetito natural.

30 Días de Noche: La Trilogía Original

El siguiente relato, “Días Oscuros”, nos muestra a una superviviente de Barrow (no mencionaré su nombre para no hacer spoilers), quien se muda a Los Ángeles para presentar su libro titulado “30 Días de Noche”. Como curiosidad, mencionar que además de hacer referencia homónima hacia la primera novela gráfica de la serie, la cubierta del libro también mantiene la misma portada. Con la presentación de dicha novela, su autora pretende dar a conocer al mundo los tenebrosos sucesos ocurridos en la fría ciudad, pero no le será fácil, ya que además de luchar contra las editoriales que lo catalogan como ciencia ficción, tendrá que enfrentarse a un grupo de vampiros que intentarán mantener lo ocurrido en secreto.

Finalmente tenemos la tercera historia bajo el título “Regreso a Barrow”, en la cual, nos enteramos de que los vampiros han ido azotando la ciudad desde la primera carnicería, aunque ahora, sus habitantes están mucho mejor preparados. Entre dichos ciudadanos vemos a un nuevo Sherif, Brian Kitka, hermano de uno de los que perecieron en la primera oleada; quien ha viajado al pueblo con el fin de esclarecer lo ocurrido años atrás. Para esta ocasión, los vampiros también contarán con ayuda extra, otorgada por un agente del FBI y vampiro llamado Norris; aunque todo se volverá difuso cuando empiezan a sucederse extrañas muertes vampíricas.

30 Días de Noche: La Trilogía OriginalCon un excelente guion, que como ya comenté en su inicio, fue creado con la idea de llegar a ser un filme (algo que casualmente ocurrió años después); “30 Días de Noche” se convirtió en un nuevo enfoque hacia los vampiros. Dejando de lado a los chupasangre de origen religioso o a los de carácter más ilustrado, esta historia nos muestra un ser mucho más oscuro y cruel, que disfruta masacrando a sus enemigos y que se comporta en ocasiones como una manada de salvajes animales. Pero a su vez, están dotados de un sistema jerarquizado que actúa ordenadamente con el fin de mantener su existencia en secreto. Porque al contrario que otros vampiros, estos temen ser descubiertos, ya que de llegar a ocurrir, se convertirían en el blanco mundial, por lo que verían mermadas sus filas.

En lo que respecta al dibujo, Ben Templesmith le otorga un estilo abstracto, grotesco y en ocasiones hasta difuso; pero todo ello es parte de esta oscura pesadilla que viven los habitantes de Barrow. Esa oscuridad hace que al leer cada página, sintamos la confusión que deberían estar sufriendo en dicho momento sus protagonistas, creando una tenebrosa atmósfera que envuelve al cómic. También es cierto que dicho estilo artístico tiene multitud de detractores, ya que no todo el mundo es capaz de disfrutar con una obra así; por muy innovadora e inmersiva que pretenda ser.

En cuanto a la edición que la editorial Norma ha publicado en nuestro país, esta se compone de unas cubiertas forradas de tela en formato cartoné, sobre las que hay varias aspectos en plata, tanto en su lomo (nombre y artistas), como en su portada (cráneo de un vampiro). Además, el volumen dispone de unas cuidadas sobrecubiertas con la portada estampada en brillo, y se compone de 384 páginas a color; entre las que se incluye una galería de ilustraciones, además de un prólogo del célebre Clive Barker. La obra en sí es totalmente recomendada para todo aquél que quiera disfrutar con una escalofriante historia de vampiros, donde añadan un soplo de aire fresco a la cantidad de relatos que ya hay sobre ellos.

¡No te vayas sin comentar!