Toyland: Made in USA

Toyland: Made in USAEl cine, los cómics y los videojuegos han sido inspiración de multitud de juegos y juguetes; y esto no ha sido menos en cuanto a la fabricación de muñecas de colección. En España poco podemos más que encontrar alguna adaptación que Mattel nos hace llegar con la muñeca Barbie, pero si pensábamos que eso era lo único que había estábamos muy equivocados. Esto nos lo hacen ver Núria Simón y Guillem Medina con la publicación de su nuevo libro Toyland Made in USA, donde nos llevan a través del tiempo en lo que han sido las muñecas americanas más influyentes.

Tras una breve introducción por parte de los autores explicando algunos detalles de la elaboración del libro, tenemos ante nosotros 200 páginas gustosamente ilustradas con fotografías seleccionadas de estas muñecas. El libro está ordenado por casas o empresas que han abarcado el mundo de las muñecas desde principios de siglo hasta la actualidad, destacando el hecho de que los autores han centrado sus intenciones en acercar al coleccionista español otras propuestas de muñecas que en nuestro país nunca se pudieron comprar. Felizmente hoy día gracias a internet esto es posible, por lo que este libro nos sirve como una guía de lo que nos hemos perdido durante mucho tiempo y que ahora nos pone los dientes largos para intentar conseguirlo.

En cuanto a adaptaciones cinéfilas nos sorprende una pionera en el tema: Madame Alexander quien en la época de los años 30 introdujo en sus muñecas los personajes de Alicia en el País de las Maravillas, Mujercitas y Lo que el viento se llevó; así como representaciones de algunas actrices famosas en su época.

Pero sin embargo, lo más destacado en cuanto a adaptaciones de cine y cómic en la industria muñequera en este libro lo encontramos en Tonner. Robert Tonner llegó a ser uno de los mejores diseñadores de la empresa para la que trabajaba y siendo coleccionista de muñecas comenzó a introducir sus conocimientos en la fabricación de algunas, las cuales recibieron muy buena crítica ganando más de un premio lo que le llevó a perfeccionar sus creaciones. Más tarde dejó el diseño de la moda para dedicarse exclusivamente a diseñar muñecas naciendo Robert Tonner Doll Company. Entre sus colecciones más afamadas y exitosas hayamos las Hollywood Glamour con representaciones de actrices como Joan Crawford, Bette Davis o Ava Gadner.

Toyland: Made in USAY es a partir de 2005 que Tonner se interesa en personajes ficticios como sucedió inicialmente con Catwoman, inspirada en Halle Berry. Aunque no es la única chica de cómic de la cual Tonner nos ha deleitado pues en este libro tenemos unas páginas dedicadas a las DC Stars, que aunque las imágenes nos muestran a las más representativas, como podemos leer son muchas las que han sido “amuñecadas” y no solo en sus formas más conocidas, sino también en algunas de sus versiones como el modelo Amazon Princess que era una representación de Wonder Woman como diosa griega o el modelo Kryptonian Silver Casual de una Supergirl al más puro estilo de gala en Krypton. Muchas otras féminas en el mundo del cómic han sido hechas muñecas por Tonner, pero los personajes masculinos también han tenido cabida, aunque no pueden quitar protagonismo ni por asomo a las superheroínas sexys de la firma.

En cuanto a las muñecas, el cine y Tonner tenemos en este libro algunas páginas que harán del coleccionista su deleite. El lector podrá disfrutar de algunas representaciones vistas o por ver en otras empresas, como son Lo que el viento se llevó y El mago de Oz. Y de estas representaciones hay cuatro platos fuertes en el libro. Primero nos abrimos el apetito con Harry Potter, una breve y concisa explicación del éxito de los libros, el film y todo el merchandising relacionado del cual Tonner se hizo partícipe, con ejemplares de alta calidad, entre los que están Voldemort, pieza que fue exclusiva de la juguetería FAO Schwarz. En segundo lugar están los personajes de la saga Crepúsculo que se han ido añadiendo poco a poco en las sucesivas colecciones dotando a la colección de mayor número de personajes así como de distintos atuendos.

Toyland: Made in USA

Los detalles se hacen notar en los personajes de Piratas del Caribe, destacando el modelo High Seas Elisabeth Swan representando a la protagonista vestida de pirata con el pelo suelto el cual salió a la venta por 200 dólares y con tan sólo 2000 unidades. Y en cuanto a limitación de ejemplares, más cortos se quedaron en cuanto a las elfas de El Señor de los Anillos, cada cual de 1500 ejemplares. Solo cuatro personajes vieron la luz como muñecos de Tonner en la amplia fantasía de Tolkien, tres elfos y un humano, evidentemente solo quiso a los más guapos: Arwen, Galadriel, Aragorn y Légolas. Otro de los aciertos de Tonner que queremos mencionar es Ellowyne Wilde, la fashion doll gótica, melancólica y solitaria que tan de moda está entre las culturas actuales.

A medida que avanzamos páginas nos sorprenden varias empresas de menos magnitud pero no de menor calidad, contándonos los autores orígenes y biografías inventadas de dichas muñecas entre las que resaltamos algunas de las empresas Effanbee con su adaptación del cómic de Brenda Star, reportera que goza de un exquisito gusto al vestir y que cuenta con una amplia gama de “amigas” con las que compartir vestuario; a Evangeline Ghasty, muñeca del más alto glamour gótico que se ha hecho cotizadísima en internet; las hadas de ensueño de la creadora Ashton-Drake y sobre todo a las Integrity Toys por su alto realismo y sofisticación en los rostros y vestuarios de las muñecas, que harían palidecer a más de un Hot Toys con sus más de 21 puntos de articulación, sobre todo desde que Jason Wu llegó a esta empresa.

Toyland: Made in USA

Finalmente, este libro que ha editado Astiberri Ediciones con un precio de 19€ y formato cartoné, nos abre a un mundo desconocido para muchos en cuanto al coleccionismo de muñecas que si además somos fans del cine y del cómic aumentarán nuestras alegrías y tendremos una guía para no perdernos lo que esta fábrica de sueños nos ofrece.

¡No te vayas sin comentar!